scorecardresearch

El plan de inversiones prioritarias sociales estará este año

SPC
-

El consejero de Economía y Hacienda recuerda que éste es un compromiso recogido en el pacto para la recuperación y la cohesión social y el empleo

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, llega a la Comisión de las Cortes junto a todo su equipo. - Foto: Wellington Dos Santos (Ical)

El Plan de Inversiones Sociales Pritoritarias verá la luz este año, como anunció ayer el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo. Previsto en el pacto para la recuperación económica, el empleo y aseguró que contará incluso con más recursos de los considerados inicialmente.

Fernández Carriedo precisó, en su comparecencia en las Cortes para exponer el balance de legislatura, que es un compromiso recogido en el pacto para la recuperación y la cohesión social y el empleo en Castilla y León, cuyos recursos se distribuirán entre las consejerías de Sanidad, Familia e Igualdad de oportunidades y Educación, sin perjuicio de las actuaciones que se puedan financiar con los fondos Next-Generation de la Unión Europea.

El plan tiene como objetivos reducir el impacto de la crisis causada por la covid, apoyar el bienestar público y la solidez económica de la Comunidad a largo plazo, y garantizar el acceso de toda la población a servicios como la educación, la salud, y la atención específica de colectivos en situación de riesgo de exclusión social, explicó en declaraciones recogidas por Ical.

También informó de la aprobación en este mismo año de la nueva Estrategia de Especialización Inteligente de Castilla y León (RIS3). A ello, unió el inicio en este último trimestre de año la tramitación de la nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León, con horizonte hasta 2030 y la redacción de la Estrategia Térmica Renovable de Castilla y León 2030.

Recuperación, en 2022.

Durante su comparecencia, Fernández Carriedo aseguró que la situación económica es «especialmente preocupante», pese a un incremento interanual del PIB y a que en un solo trimestre se ha recuperado un 44 por ciento de la actividad perdida por la pandemia, aunque añadió que no será hasta 2022 cuando se superen los niveles de PIB que tenía la Comunidad al finalizar 2019.

Fernández Carriedo manifestó que se ha cumplido el desafió que planteó en 2020, ya con el escenario y el impacto de la pandemia, como que la caída del PIB, la tasa de paro y deuda fuera inferior a la media española.

Respecto del paro, indicó que se situó a finales de 2020 en el 12,1 por ciento, frente al 15,5 por ciento nacional, lo que supone un aumento en la Comunidad de 0,5 puntos, prácticamente la tercera parte del incremento de 1,4 puntos de la media española. «Por lo tanto, también tuvimos un mejor comportamiento», apostilló.

En cuanto a la deuda, explicó que Castilla y León ha cerrado 2020 con un nivel de endeudamiento del 24 por ciento sobre el PIB, 3,1 puntos menos que la media de las comunidades autónomas. Al final del primer trimestre de 2021, el nivel de deuda se situaba en el 24,3 por ciento, 3,3 puntos inferior a la media, anotó.

Impuesto de Sucesiones.

Entre otros asuntos, Carriedo indicó que la eliminación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones entre familiares directos ha ahorrado 57 millones de euros a 6.131 castellanos y leoneses, en concreto en el impuesto sobre donaciones y se han movilizado 390 millones. El consejero de Economía y Hacienda ofreció ese dato de los tres meses de vigencia desde la entrada en vigor de la supresión del 99 por ciento de ese impuesto.

Esta cifra es 13 veces superior a los 29 millones movilizados en el mismo periodo en 2019, el último año antes de la pandemia, indicó. Además, señaló que, si se tiene en cuenta que el 71 por ciento de las autoliquidaciones presentadas con bonificación corresponden a donaciones inferiores a 50.000 euros, y el 87 por ciento a donaciones inferiores a 100.000 euros, se confirma que el beneficio fiscal se ofrece al conjunto de las familias.