scorecardresearch

El PP da por amortizado a Casado y avala el Congreso

SPC
-

Alfonso Fernández Mañueco y los nueve presidentes provinciales consensuan una postura común que llevarán hoy en la cumbre de dirigentes autonómicos convocada por Pablo Casado

Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco se saludan hace justo una semana en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular. - Foto: Ical

El PP de Castilla y León ya ha elegido bando en la guerra interna de los populares y da por amortizado a Pablo Casado como presidente nacional del partido tras el enfrentamiento abierto con Isabel Díaz Ayuso, y exige un congreso extraordinario para renovar al partido y cerrar la herida que ha abierto a los populares en canal en menos de una semana. Una postura que hoy trasladará el presidente del Partido Popular regional, Alfonso Fernández Mañueco, en la cumbre de dirigentes autonómicos convocada de urgencia por Pablo Casado, y que se produce tras la cascada de dimisiones. Allí, el PP regional acudirá con una posición común, consensuada con los nueve presidentes provinciales, para exigir la convocatoria de un congreso extraordinario de «unidad», según informa a Ical, un extremo que ayer confirmaron fuentes del partido a nivel nacional, que aseguran que Casado reunirá el 1 de marzo a la Junta Directiva Nacional para convocar el Congreso Extraordinario. 

Hoy, el presidente del PP y de la Junta de Castilla y León defenderá ante el presidente del partido y sus compañeros la necesidad de que se convoque este congreso extraordinario para renovar la dirección del partido y lograr una solución a la guerra interna tras conocerse que se investigaba a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y se airearan sospechas sobre unos contratos de mascarillas. No obstante, el presidente autonómico Alfonso Fernández Mañueco evita pronunciarse sobre la posible salida de Pablo Casado, a quien este lunes comprometió su «lealtad» para no hablar en público de las soluciones que cree que debe de tomar el partido en los próximos días. En las anteriores primarias del Partido Popular,Castilla y León respaldó a la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria en su pugna con Pablo Casado por liderar el PP tras la dimisión de Mariano Rajoy.
«Se acabó»

Entre los dirigentes y también entre los afiliados de esta formación, según informaron a Efe fuentes del PP,  han aflorado  expresiones como «amortizado», «se acabó» o «Egea y Casado». La cumbre de urgencia que celebrará hoy Casado con los barones del PP servirá para que Mañueco y él  vuelvan a hablar, esta vez en persona, después de haber conversado el pasado jueves por teléfono, aunque en esta ocasión lo hará rodeado por el resto de líderes autonómicos y provinciales del partido, en una reunión que se prevé como definitiva entre las filas populares, toda vez que la mayoría de los popes del PP apuntan a la dimisión de Casado y la convocatoria del congreso extraordinario.
En paralelo, y en consonancia con el reconocimiento y valoración que en los últimos años ha tenido siempre el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo entre sus compañeros de Castilla y León, los apoyos para que sea la alternativa aumentan, ya que le ven como una solución. Algunas de las fuentes consultadas le ven también como una forma de mitigar el ruido en torno al potencial entre los afiliados y simpatizantes de la figura de Díaz Ayuso, a quien reconocen el trabajo y apoyo obtenido en la Comunidad de Madrid, pero en quien no ven el liderazgo adecuado para la dirección nacional del PP. Hace once días, el cierre de campaña popular celebrado enValladolid sirvió para inmortalizar por última vez a Pablo Casado, Alberto Núñez Feijóo y Isabel Díaz Ayuso juntos, en un acto al que acudieron para arropar a Fernández Mañueco.
Presidentes provinciales

De acuerdo con la postura común que hoy llevará Fernández Mañueco al cónclave popular, durante la jornada de ayer la mayoría de los presidentes provinciales populares exigieron la celebración de un congreso extraordinario y que los «afiliados decidan» como forma de

coser al partido. Así, los líderes del PP de Valladolid, Conrado Íscar; de Zamora, José María Barrios; deLeón, Javier Santiago Vélez; de Palencia, Angeles Armisén; y de Salamanca,  Javier Iglesias, respaldaron esta tesis como única salida viable a la guerra entre Génova y la Puerta del Sol desatada hace menos de una semana, según informa Ical. 
También ayer, la diputada por Burgos y portavoz adjunta del Grupo Popular en el Congreso, Sandra Moneo, fue una de las firmantes de una carta con la que un grupo de parlamentarios del PP pidieron abiertamente la dimisión del secretario general Teodoro García Egea y la convocatoria de un congreso extraordinario de forma urgente. Javier Maroto, senador por Castilla y León y portavoz del Grupo Popular en elSenado, también se pronunció en este sentido:«Es lo que necesita el PP y lo que necesita España».