Mejoras en San Benito

Ana Pilar Latorre
-

Entre las actuaciones que se han realizado, destaca la construcción de nuevos aseos, la sustitución de las maderas de la barrera y el repintado

Mejoras en San Benito - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El Ayuntamiento de Soria ha levado a cabo en los últimos años varias mejoras en la plaza de toros de San Benito -con 150 años de vida- con el fin de poner al día las instalaciones, hacerlas accesibles, cómodas y modernas y sacarles el máximo partido más allá de las fiestas de San Juan. Ya se han adjudicado las obras para mejorar los aseos de la planta superior, de presidencia y peñas, por 48.000 euros, que se sumarán a otras intervenciones ya realizadas para ampliar espacios, ganar seguridad y mejorar su funcionalidad. En el albero se han sustituido las tablas de barrera, que estaban dañadas por la humedad acumulada. Igualmente, se ha pintado el interior y el exterior de la plaza, así como el pasillo exterior de la zona de cuadrillas, en lo que supone un lavado de cara para el coso. Otro dato de interés es que cada año se renueva el albero de la plaza, concretamente en 2019 con cuatro camiones de arena. Ya en los seis corrales, se han fabricado e instalado 24 comederos de hormigón y se han construido pasarelas nuevas que permiten tener comunicados todos ellos de forma segura, al tiempo que se han forrado con chapa para evitar caídas. Esta zona, y el pasillo de entrada de la Saca en la parte de atrás, cuentan ahora con 14 burladeros nuevos y se han instalado láminas de chapa en la zona superior de chiqueros, para evitar también caídas o tropiezos desde donde se controla a los animales.
El Consistorio ha mejorado otras dependencias, en la zona de cuadras se ha construido una planta intermedia para aprovechar el espacio diáfano. En la parte derecha de la puerta de picadores se ha habilitado una zona para los mayorales de las ganaderías, con el fin de que estén más cerca de los toros para evitar cualquier problema. En la doble planta, abajo hay baño con duchas y arriba una habitación con dos camas. Al otro lado de la puerta de picadoresjunto a los chiqueros y corrales, se ha ganado una planta que cuenta ahora con tres despachos/camerinos y un baño. Estos espacios se pueden adaptar según las necesidades y se ha querido aprovechar la altura para hacer un forjado y sacar una planta nueva. También en la zona del mueco, zona para tratar a los animales que precisen atención veterinaria, se ha hecho un balconcillo para asegurar a las personas que se encuentren allí. 
Una de las intervenciones más demandadas por los usuarios de la plaza siempre ha sido la renovación y mejora de la accesibilidad de los baños. En 2019 se cambiaron los cuatro de la planta baja (dos de mujeres y dos de hombres divididos en dos zonas) haciendo toda la instalación nueva, eliminando humedades, imermeabilizado e instalado sanitarios más accesibles. Las actuaciones supusieron una inversión de 100.000 euros. Se continúa ahora por las otras plantas con aseos, como los baños de Presidencia y peñas en la planta primera. Estos cambios eran muy necesarios, reconocen desde el Ayuntamiento, así como la accesibilidad de la plaza, algo en lo que ya se está comenzando a trabajar incluso valorando la instalación de un ascensor, pero también intervenir en el graderío. Igualmente, se repintarán todas las plazas, con una reordenación de localidades para mejorar la comodidad de los espectadores de festejos taurinos, conciertos y espectáculos culturales que se organizan en la plaza. La plaza de toros tendrá que esperar a recibir público debido a la crisis sanitaria del coronavirus y se tendrá que estudiar la limitación, igualmente, del aforo para las primeras actividades que se organicen en el coso soriano. A las corridas de toros de San Juan y una en San Saturio se suman conciertos de verano, como el Festival Soriarock, pero también deportivos, como el torneo de Voley Plaza. Se está convirtiendo en una plaza actual, moderna y cómoda.
Mejoras en San BenitoMejoras en San Benito - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.Albero sevillanos
Salida de emergencia a Venerable Palafox
El recorrido por la plaza puede comenzar en los corrales, un lugar en el que, tras el Desencajonamiento, se alimenta a bueyes y toros dos veces al día (paja y pienso granulado) y se rellenan los bebederos para que no les falte agua, ya que las temperaturas del inicio del verano suelen ser elevadas. El encargado de la plaza de toros, Pedro Sanz Muñoz, junto a otras cuatro personas, manejan a los animales en los días de fiestas para que todos los perfectos se desarrollen en orden. Ya en el ruedo, la arena que se rastrilla cada San Juan es albero traído de Alcalá de Guadaira (en la comarca de Los Alcores, en la cuenca del río Guadalquivir). La de allí es  más dura, una característica que supone mayor dificultad para el rejoneo. Es de color ocre, tipo arcilla y más compacta; y a veces puede llevar fragmentos de rocas marinas junto a calcita, cuarzo, dolomita, filosilicatos, goethita y feldespato. Ya en la trastienda, hay una zona en la que se ubican la corraleta y los chiqueros, para los toros que se lidien y los sobreros. Allí está también el mueco, para despuntar a los animales. Y cerca también, el patio de caballos y las cuadras. En el patio de arrastre hay baldosas de reconocimiento a toreros y en el coso a doctores relevantes que han trabajado allí. La plaza alberga varias dependencias médicas: el quirófano, en desuso, la sala de curas y estancias para médicos y pacientes. Están junto a la salida de evaculación en la calle Venerable Palafox, donde se ubicaría la ambulancia de Cruz Roja y la UVI móvil del 112 por si hubiera que realizar algún traslado urgente. Otra de las dependencias es la capilla, por la que pasan los novilleros y toreros de San Juan. Hay un altar y numerosas figuras y estampas religiosas, como el Sagrado Corazón, la Virgen de Fátima, San Martín de Porres, San Saturio... Destaca la nueva Sala de Exposiciones de la plaza.
Mejoras en San BenitoMejoras en San Benito - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.En el solar que ocupa la plaza se levantó una primitiva iglesia en honor a Nuestra Señora del Mercado y posteriormente el convento de San Benito. Era el lugar elegido por las 16 Cuadrillas del Común para celebrar una misa el domingo después de San Juan en honor a la Madre de Dios, para después trasladarse a la dehesa de San Andrés (actual Alameda de Cervantes) a comer la carne de toro cocinada en calderas invitando a vecinos, pobres y forasteros. Se derribó en 1812 por orden de las Cortes de Cádiz junto con la muralla, el castillo y otros edificios. Con materiales de este cenobio y del arruinado convento de la Purísima Concepción se levantó el actual coso taurino, de tamaño medio y con dos torres, relevando así a la plaza Mayor de estas funciones. Se inauguró el 20 de septiembre de 1854 y en 1963 se reformó  y amplió el aforo de 4.000 a 6.000 localidades.