Lo imprescindible

Juana Samanes

Crítica de cine


Uno para todos

19/09/2020

Aunque desde hace años los franceses han convertido el tema de la educación en casi un subgénero cinematográfico, debido a la gran cantidad de películas en las que exploran sobre este tema, el español David Ilundain no se ha quedado atrás haciendo un filme delicioso sobre los retos de los profesores tanto profesional como personalmente. Para ello ha contado con el guion de Coral Cruz (Incerta Glòria) y Valentina Viso (María y los demás).
Aleix, un profesor interino, sustituye a una compañera de baja por maternidad en un pueblo de Aragón. Además de ser el maestro, también le corresponde ser el tutor de Sexto de Primaria. Pronto descubre que uno de sus alumnos está gravemente enfermo y, cuando tiene que volver al aula, se enfrenta a un problema inesperado: ninguno de sus compañeros, de solo 11 años, quiere que vuelva. 
Buena propuesta de cine realista que aborda temas candentes como el acoso escolar, la vocación profesional, la precariedad laboral o la super protección de los padres. Uno para todos supone un homenaje a los buenos maestros, esos que alientan a sus pupilos y que se involucran con su alumnado porque les interesa no solo transmitir conocimientos sino que les aprecian y desean que sean capaces de valorar lo importante para convertirse en futuros hombres y mujeres de provecho. 
Si Ilundain apuesta por un retrato optimista, ello no le impide que su profesor tenga sus luces y sus sombras porque no todo es perfecto ni con los seres queridos. Su Aleix es una especie de profesor Keating (El club de los poetas muertos) a la española. 
El estupendo reparto de chavales que interpretan a los alumnos de Primaria está bien encabezado por David Verdaguer, un actor del que conocemos su talento y la naturalidad que imprime a sus personajes por trabajos en recomendables dramas como Verano 1993 o Los días que vendrán. En una historia que se rodó en Caspe (Zaragoza) y Arenys de Munt (Barcelona). 
La leyenda, entendida como publicidad, de la película afirma: «Un profesor te puede cambiar la vida. Un alumno también». Es una buena definición de esta cinta llena de humanidad sobre segundas oportunidades y sobre la capacidad de rectificar. Una propuesta ideal para programar en un cineclub con chavales.



Las más vistas

Opinión

Envidia de vida

Les encanta ir a por el pan y que la panadería huela a pan. Les gusta el súper que vende un poco de todo (un Corte Inglés rural). Este año han ido a por setas, hongos y níscalos, y mandan fotos a sus compañeros urbanitas

Opinión

Colapso

Parece imposible la confluencia entre unos intereses económicos y sanitarios que discurren en paralelo y se anulan mutuamente

Opinión

Tabúes

Odio los eufemismos del tipo «el día que me vaya», «que la tierra le sea leve» o la famosa «larga enfermedad» para referirse al cáncer