scorecardresearch

'Trovadores de la paz': 50 años y un concierto

A.P.L.
-

La actuación central y la grabación del documental se ha programado los días 29 y 30 de octubre y se convoca a todas las generaciones que formaron parte de la historia de esta popular formación que surgió en 1972

'Trovadores de la paz': 50 años y un concierto

La popular formación musical olvegueña 'Trovadores de la Paz' celebra este año sus 50 años de historia y prepara con ilusión un concierto conmemorativo para los días 29 y 30 de octubre, por lo que hacen un llamamiento a participar a todos los integrantes que han pasado por ella, participando en la actuación y en el documental que se grabará ese día. 

Jesús Villarroya, el actual director, recuerda que el grupo nació en 1972 con Juan Antonio de Mingo, conocido popularmente como Don Juan, como uno de los principales impulsores y quien tampoco faltará al concierto. Era el párroco de Matalebreras, donde ya dirigía una rondalla, pero desde Ólvega un grupo le pidió colaboración para formar la suya propia. Así comenzó una fructífera etapa de 33 años con Don Juan, que continuó con otra de 17 años con Villarroya.

«A lo largo de estos años hemos hecho muchos viajes por Soria y otras provincias (Valladolid, Madrid...) y países. Hemos hecho numerosos intercambios con distintas agrupaciones y escuelas de música», apunta el director, pero sobre todo destaca el haber podido mantener el grupo, «porque son épocas complicadas y a la gente le cuesta comprometerse». Sobre si hay cantera y nuevos componentes, aprovecha para animar a los alumnos de la escuela de música y a antiguos componentes «a reengancharse ahora que sus vidas han cambiado y tienen más tiempo».

En la actualidad, en 'Trovadores de la Paz' hay 25 personas en el coro y 12 tocando bandurrias, laúdes y guitarras. Sobre el repertorio, mantienen la música folklórica castellana, cantos religiosos (misas, bodas, bautizos, fiestas...) y, sobre todo, villancicos. Ensayan los viernes de 21 a 22 horas y paran sol un mes al año.

conmemoración. Ahora están preparando el concierto y, aunque se está apuntando bastante gente en la página web, «nos gustaría que se animaran muchos más y aprovecho este medio par extender la invitación». «Si quieren tocar un instrumento o cantar pueden hacerlo porque van a ser cuatro temas y las partituras ya están disponibles en la web. También pueden participar en las actividades y sumarse a la foto de grupo, pero hay que inscribirse para tener una previsión de asistencia», insiste Villarroya.

«En Ólvega en estos 50 años y, sobre todo en la época en la que estuvo Don Juan, formó parte por lo menos la mitad del pueblo», insiste el director. Para los viajes se tenían en cuenta los ensayos a los que habían acudido y el compromiso porque había un tope de componentes para viajar a lugares como Alemania, Francia y distintas provincias de España. «Era tanta la gente que había en el grupo y tanta la gente que quería viajar que tenían que hacer alguna criba», añade.

De su etapa destaca los conciertos de villancicos, que «dan mucho juego» en participación y asistencia y con temas relacionados con la historia de Ólvega como Las palmeras de mi tierra; y los intercambios con Ágreda a las localidades navarras de Buñuel y Cortes.

Don Juan, originario de Layna y afincado en Tarazona, recuerda los inicios de la formación y se congratula de su larga trayectoria. «En octubre de 1972 empezamos a trabajar. Era un grupito de guitarras y querían formar una rondalla», rememora destacando el papel que jugó Pili Soria. El nombre de 'Trovadores de la paz' -por los instrumentos y el tipo de canción testimonio- fue idea de Magali Revilla, «que hizo un trabajo importante en el grupo no solo como administradora, también com o relaciones públicas». Comenzaron los ensayos en las escuelas antiguas y con el tiempo se llegó a crear una escuela.  

Por la misma pasaron muchas generaciones, que iban a examinarse de música en la modalidad de libre con Don Juan a Zaragoza, Tarazona, Teruel... Y también la formación se fue haciendo más numerosa y ampliando el repertorio bajo las órdenes de este director, que estudió música en el seminario y en el conservatorio y que ha dirigido distintas corales. Recuerda con cariño también el baile de jota aragonesa en los pueblos rayanos con Aragón, como Ágreda, Ólvega y San Pedro Manrique; y «en 'Trovadores de la Paz' llevamos también un cuadro que actuó, por ejemplo, en la iglesia de Campanario de Almazán. Participará en el concierto de aniversario y en el documental, con el deseo de que «la conmemoración de este 50º aniversario sea el inicio de una nueva etapa, con la vuelta de antiguos componentes para cumplir otros 50».