Vuelve el golf

Sergio Recio
-

Tras más de dos meses sin pisar un campo de golf, el soriano regresa a su día a día con muchas dudas sobre cuándo volverá a competir

Vuelve el golf - Foto: Eugenio Gutierrez M

GALERÍA

Vuelve el golf

Todo lo que paró volverá para seguir su curso en el deporte. Con esa esperanza hace ya más de dos meses todos los deportistas sorianos se encerraban en sus casas y echaban el cierre a la temporada guardando la llave con la fe de poder abrir ese candado que les devolviese todo lo perdido. Por el momento no son muchos, pero algunos sectores han recuperado la rutina. Es el caso del golf, que en Soria va ligado a Daniel Berná, «el primer día en el campo fue muy especial, tuve la misma sensación que cuando era un niño y comenzaba en este deporte».
Ahora es su profesión y este parón le ha servido para recapacitar y resetear la cabeza, «con la rutina a veces se pierde un poco la motivación en el día a día y en esta semana las sensaciones han sido totalmente distintas». Eso en cuanto al regreso, si miramos el juego todavía queda mucho por recuperar, «vuelvo a golpear la bola a grandes distancias y todavía no controlo bien dónde debe caer, pero eso es cuestión de recuperar la planificación». 
Llama la atención que prácticamente la totalidad de los deportistas han vuelto a la rutina en un gran estado de forma, y Berná no es una excepción, «durante estas últimas temporadas estaba trabajando muy duro en ganar musculatura y fuerza», algo que para el golf comienza a ser vital, «ahora lo importante es golpear a mucha distancia y hay que adaptarse». Motivo por el que estar en casa le ha ayudado en esa faceta, «jamás había dado tanto uso a las mancuernas», comenta con mucho humor, «en ese aspecto he avanzado bastante y ya lo voy notando al golpear la bola».
El mayor problema ahora es saber para qué prepararse, «tras los dos primeros torneos disputados en Egipto la planificación iba en buen camino pero ahora no sabemos si podremos competir a final del verano porque muchos campeonatos son internacionales». Hay que recordar que Berná buscaba este año el ascenso a Challenge, la segunda categoría del golf, aunque ahora todo puede cambiar.
la triste realidad. La vuelta a los entrenamientos ha devuelto a Daniel Berná su día a día pero no pierde la perspectiva de la situación. Económicamente depende del golf y eso ahora puede cambiar, «es muy difícil plantear estos próximos meses». Competir internacionalmente puede dejar de ser rentable, «en los torneos somos unos 140 y con la bajada de patrocinadores y el aumento de los costes de los viajes solo si estás entre los 10 primeros podrás cubrir gastos».
En su categoría esto obligará a replantear la situación de muchos golfistas, «hay que se realistas, si solo un 6% puede ganar dinero en cada torneo, te tienes que plantear viajar o empezar a dejar de competir». En el caso del soriano esta visión cobra fuerza, « si no competimos pronto me tocará buscar la vida para obtener ingresos porque hay mucho que pagar». Unos gastos por los que ya teme tener que comenzar a trabajar en otros sectores, «me estoy planteando ponerme de camarero o dar clases en otros campos», ingresar lo suficiente hasta saber si e13 de agosto, posible fecha de reanudación, puede volver a competir, «al final hasta que no nos confirmen si jugamos tenemos que buscarnos la vida y ya me estoy planteando cosas para subsistir», afirma el golfista.
Daniel Berná recuerda que esta situación afecta también a las empresas del sector, como el campo de golf de Soria, «este deporte como negocio vive mucho del turismo y ahora, evidentemente, solo pueden jugar los usuarios sorianos».  En concreto, en Soria, «no veníamos de una situación demasiado buena y esto nos ha hecho un poco más de daño», reconoce. Aunque espera que en julio, «ya puedan venir de otras provincias para ir recuperando poco a poco». El deporte vuelve pero, como todo, pagará también todos los daños colaterales de esta situación.