Antonio Pardo se da de baja como afiliado por el PP de Soria

EDS
-
Un partido "sin fuerza"

El que fuera alcalde de El Burgo de Osma y presidente de la Diputación asegura que le han ofrecido encabezar la lista al Ayuntamiento de El Burgo

El que fuera alcalde de El Burgo de Osma y presidente de la Diputación por el PP, Antonio Pardo Capilla, presentó hoy su baja como afiliado de la formación política, tras mantener, durante los últimos años discrepancias con la anterior Dirección que encabezaba Mar Angulo, y no haber alcanzado ningún punto de encuentro con la actual presidenta, Yolanda de Gregorio.

Antonio Pardo destacó, en nota de prensa, que durante los últimos meses la presidenta del PP, Yolanda de Gregorio y el presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, le invitaron a participar en el proceso electoral municipal del próximo mes de mayo, y resaltó que “no ha pretendido, ni pretende ni pretenderá ser candidato del PP a la Alcaldía de El Burgo de Osma”.

Asimismo, reconoció que el pasado 31 de octubre la presidenta de los ‘populares’ en Soria le requirió una reunión para abordar este asunto, y de esa conversación “parece que le permitió a Yolanda de Gregorio incluirle de aspirante”, según Pardo.

“Tengo que decir que yo no acepté en ningún momento su propuesta, por tanto hace muy mal al citarme o incluirme en ninguna quiniela. Además, en otra reunión posterior, celebrada el 30 de noviembre, a petición de ellos y con la presencia de Alfonso Fernández Mañueco, Yolanda de Gregorio y Jesus Angel Peregrina se insistió en la misma idea”, dijo, para recordar que él, durante ese encuentro, les anunció que tenía preparada su carta para solicitar la baja como afiliado del Partido Popular.

Antonio Pardo rememoró que hace cuatro años que anunció su retirada de la actividad política por varios motivos personales, pero muy especialmente por el hartazgo que me producía el mensaje de los líderes del Partido Popular de Soria, dedicado a justificarse más que a reivindicar las auténticas carencias de la provincia y por comprobar “fehacientemente” que dicha organización política había dejado de ser el instrumento adecuado para trabajar con independencia por Soria. “Preferí no ser cómplice de aquel ‘teatrillo’ y marcharme con la cabeza alta a mi vida privada”, criticó.

Asimismo, justificó su participación como candidato en el Congreso Provincial que se celebró en 2017, ya que pensó que “aún podía conseguir una organización política fuerte e independiente que trabajara de verdad por Soria”, y recordó que perdió su opción, a pesar de que fueron muchos afiliados de la provincia los que lo apoyaron .

“Ahí se desvaneció la esperanza de muchos a cambiar los postulados de una organización política que considero alejada de la sociedad. Sorprendentemente cuando aún no había pasado un año de aquel congreso, la afiliada que lo ganó se va o la piden que se marche, y se nombra a dedo a otra que no había participado para nada en aquel cónclave. Incomprensible pero ahí está”, aseguró.

Por último, Antonio Pardo, afirmó que se dedica en “exclusividad” a su vida privada y que otras organizaciones políticas se han interesado por su situación, pero nunca el partido en el que aún militaba. “ Hasta que les ha interesado a ellos no me han llamado, y poco a poco ha ido calando la idea de dejar esta organización política”, concluyó.