DE SIETE EN SIETE

Rafael Monje

Periodista


Violencia de género, una lacra que no cesa

11/12/2019

Ahora que se acerca el final del año y comienza el habitual recuento de lo sucedido en 2019, una de las cuestiones que más vergüenza nos debe producir a todos como sociedad es la violencia de género. En lo que va de año son 55 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, pero son más de 1.000 las víctimas mortales en los últimos quince años y 50.000 las mujeres que necesitan en la actualidad protección policial ante la amenaza machista. Cifras que hablan por sí mismas y que reflejan que, a pesar de los acuerdos y las inversiones anunciadas por las administraciones, aún no se le acaba de hincar el diente como se debiera a esta lacra social.

Supone uno de los retos más relevantes que tenemos como sociedad en su conjunto, porque afecta a la vida de las personas y a la convivencia de miles y miles de mujeres que sufren a diario en su entorno más cercano el terror, a menudo en absoluto silencio.

No podemos ponernos de perfil ante la humillación a la que están sometidas miles de mujeres, a un abyecto acoso que no sólo es físico, sino también psicológico, y que evidencia la destrucción vital del ser humano. Las soluciones tienen que venir mediante la corresponsabilidad por parte de todos, y desde la propia educación a edades bien tempranas. Porque seguimos equivocándonos en algo tan primordial como es la protección de la vida y la garantía del respeto humano. Tanto, que todavía la denominada sociedad avanzada es, y a la vista está, un puro eufemismo.

Contra el maltrato caben himnos nacidos de las asociaciones feministas y todas las expresiones de protesta y reivindicación, pero también la actitud y la concienciación individual. Lo que no cabe es esconder la cabeza y la indiferencia ante una realidad, cruel y que surge a la vuelta de cualquier esquina o portal de cualquier pueblo y ciudad.



Las más vistas

Opinión

Errar y reconocerlo

Para los ciudadanos es muy valioso que, un mandatario, reconozca un error propio o un acierto de la oposición