Tres firmas sorianas, entre los mejores aserraderos

Ana Pilar Latorre
-

En la provincia hay ahora 97 empresas madereras, pero se ha registrado un descenso del 28,1% en la última década

Tres firmas sorianas, entre los mejores aserraderos - Foto: Álvaro MartÁ­nez

El sector del aserrado y cepillado de madera factura más de 803 millones de euros al año y según el ranking de empresas a nivel nacional (eleconomista.es) hay tres firmas sorianas entre las 20 primeras. Se trata de Losán Solid Wood (6ª posición, con 22 millones de facturación), en Soria; Aprovechamientos Madereros y Tratamiento para Exteriores (en el 16º puesto y cinco posiciones más, con 7 millones de euros), en Cabrejas del Pinar; y Maderas Hermanos de Miguel (la 20ª empresa, con 6,7 millones de euros), en Duruelo de la Sierra. Les acompañan en la lista firmas de Castellón, Cantabria, Bizkaia, Albacete, Burgos, Gerona, Madrid, Coruña, Pontevedra, Barcelona, Lugo, Gupúzkoa y Valladolid. 
Atendiendo a las cien primeras empresas, también aparecen otras de tamaño mediano de la provincia: Aserradero San Leonardo (68ª), en San Leonardo de Yagüe; Astilladora del Duero (83ª), en Covaleda; y Aserralpe (85ª), en Cabrejas del Pinar. Entre las 200 primeras, se suman Transportes Forestales Madera y Aserraderos, en Abejar; Maderas Rupérez, en San Leonardo de Yagüe; Maderas de Miguel Martín, en Duruelo de la Sierra; y Embalajes Navaleno.
Paulino Herrero, de la junta directiva del grupo de acción local Asopiva (Asociación Pinares-Valle), apunta que en la comarca de Pinares «hay muchos y muy buenos aserraderos e incluso empresas que exportan gran parte de su producción». Estas empresas se abastecen principalmente de lotes de madera subastados de la zona y es inevitable recordar el desabastecimiento que se produjo en marzo de 2018, aunque no se ha vuelto a dar esta situación e incluso este año se ha quedado en algún pueblo algún lote sin licitar. 
En la comarca se han perdido negocios, sobre todo desde la crisis de 2007, pero otros se mantienen a flote y amplían, al tiempo que apuestan por la innovación, yendo más allá de la producción de tableros o tablas, explica Paulino Herrero. Más allá de la primera transformación y la fabricación de tableros y tablas, las casas prefabricadas son, por ejemplo, una salida para la industria, que debe aumentar ventas y mejorar la competitividad respecto a otras zonas. «En Pinares las empresas son de menor tamaño, mientras que son más grandes en zonas como País Vasco y Cantabria», que suponen una gran competencia pero que también suministran puntualmente a aserraderos de la provincia. 
«Hay muy buena madera y hay que diversificar e ir más allá de la primera transformación», apunta Herrero sugiriendo la unión de aserraderos de menor tamaño para crear una industria de transformación de madera potente y enfocada, por ejemplo, a la construcción y el diseño de casas sostenibles, a la eficiencia energética para reducir el consumo de energía a 300 euros al año. 
cifras. La provincia de Soria cuenta en la actualidad, según datos actualizados del INE de 2019, con 97 empresas del sector de la madera (sin incluir mueble), mientras que eran 118 en 2009, 124 en 2005, 127 en 2003 y 135 en 1999. De esta manera, el descenso de firmas en los últimos 20 años ha sido de un 28,1%.
Atendiendo al total de empresas de la madera, de las 97 que hay ahora 28 no tienen asalariados (eran 38 hace dos décadas), 28 tienen 1-2 asalariados (frente a 40), 15 tienen 3-5 asalariados (frente a 22), 14 tienen 6-9 trabajadores (frente a 18), 6 tienen 14-19 asalariados.
En cuanto a la estructura de las empresas, de 1999 a 2019 se han perdido 38 firmas de menos de 20 trabajadores, al pasar de 129 a 91. Caen también a la mitad las de 20 a 49 asalariados (de 4 a 2). Pero las de 50 a 99 asalariados pasan de 0 a 2 y las de más de 100 asalariados se mantienen en 2. Se comprueba que han soportado mejor la crisis las firmas de mayor tamaño, ya que el  descenso no es tan acusado en empresas de más de 20 trabajadores, incluso hay dos empresas más de 50 a 100 trabajadores y se mantinen las dos de más de 100. De esta manera, crecen los grandes aserraderos, mientras que los medianos y pequeños realizan trabajos más locales y menos estandarizados y se trata de empresas familiares, algunas de las cuales han pasado de padres a hijos. Algunas de tamaño medio han apostado por innovar y diversificar, fabricando, por ejemplo, casas enteras o incluso partes, como pueden ser tejados, suelos o paredes.
Sobre la empresa de mayor facturación del sector en Soria, hay que recordar que Tableros Losán abrió en marzo de 2017 en Soria el aserradero Losán Solid Wood. Cuenta con cerca de 40 trabajadores de forma directa que producen tablas y tablones de madera aserrada en distintas medidas con pino procedente mayoritariamente de bosques locales de Soria y otras provincias de Castilla y León, Galicia y País Vasco. Se abastece a productores de palés de toda España y se exporta a Costa Rica, Perú, Vietnam, Argelia, Malasia y China. En total. Ronda los 80.000 metro cúbicos de tabla vendida.
 Los aserraderos se aprovisionan de madera local, principalmente de la comarca de Pinares de Soria. La Ley de Montes permite que las empresas madereras opten al aprovechamiento forestal para cortar madera en montes, ya sean de titularidad pública o privada. En España y en Soria la industria maderera tiene una importancia muy significativa por sus acciones en el cuidado de los montes.
Con el paréntesis actual debido de nuevo  la crisis del coronavirus, las empresas deberán analizar el mercado y reponerse cuanto antes, aprovechando la escasez de producción en otras zonas.