scorecardresearch

Bouwman compra el combo 'etapa+montaña' en el Giro

Europa Press
-

La séptima etapa, entre Diamante y Potenza, sobre un recorrido de 196 kilómetros de recorrido, se la adjudica al neerlandés, que encontró premio a su atrevimiento al comandar una larguísima fuga

Bouwman compra el combo 'etapa+montaña' en el Giro - Foto: JENNIFER LORENZINI

El ciclista neerlandés Koen Bouwman (Jumbo-Visma) ha ganado este viernes la séptima etapa del Giro de Italia, disputada entre Diamante y Potenza sobre 196 kilómetros, al ser el más fuerte en una fuga de lujo que llegó con potencia a la meta, en una etapa sin descanso y llena de cotas en la que no hubo movimiento entre los primeros de la general.

La rampa final de 350 metros en Potenza exigía su traducción al castellano; energía. Y quien más la tuvo, quien más potencia tuvo en sus piernas pese al desgaste previo en esta dura etapa, fue un Bouwman que sacó de punto a Bauke Mollema (Trek-Segafredo) y a Davide Formolo (UAE Team Emirates) tras la ayuda de su compañero Tom Dumoulin.

Por detrás, en el grupo de favoritos, no hubo ataques en ninguna de las cotas, tampoco en el duro ascenso de la Montagna Grande di Viggiano --a 60 kilómetros de meta--. Eso sí, hubo cierta incertidumbre ya que, en algún momento de la etapa, el propio Koen Bouwman y hasta Bauke Mollema soñaron con la 'maglia rosa' que sigue llevando el español Juan Pedro López (Trek-Segafredo).

Fue lo más tedioso en esta etapa. El Trek-Segafredo metió delante a Bauke Mollema buscando la etapa y el reengancharle para la general, y atrás tiraba controlando la 'maglia rosa' de 'Juanpe' López, y la retuvo. La etapa no cayó, pero el neerlandés ganó 14 puestos y está ahora a 2:43. Y es que el grupo de favoritos entró a 2:59 de Bouwman, así que el veterano neerlandés les ganó 2:57 en meta, siendo mayor el recorto sumando los bonus.

Pero no fue el neerlandés más contento en esta etapa. Se la jugaron tres de ellos, contra el italiano Davide Formolo --que corría en casa pero no pudo celebrar nada--. Quien más gozoso salió de Potenza fue Bouwman, ya que además de lograr la etapa --su segunda victoria profesional con 28 años-- se llevó la 'maglia azzurra' de la montaña. Un combo que compró con esfuerzo y esprintando en cada puerto y en cada volata, incluida la meta.

Este sábado, siguiendo a modo de clásica, Nápoles acogerá la salida y la llegada de una etapa de 153 kilómetros que será "corta e intensa". Tras salir de la ciudad napolitana, se entrará en un circuito de 19 kilómetros entre Bacoli y el Monte di Procida para darle cinco vueltas y regresar a Nápoles para el esprint final.

 

ARCHIVADO EN: Giro de Italia, Italia