Quintana pide a la Junta medidas más duras con la ludopatía

SPC
-

El Procurador del Común propone desarrollar la Ley de apuestas regional para dotar a la Junta de personal propio que realice las actuaciones de inspección y control

Imagen de un hombre en el interior de un salón de juego de la Comunidad. - Foto: Alberto Rodrigo

El Procurador del Común instó ayer a la Junta de Castilla y León a que mejore las medidas previstas para prevenir y combatir los efectos indeseados que produce en una parte de la población la práctica del juego y las apuestas, adaptándolas a las nuevas modalidades de juego y apuestas que van apareciendo, así como a la proliferación de establecimientos y plataformas electrónicas para practicarlos, «teniendo muy en cuenta las consecuencias adictivas que producen y las conductas de personas y colectivos vulnerables, tales como los menores, jóvenes adolescentes o quienes tienen alteradas sus facultades volitivas», según informa Ical.
De este modo manera, entre otras medidas, la institución que presideTomás Quintana propone ampliar la distancia de los establecimientos de juego y apuestas que se pretendan instalar en relación con cualquier tipo de centro educativo, evitar concentraciones de lugares de juego y apuestas en una misma zona, limitar las formas y contenidos de la publicidad de las casas de juego y apuestas, impedir demostraciones o pruebas ficticias y desarrollar la Ley de juegos y apuestas de Castilla y León para dotar a la Administración autonómica de personal propio que realice las actuaciones de inspección y control de las actividades de juego y apuestas.
El Procurador del Común también consideró necesario incrementar la sensibilización y concienciación de la sociedad sobre los problemas reales que puede generar la práctica irresponsable del juego, formar a profesionales de la salud, de la educación o servicios sociales en los peligros de adicción que puede generar la práctica de juegos y apuestas y mantener e incrementar el contacto con las asociaciones implicadas en la prevención y tratamiento de las adicciones que provoca el juego.
Para el Procurador fue de interés realizar una actuación de oficio con objeto de estudiar el problema individual y social que suponen los efectos patológicos que produce las actividades de juego y apuestas, en sus diferentes modalidades, ya que «el juego y las apuestas, en cualquiera de sus modalidades, incluidas las que se realizan on line, constituyen actividades que pueden conducir a comportamientos patológicos debido a los trastornos que generan, hasta el punto de que pueden llegar a producir formas de adicción no tóxicas o sin sustancia, pero que, al fin y al cabo, crean adicciones muy perjudiciales».
Para la entidad, un ejemplo de la importancia creciente del problema individual y social de este tipo de adicciones lo pone de manifiesto el hecho de que en Castilla y León, en el año 2011, estuvieron aquejados de trastornos psicológicos menos de 500 personas, mientras que solo hasta octubre de 2019 ya fueron tratados por estos trastornos más de 1.100.