ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista. Editor de informativos de RTVCyL


Ahora sí

Horas antes del abrazo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias los futuribles socios del candidato socialista votaron a favor de la autodeterminación en el Parlamento de Cataluña. Al día siguiente del achuchón entre Pedro y Pablo, Arnaldo Otegi ofrecía el apoyo de sus cinco diputados de Bildu a cambio de la libertad de los políticos presos y del reconocimiento del derecho a la autodeterminación. Esa misma mañana, los acólitos de Junqueras ponían precio a los escaños de ERC para investir presidente al secretario general del PSOE: regresar a la mesa de partidos de Pedralbes y fichar al famoso relator. Un condenado por terrorismo y un condenado por sedición sacan brillo a sus diputados decisivos mientras esperan a que a Sánchez le empiecen a entrar las prisas.
El abrazo que no fue posible tras las elecciones de abril Ahora sí (como predijo el lema socialista en la última campaña) se ha hecho realidad superadas las urnas de noviembre. Lo que todavía no sabemos es cuándo les cuadrarán los números para que el Sí se convierta en el Ya. Del capricho de Pedro Sánchez y sus asesores de cabecera por repetir los comicios ha surgido un Parlamento en el que una buena parte de sus integrantes harían bien en ir a los plenos con boina. El Congreso va a tener una amplia representación de pequeños partidos, nacionalistas, independentistas, regionalistas,... que sólo mirarán por su ombligo y que van a vender muy caros sus votos para que salga adelante cualquier iniciativa de medio pelo.
Visto el éxito electoral de las propuestas más locales, de esas que sólo se preocupan por lo suyo, en la próxima cita con las urnas surgirán nuevas siglas cuyos intereses no irán más allá de una linde o del cartel que nos anuncia que hemos cambiado de provincia.



Las más vistas

Carta del Director

La extraña pareja

En el Burgo parecen decididos a hacer frente a las recomendaciones de Madrid. El presente de un territorio también se escribe con interpretaciones fuera de guion como las protagonizadas por Navas y Cobo

Opinión

La cacharrería

En vez de reconstruir el destrozo que heredó de su antecesora, Yolanda de Gregorio ha ido convirtiendo la sede de la calle Almazán en esa cacharrería en la que se han perdido los valores