Sacyl autoriza que un familiar acompañe a pacientes críticos

SPC
-

Dentro del plan de humanización diseñado por la Junta también se permitirá que los ingresados tengan objetos personales en la habitación

Imagen de un sanitario trasladando a un hombre al interior de un hospital de la Comunidad - Foto: Ical

Los hospitales de Castilla y León autorizarán que los pacientes críticos en riesgo de fallecer puedan recibir la visita de un familiar para no pasar en soledad unos instantes tan delicados. Una medida que se enmarca dentro del Plan de Humanización ante el coronavirus elaborado por la Consejería de Sanidad, que también permitirá que los pacientes tengan objetos personales en la habitación, como libros, ordenador, reloj o fotografías, con una correcta higiene de los mismos. Todo ello después de que la Junta de Castilla y León haya dado trasladado a las gerencias de los hospitales de las líneas generales de su Plan de Humanización ante la situación de la expansión del coronavirus y que permite la entrada a los centros hospitalarios de un familiar para acompañar a los enfermos que estén críticos.
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, avanzó esta medida en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que intervino junto al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. En este foro detalló que desde los hospitales se informará a la familia de la situación de aquellos enfermos críticos en los que se prevea un fallecimiento próximo para facilitar la entrada de un familiar para acompañar al enfermo, informa Europa Press.
Esta premisa se aplicará desde todas las gerencias de salud y se impulsará «independientemente de la patología» que padezca cada paciente crítico. Además de estas medidas se permitirá que los pacientes tengan objetos personales, correctamente higienizados, para facilitar su estancia, además de asegurar el acceso en los centros hospitalarios de una televisión en abierto.
Ejercicio físico. Asimismo, se facilitará a través de fisioterapeutas el ejercicio físico pasivo y actividades de entretenimiento con terapeutas siempre que no se comparta material. Además, se animará a los pacientes a expresar por distintos medios su situación o vivencias para «aliviar la ansiedad».
Otra de las iniciativas impulsadas desde la Junta de Castilla y León es la habilitación del mail apoyoafectadoscovid19@saludcyl.es para que los ciudadanos puedan enviar mensajes de apoyo a los enfermos. «Fomentaremos la entrega de mensajes de la población», ha concluido Casado. Todas estas medidas se han enviado a las gerencias de cada centro hospitalario para que se ponga en marcha de forma coordinada en todos los centros.
Residencias intervenidas

La evolución de contagios obligó a la Junta a intervenir tres residencias de ancianos, en concreto una en Adrada de Haza (Burgos), otra en Caboalles de Abajo (León) y una tercera en Ciudad Rodrigo (Salamanca) Así lo avanzó el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien detalló que la preocupación por las residencias obligó a la Administración regional a actuar desde el inicio de la crisis del coronavirus, de hecho, como ha recordado, una de las primeras medidas fue acotar las visitas a estos centros en la Comunidad.

«La crisis no ha desbordado la capacidad sanitaria»
El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, aseguró que, a pesar de las dificultades, la crisis sanitaria del coronavirus no ha desbordado la capacidad sanitaria de la Comunidad, y recalcó que diariamente se analizan las situaciones puntuales de cada gerencia y de cada hospital para atender las necesidades. El vicepresidente, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno resaltó que la Consejería de Sanidad está trabajando al cien por cien y aseveró que «nadie, por que salga en la televisión pidiendo ayuda o en un juzgado, logrará de nosotros más esfuerzo». Además, insistió que todas las decisiones se toman después de analizar con detalle la situación de cada uno de los hospitales y los centros sanitarios. A su vez, la titular de Sanidad,Verónica Casado, aseguró que «no es el momento de la política y sí el el momento de la unión y de remar todos juntos», y recomendó «no hacer lo que a cada uno se nos ocurra», según informa Ical.