Desescalada en la administración: mamparas y medidores

Nuria Zaragoza
-

Abren al público Registro y Estadística del Ayuntamiento. Todas las instituciones instauran la cita previa y circuitos internos

Desescalada en la administración: mamparas y medidores - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

GALERÍA

Desescalada en la administración: mamparas y medidores

Soria se prepara para dar el paso a la fase 1 y las administraciones se adaptan para retomar los servicios de manera presencial. Pero, si usted tiene previsto acudir estos días al Ayuntamiento, a la Diputación, a la Junta, Hacienda, a la Subdelegación... a realizar algún trámite, debe saber que ya no será como antes. La pandemia obliga a adoptar nuevas medidas. Por la seguridad del ciudadano que acude a las dependencias oficiales pero, también, por la de los trabajadores. No en vano, hay cerca de 8.000 trabajadores públicos en Soria.  
Para empezar, usted tendrá que pedir cita previa. Debe saber también que, de momento, solo podrá acceder a algunos servicios de forma presencial, ya que la re-escalada se irá haciendo progresivamente. También, que el acceso al edificio estará delimitado, y que es probable que le midan la temperatura al entrar y que deba seguir el circuito delimitado en el suelo. Su relación con el funcionario será a través de una mampara y dispondrá de geles repartidos por todo el edificio para desinfectarse. Obviamente, tendrá que entrar con mascarilla y respetar siempre los dos metros de distancia. Son algunas de las medidas generalizadas, pero cada administración desarrolla su propio plan. 
ayuntamiento. En el Ayuntamiento de Soria esta semana ha abierto al público el Registro y el de Estadística, y la idea es que «poco a poco, por fases, se vayan abriendo otros», anuncia la concejala de Servicios, Ana Alegre, quien repara no obstante que se va a ir «despacio» por dos motivos. Porque «es algo nuevo» y se quiere ir «adaptando» la situación «en función de las necesidades, demandas, problemas... que se vayan detectando», y porque «el personal, que se encuentra en su mayoría teletrabajando, se va a ir incorporando por fases». Eso sí, avisa, «se va a contemplar siempre la posibilidad de teletrabajar, facilitando la conciliación laboral y familiar de los trabajadores» del Ayuntamiento.  
Esta nueva situación ha obligado a adaptar físicamente la Casa Consistorial. Entre otras medidas, explica Alegre, se ha diseñado un circuito interior, de modo que «se entra por la puerta principal y se sale por la lateral, evitando cruces de personas». Además, se ha adquirido un arco de temperatura que se instalará en el acceso principal para controlar a todo aquel que accede. Para proteger a los trabajadores, se han instalado mamparas de metacrilato en los mostradores del Patio de Columnas desde donde se ofrecen los servicios de atención presencial y se van a disponer todas las mesas y despachos -con la ayuda del personal del Almacén Municipal- con la separación reglamentaria. Además, cada trabajador contará con una pantalla individual de metacrilato también por si la precisa en algún momento puntual, especifica Alegre, quien anuncia que los siguientes servicios en abrir serán Recaudación y Servicios Sociales posiblemente. 
También en Innovación y la Administración Digital ha habido que dar algunos pasos importantes. La concejala de esta materia, Gloria Gonzalo, lleva semanas trabajando sin descanso en esta materia. 
Uno de los asuntos que será clave a partir de ahora será la instauración de la cita previa, que se podrá tramitar «por vía telefónica, a través del 010 que ya tenemos interiorizado, o por internet», anuncia Gonzalo. Habrá no obstante también unos «puestos de recepción e información» en el Ayuntamiento para ayudar al ciudadano. La cita previa supondrá la instalación además de «expedición de tickets y pantallas informativas para decir el mostrador que corresponde», y habrá también señalización en el suelo y «personal para orientar a las personas, porque somos conscientes de que a todo hay que aprender y estaremos para dar servicio y facilitar». 
«Todo el personal dispondrá de los equipos de protección individual necesarios» y «habrá limpieza constante» en el edificio. Se está trabajando también para «buscar una alternativa al fichaje del personal, ya que hasta ahora se fichaba con el dedo, así como al uso de las fotocopiadoras». La idea inicial es que se pueda hacer directamente desde el propio ordenador. 
