ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Palabra de Gabilondo

16/04/2021

El refranero es una fuente de sabiduría popular. Uno de los refranes que más repetimos es ese de "Que Dios me libre de mis amigos que de mis enemigos ya me libro yo". Refrán que le va como anillo al dedo al candidato socialista a presidir la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo.

Entre el Presidente Sánchez y la ministra María Jesús Montoro han dado la "puntilla" a la campaña electoral de Ángel Gabilondo.

Y si, va a tener razón Pablo Casado cuando dice que cuanto más campaña haga Pedro Sánchez a favor de Gabilondo más votos va a tener Isabel Ayuso.

Y es que no hay día en que desde el Gobierno o el "aparato" del PSOE enmienden la plana a Ángel Gabilondo.

Un ejemplo. Nos dice el Presidente Sánchez que el Gobierno piensa subir impuestos y que cuando Gabilondo se compromete a no subir impuestos lo hace en su calidad de candidato. O sea que a lo que parece ser candidato no implica que deba de cumplir sus compromisos.

Claro que al Presidente Sánchez le precedió la ministra Montoro en el anuncio de la subida de impuestos. La ministra lo ha dejado meridianamente claro piensa subir el impuesto de Sucesiones, Patrimonio y Sociedades. Eso sí, Sánchez añadió que la subida de impuestos en Madrid es una demanda de otras Comunidades Autónomas que acusan a Madrid de dumping fiscal.

O sea que los madrileños ya sabemos a que atenernos: lo que diga Ángel Gabilondo es solo un brindis al sol.

También en su día el ministro Ábalos que es además secretario de organización del PSOE corrigió a Gabilondo cuando este se atrevió a decir que a él no le gustan los radicalismos y que por tanto no gobernaría con Podemos. El señor ministro se apresuró a decir que con quien gobernara o dejara de gobernar Gabilondo dependerá de lo que decida el partido. Blanco y en botella.

Ignoro cómo encaja Gabilondo que le corrijan día sí y día también pero indudablemente no es plato de gusto que le ninguneen.

Verán, yo creo que harían falta muchos políticos como Ángel Gabilondo. Personas formadas, consistentes intelectualmente, con principios además de tener un proyecto político inclusivo, lejos de cualquier histrionismo y radicalidad.

Sería estupendo que Ángel Gabilondo tuviera las manos libres para elaborar y defender un programa para gobernar Madrid, pero ya sabemos que no será así, como bien se han encargado en decirnos tanto el Presidente Pedro Sánchez y algunos ministros.

De manera que si votamos a Gabilondo no sabremos que van a hacer con nuestros voto lo que lleva a preguntarnos si tiene sentido votarle.

La verdad es que Ángel Gabilondo no lo va a tener fácil en las urnas, pero no por él sino porque quienes mandan en el Gobierno y en el PSOE solo hacen que ponerle piedras en el camino.

Pero al menos ya sabemos a qué atenernos. Sabemos que donde hay patrón no manda marinero y Ángel Gabilondo es un simple marinero.



Las más vistas

Opinión

Demonios

Ahora que Pablo Iglesias se ha retirado de la política, habrá que buscar otro capacillo para meter las hostias y yo propongo a uno que habla como un candidato de Podemos desde que tomó posesión como Presidente de los Estados Unidos: Joe Biden