El Congreso valora quitar la dieta parlamentaria de vivienda

Agencias
-

La CUP propone que los diputados que no residan en Madrid no cobren los incentivos de 1.900 euros al hallarse en sus hogares por el estado de alarma y que el dinero se destine a la Sanidad

El Congreso valora quitar la dieta parlamentaria de vivienda - Foto: Eduardo Parra Europa Press

Para unos es populismo y demagogia y para otros ejemplo y empatía. Ante la crítica situación que vive España, con más de 10.000 muertos y 302.365 nuevos parados en solo un mes, todos miran de reojo a los políticos para reclamarles soluciones. Ymuchos exigen algo más. Así, ayer, La Mesa del Congreso anunció que estudiará la propuesta de la CUP de retirar a todos los diputados la indemnización que cobran para compensar los gastos de ejercer su actividad parlamentaria en Madrid dado que la Cámara ha entrado en una fase de hibernación tras decretarse el estado de alarma por el coronavirus. Nótese que un parlamentario raso que no tenga su vivienda fijada en la capital percibe 1.921,20 euros al mes y el que sí 917,03.
En concreto, los radicales enviaron una petición a la jefa de la Cámara Baja, Meritxell Batet, para que el Hemiciclo no abone este mes esa indemnización y que dedique ese dinero a hacer una donación a la Sanidad pública para combatir el coronavirus. Es el primer partido que se ha dirigido formalmente a la socialista proponiendo esta medida, aunque ya se habían pronunciado a favor PRC, Foro y Junts.
Conviene recordar que los diputados y los senadores reciben una asignación mensual de 2.981,86 y 3.050,66 euros, respectivamente, a lo que se suman complementos según la tarea que desempeñan en la Cámara (portavocías o puestos de mesa). Pero también tienen derecho a «las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función».
Ahí se incluye una indemnización mensual para «afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara», que no tributa a Hacienda y que cobran hasta los miembros del Gobierno que tienen escaño. Se trata de 917,03 euros para los diputados electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los del resto de circunscripciones, cantidades que en el Senado se elevan a 933,78 para los 11 de Madrid y 1.958,02 euros para los demás. En total, cada mes el Congreso dedica a estas dietas 635.265,71 euros y el Senado 505.650,64 euros.
Fuentes oficiales subrayan que Batet no puede decidir dejar de abonar, total o parcialmente, las retribuciones de los parlamentarios y por eso optó por trasladar el escrito, junto a una petición individual del socialista Odón Elorza, a la Secretaría General de la Cámara. 
De momento, ninguno de los grandes grupos parlamentarios de la Cámara ha dado el paso de secundar esa donación institucional. 
Mientras, el Parlamento andaluz ha sido el primero regional en dar este solidario paso.