El Ayuntamiento lleva tiempo trabajando en su adaptación a la era digital y la prueba es que, incluso antes de que estallara la pandemia, el equipo de Gobierno ya había adquirido un primer lote de ordenadores, lo que permitió que «el día 16 de marzo la gente estuviera en su casa trabajando. El que podía con su equipo propio y el que no, con un ordenador corporativo», recuerda Gonzalo. Además, al personal de centralita se le facilitaron teléfonos, de modo que han podido estar operativos los teléfonos municipales incluso en un horario más amplio del habitual. Porque, destacan ambas ediles, la actividad en el Ayuntamiento no ha cesado en ningún momento y todos los servicios se han seguido ofreciendo, adaptados a la situación. «Hay que reconocer y agradecer que los trabajadores no han parado y, también, al Ayuntamiento por poner los medios técnicos», considera Gonzalo.
diputación. En la institución provincial han comenzado a trabajar ya en el plan de retorno y han colocado ya dos grandes mamparas de cristal en la oficina de Recaudación y en Registro, así como mamparas de metacrilato en todas las oficinas de la Diputación . De momento, la intención del equipo de gobierno es apostar por «el teletrabajo como fórmula que se debe seguir en las próximas semanas» y por un retorno progresivo, «en constante conversación con los representantes sindicales», apuntan desde la institución.
Entre las medidas preventivas, la Diputación va a realizar test de detención de coronavirus a todos los trabajadores que se vayan incorporando de manera presencial a su puesto de trabajo. También, a todos los trabajadores que han estado ejerciendo su actividad en primera línea. Además, reforzará las medidas higiénicas y sanitarias a través de sistemas de control de la temperatura mediante pantallas, entrega de kit de uso personal a todos los trabajadores (mascarilla, guantes y pantalla protectora), instalación de hidrogeles y desinfectantes en todos los departamentos o colocación de adhesivos para mostrar el espacio de seguridad recomendado. Se va a tratar de «evitar en la medida de lo posible el acceso de personal ajeno», de modo que se implantará también la cita previa. La protección de los trabajadores va a ser una de las prioridades y «los empleados pertenecientes a los grupos más vulnerables o personas con sintomatología o contacto estrecho con el virus, no podrán incorporarse al trabajo presencial durante las fases 0 y 1». Además, para facilitar la conciliación estas etapas, se tratará de flexibilizar horarios.  
gobierno. En todas las administraciones que dependen del Gobierno central se preparara también la vuelta a la nueva normalidad, con reuniones organizativas prácticamente a diario. Aunque hay algunas instrucciones generales (como, por ejemplo, el uso de mascarillas, la instalación de expendedores de geles hidroalcohólicos...), la desescalada se va a hacer de manera particular en cada edificio y en cada servicio y, también, descendiendo a las condiciones propias de cada trabajador, por departamentos. 
De los 1.400 trabajadores que dependen de la Administración General del Estado en Soria, hay algunos (los 500 de la Guardia Civil, los 130 de la Policía Nacional y los 130 funcionarios de prisiones) que en este estado de alarma no solo no han parado sino que han intensificado su trabajo, y tendrán por tanto su propia desescalada. El resto, la mayoría han estado teletrabajando y su re-escalada será progresiva, según se vayan abriendo servicios al público y teniendo en cuenta también la protección de aquellos que pueden ser más vulnerables a un contagio. La vuelta, eso sí, será con cita previa y con mamparas, que ya se instalaron incluso antes del estado de alarma. 
Delegación territorial. En la Delegación Territorial de la Junta llevan ya tiempo preparando también la desescalada. No obstante, avisan, en esta fase «no se va a volver a una gestión de todos los servicios de manera presencial, en todos los casos y con carácter global, sino que se continuará priorizando la salud de los empleados y se seguirá teniendo en cuenta la necesaria conciliación familiar ante el mantenimiento del cierre obligado de centros educativos y sociosanitarios». Para ello, ya se está evaluando todos los espacios, identificando aquellos en los que se dará atención directa al público, previa cita, e intensificando en estos medidas de prevención. Identificada la realidad personal de cada trabajador, se establecerá que la jornada de trabajo sea presencial continuado o a turnos, ya sea teletrabajo o control remoto o sistemas mixtos, añaden fuentes de la Junta, que advierten de que se han puesto en marcha tres tipos de medidas para organizar la vuelta:informativas, preventivas y organizativas. Entre estas últimas se encuentra la distribución y organización de espacios en el edificio, la instalación de mamparas de protección...