scorecardresearch

Las 'terrazas covid' se mantendrán este verano en Soria

N.Z.
-

La situación se normaliza y son 18 menos que en 2021. Están autorizadas hasta diciembre. Santos espera que en 2023 esté ya la nueva ordenanza

Las ‘terrazas covid’ se mantendrán este verano en Soria - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Mart

Los bares de la ciudad siguen apostando por el 'terraceo' y la ciudad contará este verano con 134 terrazas. Además, durante las fiestas se instalarán 14 barras en la calle. 

Aunque la situación poco a poco se va normalizando y este año habrá 18 veladores menos que en 2021, el número de bares con negocio de calle sigue muy por encima de datos prepandemia. En 2019, antes de que estallara la covid-19, el número de bares, cafeterías y restaurantes en la ciudad rondaba los 250 y, de ellos, normalmente entre 80  y 100 solicitaban instalar su velador. En 2020 la pandemia impuso sus propias normas y las restricciones sanitarias redujeron durante meses el consumo en interiores, de modo que muchos bares se vieron obligados a 'sacar' su negocio al exterior. El Ayuntamiento, para dar respuesta a esta situación, flexibilizó entonces la normativa vigente de ocupación temporal de terrenos para terrazas de veladores y, además de bonificar a los hosteleros el 100% de la tasa, permitió la ocupación de plazas de aparcamiento, calles, espacios públicos... El número de solicitudes prácticamente se dobló respecto de un año 'normal' y unos 170 negocios instalaron sus 'terrazas covid'. De unas 500 mesas se pasó a más de mil. 

El año pasado se mantuvo esta flexibilización y el Consistorio registró 152 solicitudes. Este año, que siguen las medidas excepcionales pero la bonificación de la tasa ha pasado ya al 50%, han sido 134 las solicitudes de terrazas tramitadas, además de 14 barras en el exterior (para fiestas).

«Se consensuó con la agrupación de hostelería hacer una vuelta a la normalidad gradual dado que este año ya hay fiestas, ya se han empezado a recuperar los visitantes... y este año ya se cobra el 50% de la tasa, aunque en la autoliquidación se incluye el dato del importe total para que los hosteleros sepan lo que les costaría en un año normal. Algunos ya van ajustando la situación a sus necesidades y este año ya se han reducido mesas en algunas terrazas y otras se han quitado directamente. Poco a poco se va normalizando la situación», indica la concejala de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Soria, Yolanda Santos, quien recuerda que las medidas de flexibilización concluirán el 31 de diciembre de 2022. 

A partir de ahí, todo volverá a la situación normativa prepandemia y, en teoría, se deberán retirar todas las 'terrazas covid'. No obstante, la decisión final está ahora sobre la mesa, pendiente de la nueva ordenanza reguladora que negocia el equipo de Gobierno con los hosteleros sorianos (representados a través de la AsociaciónSoriana de Hostelería y Turismo, integrada en FOES, y representantes de la Cámara de Comercio e Industria de Soria) y los grupos de la oposición. «Constituimos un grupo de trabajo y hemos estado revisando punto por punto la ordenanza. Nos queda una última reunión para revisar los últimos dos puntos y, una vez se disponga de un documento, se iniciará el proceso para aprobar la nueva ordenanza [que debe pasar por comisión, alegaciones... y ser aprobada en Pleno]. Queríamos que estuviera vigente para el próximo año», confía la edil, quien agradece la «colaboración» y «participación» de «todos» en todas las reuniones. La última será previsiblemente la próxima semana y servirá para analizar precisamente uno de los puntos que pueden despertar más controversia: si se mantienen las terrazas que están ocupando aparcamientos. «Hay tres opciones, quitar todas, dejar todas, o mantener parte, y las tres tienen pros y contras», admite Santos, quien insiste no obstante en que, hoy en día, con la situación actual, «el 31 de diciembre se acaban las medidas de flexibilidad y habrá que retirar todas esas terrazas». Solo se podrán mantener, especificaSantos, si ya está vigente la nueva ordenanza y esta permite la ocupación de esos espacios públicos, o si se aprueban de nuevo medidas de flexibilización. La responsable municipal de Turismo es consciente de que algunos hosteleros asumieron importantes inversiones con esas terrazas pero, recuerda, «desde el principio han tenido la información y sabían que era una situación excepcional». 

Donde sí hay ya acuerdo es en el ornato, que se ha decidido «extender la tipología cuidada del centro (que, por ejemplo, no permite publicidad) a otras zonas y barrios de la ciudad».