scorecardresearch
Iván Juarez

CARTA DEL DIRECTOR

Iván Juarez


Rumbo a las urnas

01/10/2022

La actualidad no cesa. Quedan lejos aquellos veranos de Tour de Francia, siesta, sol y nivea, con informaciones de temporadaal peso. Un periodo en el que  los editores de informativos se las veían y deseaban para completar los espacios, sobre todo los televisivos. Las noticias de nevera han pasado a la historia y las denominadas serpientes de verano agotan su recorrido en un corto espacio de tiempo superadas por la siguiente 'bomba' informativa. Se suceden con gravedad los acontecimiento, con la misma rapidez con la que pasan a un segundo plano en un ejercicio de 'fast food' mediático.  La alteración de los ciclos electorales (para los políticos cada minuto cuenta), pandemias, incendios y guerras de Ucrania han hecho de agosto un mes tan agitado en lo informativo como cualquier otra época del año. Sin embargo, todavía el otoño marca ese punto de inflexión que nos pone en guardia ante lo que ha de venir, como la expectación con la que afrontaban la nueva estación las protagonistas de El Bello Verano, de Cesare Pavese, esperando que algo pasara. En muchos aspectos, supone un nuevo comienzo. El arranque, sin dejar el ámbito de la comunicación, de la programación de La 8Soria, basada en la información y el entretenimiento con unos espacios fijos que ustedes disfrutarán a lo largo del año, pero también con la capacidad de adaptación que exige la profesión a una actualidad volátil, como los mercados.
A pesar de lo caprichoso de una realidad que nos mantiene a todos en estado agitación por el apocalipsis anunciado tras el final del verano, la inminente cita con las urnas, la elaboración de listas, los resultados electorales tras un periodo de incertidumbre marcado por la crisis global derivada de la invasión de Ucrania, marcará la temporada. También para los sufridos medios de comunicación acostumbrados a una competición electoral que se apodera de la actualidad con demasiada frecuencia en los últimos tiempos en una dinámica voraz de canibalismo político. Estrechando el cerco sobre el ámbito provincial y local, una de las incógnitas está en comprobar el resultado de la fusión entre PP y PPSO, asumiendo que, sobre todo en política,  uno más uno no siempre es igual a dos. Al menos, parece claro, por despejar interrogantes, que la elaboración de equipos y el despliegue de candidatos corresponderá a la formación más votada en cada plaza en los pasados comicios.
Existe expectación (vísperas de mucho, días de nada) por la respuesta del electorado ante una posible comparencia de Soria ¡Ya! en los comicios locales. Unos demandan su presencia y otros lo consideran un tiro en el pie por aquello de que sus reivindicaciones cobran más sentido en otros foros. Por otra parte, son suposiciones, elevar su candidatura tan solo en los municipios más grandes de la provincia podría entenderse como una contradición ya que su leitmotiv encuentra su génesis en la Soria despoblada. También es comprensible que, más allá de los tres primeros espadas que se dejan ver en las Cortes, la segunda fila, si la hubiera, quiera asumir algún tipo de protagonismo. Centrándonos en la capital soriana, son muchos los que ven a Soria ¡Ya! como la única capaz de alterar el reparto de concejales, aunque todo apunta a que Carlos Martínez sellará la manita (ya dijo el exbarcelonista y exinternacional por inglaterra Gary Lineker que el fútbol es un deporte de once contra once donde siempre gana Alemania). 
Sin duda, el gran interrogante, el mayor de todos recae en saber si el PP dispondrá un equipo apto para hacer cosquillas a Martínez. Tan voluntarioso como inofensivo se ha mostrado Muñoz Remacha en una legislatura meritoria. Cabe recordar que comparecía como número tres y ha resistido con ilusión, no digo con acierto, tras la salida temprana de Yolanda de Gregorio y Carlos Castro. En pocas quinielas entra Remacha, pero cualquier cosa puede pasar. Tiene tarea el presidente del Partido Popular. Aparte de lograr una mayor conexión entre los populares de Diputación y el Consistorio capitalino, el reto pasa por diseñar una candidatura que, al menos, pueda poner en peligro la mayoría absoluta de Carlos Martínez. Han sonado nombres y circula una encuesta (han debido llamar a todo Soria menos a mí) con cinco aspirantes: De Gregorio, Remacha, Tomás Cabezón, José Manuel Hernando y Javier Jiménez. Sin conocer los resultados no me extrañaría que este último, hijo del que fuera alcalde de Soria, haya obtenido los mejores resultados. Por frescura, por ausencia de pasado (si no se cuenta la labor del padre que no tiene por qué asumir el hijo) y por su presencia social, sobre todo en el ámbito del deporte. En contra juega su bisoñez, pero un líder no se fábrica en dos días. Con la derrota ya se cuenta, si esta resulta decorosa el desafío ha de ser para el PP sentar las bases futuras, aunque los tiempos en políticas no contemplan ni el medio ni el largo plazo. Veremos.