scorecardresearch

La incidencia sigue bajando y ya está en 59 casos

SPC
-

La ocupación de camas en las UCI de la Comunidad baja hasta el 10,75%

La incidencia sigue bajando y ya está en 59 casos - Foto: Christian Castrillo

La tasa de incidencia de COVID-19 a 14 días volvió a caer hoy en Castilla y León, que ya registra 59 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 62,56 casos de ayer. Por lo tanto, la Comunidad sigue en riesgo medio, pero con tendencia descendente. Además, la tasa a siete días mantiene la tendencia decreciente y se sitúa en los 23,76 casos, frente a los 24,34 de ayer, según los datos facilitados por la Junta y recogidos Ical.

De esta forma, tres provincias de la Comunidad ya se encuentran en riesgo bajo. A Segovia, que registra una incidencia de 46,91 casos a 14 días, y Zamora, con 36,34 casos, se le ha unido en la última jornada León, con 47,10. El resto están en riesgo medio. Así, en Palencia se registra una tasa de 77,34; en Ávila, de 76,75, y en Salamanca, de 65,60. Le siguen Burgos, con 62,35 casos; Valladolid, con 63,38, y Soria, con 56,25.

Por lo que respecta a la tasa a siete días, ha bajado a los 23,76, frente a los 24,34 casos de ayer. Destaca Zamora con una incidencia propia de nueva normalidad, con 6,45 casos. En riesgo bajo se encuentran Burgos (19,01), León (21,47), Soria (22,50) y Segovia (24,11). El resto permanece en riesgo medio: Ávila (38,69), Palencia (31,81), Valladolid (25,89), Salamanca (25,21)y Soria (22,50).

La tasa acumulada de casos diagnosticados a personas mayores de 65 años se sitúa, a 14 días, en 72,84 frente a los 76,75 del ayer. También baja la tasa a siete días, con 29,82 casos, frene a los 31,94 de ayer.

Por otra parte, la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos de la Comunidad por pacientes COVID-19 se reduce hasta el 10,75 por ciento, casi un punto menos que ayer. Superan esa tasa Burgos, que con un15,56 por ciento es la única provincia en riesgo alto, Soria (14,29 por ciento) y Valladolid (13 por ciento). Los niveles más bajo los presenta Zamora (5,26 por ciento), seguida de Segovia (6,45 por ciento), Salamanca (7,27 por ciento), León y Palencia, ambas con el 10 por ciento, y Ávila (11,11 por ciento).

La tasa de ocupación en planta baja hasta el 1,85 por ciento (nueva normalidad). Destaca la provincia de Soria con un cero por ciento y sin pacientes, seguida de León (1,10 por ciento), Burgos (1,42 por ciento), Segovia (1,54 por ciento) y Palencia (1,83 por ciento). Por el contrario, en riesgo bajo se encuentran Ávila (2,29 por ciento), Salamanca (2,95 por ciento), Valladolid (2,85 por ciento) y Zamora (2,49 por ciento).

La positividad global de las pruebas diagnósticas por semana se sitúa en el 3,97 por ciento y los casos con trazabilidad en el 71,30 por ciento.

Finalmente, el número reproductivo básico instantáneo, que indica el promedio de personas que cada contagiado puede llegar a infectar, sube hasta el 0,82 por ciento. El registro más alto está en Segovia, con 1,28, Ávila (1,05), Palencia (0,95) y Valladolid (0,91). Le siguen León (0,82), Soria (0,72), Salamanca (0,69), Burgos (0,66) y Zamora (0,43).