Almarza, madera reciclada por Navidad

Ana Pilar Latorre
-

Varios vecinos de Almarza crean originales adornos aprovechando los recursos naturales de la zona para adornar los diez pueblos que conforman el municipio

Almarza, madera reciclada por Navidad - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

San Andrés de Soria, curso de reciclaje de palets con los que han hecho árboles de Navidad y distintos muebles, curso de adornos navideños con madera, Cristina Aza.

En las últimas semanas, un grupo de vecinos de Almarza ha participado en un taller de adornos navideños especial, ya que se han utilizado recursos naturales de la zona, como la madera de pino y roble e incluso palets. De esta manera, han elaborado «echándole mucha imaginación y con mucho esfuerzo» un conjunto de renos, trineos, papás Noel, muñecos de nieve, árboles de Navidad... 
La alcaldesa, Ascensión Pérez, explica que se colocarán en los diez pueblos que forman parte del municipio, como adorno navideño distinto y original. Los vecinos participantes pueden, de esta manera, dar un segundo uso a la madera y fabricar interesantes y originales adornos de Navidad, que son únicos y que, además, permiten ahorrar. La encargada de este curso organizado por el Ayuntamiento ha sido la restauradora Cristina Aza, que destaca la gran creatividad de los participantes, en su mayoría mujeres.El curso de adornos navideños continúa estas semanas en San Andrés de Soria.
También ha tenido mucho éxito  en Almarza el curso para fabricar muebles con palets, impartido por la misma profesora y que se ha desarrollado de octubre a noviembre. Ha contado con 18 participantes, entre hombres y mujeres y es una actividad innovadora que, igualmente, promueve el reciclaje. «Ha tenido mucho éxito y aceptación, porque casi 20 vecinos se han animado a hacer muebles de exterior y de terraza, estanterías, tumbonas, jardineras, sofás...», comenta Ascensión Pérez. «Ha sido un curso muy productivo», apunta Cristina Aza, quien incide en la posibilidad que ofrece el reciclaje y que muchas participantes se han familiarizado ya con herramientas como taladros y brocas.
distintas figuras. Los palets con los que han trabajado todo este tiempo fueron donados por la empresa Komik Cerámicas y se ha conseguido reciclar la madera en la que la firma recibe su mercancía para comercializar. «Ya se contaba con el material, así que la idea era poder realizar un curso de reciclaje para dar otra vida a esos materiales», explica la restauradora. «La idea principal es lo que se quiere crear con los palets, para qué y dónde se quiere colocar después, escogiendo el diseño más adecuado para ello», añade. Al trabajar con palets hay que intentar no desmontarlos, ya que es algo que cuesta mucho, por lo que también en este paso se requiere mucha creatividad. Tras cortar las piezas, después hay que lijarlas y darles un tratamiento, según vaya a ser para interior o para exterior. Lo último será el montaje.