scorecardresearch

Sanidad se ve obligada a triplicar el gasto de calefacción

SPC
-

El nuevo contrato para gasóleo de la Consejería pasa de 0,60 euros por litro a 1,50 durante los dos próximos años, con un coste total de 20,5 millones

Una de las habitaciones del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). - Foto: Valdivielso

El incremento del precio del gasóleo ha obligado a la Junta de Castilla y León a destinar el triple de presupuesto al gasto de calefacción en los centros que gestiona el Sacyl. El Consejo de Gobierno autorizó ayer la contratación, por importe de 20,53 millones de euros y dos años de vigencia, del suministro de gasóleo tipo C para este fin y que se destina a varios edificios administrativos, de Atención Primaria y Atención Especializada de la Gerencia Regional de Salud.

El contrato autorizado refleja un importe unitario de 1,50 euros por litro (sin IVA), frente a los 0,60 euros del contrato anterior, con un consumo estimado en los dos próximos años de 5,14 millones de litros. Este incremento de precio se debe principalmente a las excepcionales circunstancias económicas derivadas de la crisis energética y del conflicto bélico actual en Europa, como señalaron fuentes del Gobierno regional tras el Consejo de Gobierno.
En concreto, el precio estimado es un promedio de los precios del segundo trimestre de 2022 del gasóleo de calefacción aplicado en España, excluido el IVA, y más un 30 por ciento debido a la situación actual de crisis energética, de acuerdo con el Boletín Petrolero de la Dirección General de Energía y Transportes de la Comisión Europea.

Este no fue el único asunto relacionado con la Consejería de Sanidad que se trató durante el Consejo de Gobierno. La Junta autorizó tres expedientes tramitados referidos a suministros asistenciales para su uso en centros hospitalarios de la Comunidad que suman 4.484.553 euros. Dos de estos contratos tienen como finalidad, durante dieciocho meses, proveer de endoprótesis vasculares con las que atender las necesidades que se planteen en la actividad sanitaria del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

También en Valladolid pero, en este caso, para el Hospital Universitario Río Hortega, se autorizó la contratación de medicamentos de factor VIII, para el control de trastornos de sangrado y coagulación; en este caso y por un período de dos años, la cantidad destinada asciende a 1.248.603 euros.

Plataforma robótica

Por otro lado, el Consejo de Gobierno aprobó un gasto de 1,094 millones de euros para el suministro de una plataforma robótica especializada en la realización de artroplastias de cadera y rodilla con destino al Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

La plataforma robótica adquirida, que es la cuarta en España, permite una gestión más eficiente de estos procesos, con mejoras tanto en la calidad de los resultados clínicos como en el ahorro de costes en transfusión, estancia hospitalaria, recambios, infecciones o sesiones de rehabilitación, como recoge Ical.

Su uso presupondrá una mejora asistencial, tanto a nivel especialista como de paciente, en cuanto a los siguientes aspectos: mejora de la precisión a la hora de realizar la artroplastia; mayor predictibilidad en el resultado de los procesos, homogeneizando los resultados; y reducción de la estancia hospitalaria, del uso de antibióticos o de reintervenciones, entre otros.