Almazán centra la inversión en la muralla y el colector

Nuria Zaragoza
-

Además tiene en cartera tres proyectos energéticos. La construcción de una caldera de biomasa, el cambio de alumbrado público y una obra fotovoltaica para bombear el agua permitirán reducir los consumos

Almazán centra la inversión en la muralla y el colector - Foto: "Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El equipo de Gobierno de Almazán  ha planteado tres proyectos energéticos para ejecutar este 2020 que permitirán reducir sustancialmente los consumos municipales y avanzar en materia de eficiencia energética. 
En concreto, se trata del cambio del alumbrado público, la construcción de una caldera de biomasa para abastecer diferentes edificios municipales (entre ellos, la piscina climatizada) y el desarrollo de una obra de bombeo a través de energía fotovoltaica. Estos tres proyectos, junto con la segunda fase del plan de rehabilitación de la muralla y la construcción del nuevo colector de la ronda San Francisco, integran el grueso de las inversiones planteadas por el equipo de Gobierno para este 2020 que, según el borrador de presupuesto, se elevarán por encima de los 1,7 millones de euros. A estos hay que sumar «arreglos de edificios municipales, de instalaciones deportivas, de infraestructuras turísticas, caminos rurales y  el Plan de La Arboleda, una propuesta que planteamos desde la oposición y que queremos desarrollar ahora desde el equipo de Gobierno», anuncia el alcalde de Almazán, Jesús Cedazo. 
311.000 euros a la muralla. «Los proyectos que vamos a llevar en el capítulo 6 (inversiones) van a ser el plan de la muralla, donde la aportación municipal va a ser de 311.000 euros y el Gobierno de España aportará algo más de 500.000 euros; y Planes Provinciales, con una inversión del entorno de los 400.000 euros que está  a la espera de que la Diputación haga el reparto de los fondos y donde contemplamos como proyecto que más partida económica va a necesitar el cambio del colector de la ronda San Francisco desde el Henchidero», especifica el regidor. A estos hay que sumar, añade, el proyecto de la Diputación y el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) para cambiar el alumbrado público por una tecnología que consume menos energía y que es más respetuosa con el medio ambiente, «con una aportación de 200.000 euros por parte del Ayuntamiento». 
Entre las novedades apunta «otros dos proyectos del IDAE, uno de biomasa, donde se están redactando ahora mismo los proyectos, y otro de fotovoltaica de ahorro energético. Entre los dos van a suponer unos 300.000 euros de aportación municipal», a los que hay que sumar otros 300.000 de aportación comunitaria, especifica.  Sobre el primero, apunta, «implica la construcción de una caldera de astilla para limar el pico térmico de la piscina climatizada y para dotar de calor al mismo tiempo a otros edificios municipales de la zona de La Arboleda». En cuanto al proyecto de energía fotovoltaica, «es para minimizar también el gasto energético, en este caso en el bombeo de agua desde el pozo de abastecimiento de Almazán hasta los depósitos». 
Al margen de las grandes obras, la intención del equipo de Gobierno es «dinamizar el municipio, especialmente en invierno», y por ello se tiene previsto «incrementar la partida destinada a Cultura y Festejos un 10%». Además, «vamos a establecer una serie de partidas genéricas para proyectos turísticos, y también una partida de redacción de proyectos, donde está incluida la redacción del plan de dinamización turística de Almazán», anuncia. 
A todo ello suman «nuevas partidas para mejoras en el polígono industrial y para adecuación de entornos y accesibilidad a empresas», con el objetivo de facilitar la atracción de empresas. También, «ayudas al comercio local», destaca Cedazo.