scorecardresearch

La ola de calor se recrudece en España

Agencias
-

Los termómetros del país marcan temperaturas récords para el mes de junio aunque el calor "extremo" podría empezar marcharse a finales de semana. Sánchez pide a la población "cuidarse" de las altas temperaturas y "combatir el negacionismo climático"

En Lérida se han llegado a alcanzar los 47 grados - Foto: EFE/ Ramon Gabriel

La ola de calor, que afecta a casi toda España, se recrudece este viernes con una nueva subida de temperaturas que superan los 35 grados en amplias zonas de la Península y Baleares.

Los pronósticos apuntan a que este episodio de calor "extremo", como lo define la Agencia estatal de Meteorología (Aemet), acabará el próximo domingo cuando la entrada por el norte de aire fresco procedente del Atlántico provoque un "descenso acusado y generalizado" de temperaturas de hasta 12 grados menos que el día anterior.

Esta bajada brusca se notará en buena parte de la Península y pondrá punto final de una de las olas de calor más extremas, tempranas e inusuales que se recuerdan en España durante la primera quincena de junio desde que existen registros meteorológicos, según ha indicado la Aemet.

Detrás quedarán siete días sofocantes en los que se han batido récords de máximas absolutas en junio, como los 41 grados registrados en la base aérea de Albacete el martes 14, o los 39,2 grados que tuvieron en Cuenca el día 15 y que igualan la máxima de la ola de calor de junio de 2019.

En esta ocasión "se están registrando muchas temperaturas que superan a las más altas medidas durante el periodo de referencia 1981 2010 y eso da cuenta del carácter también extremo de esta ola de calor", ha indicado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Ha advertido de que esta situación dispara el riesgo de incendios, que es "extremo" en casi todo el país, y ha recomendado extremar las medidas para prevenir siniestros como los que en las últimas horas han quemado miles de hectáreas en ocho comunidades autónomas.

Mientras tanto, continúa el ambiente bochornoso y este viernes todas las comunidades tiene activadas alertas por calor, excepto Canarias y Galicia donde, sin embargo, hay aviso amarillo por tormentas vespertinas y fuertes rachas de viento que podrían desencadenarse también en el tercio norte peninsular.

Según ha informado la Aemet, la ola de calor se intensifica hoy en el centro y norte peninsular y Baleares, hasta superar los 40 grados en la Cuenca del Ebro, Cataluña, centro y sur de la Comunidad de Madrid y en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, anticipo de un sábado muy caluroso en la mayor parte de España, especialmente en la mitad oriental.

Mañana la entrada de aire fresco del Atlántico por el norte hará que bajen las temperaturas en Galicia, Asturias, Cantabria, oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía occidental, mientras en el resto descienden ligeramente las máximas e incluso suben algo por el nordeste.

El sábado será un día de "calor extraordinario" en el tercio norte peninsular, según la Aemet, y registros hasta 15 grados por encima de lo normal en esta época, mientras en Cáceres o Badajoz apenas superarán los 30 grados y en Galicia, Asturias y noroeste de Castilla y León habrá lluvias y chubascos tormentosos, fuertes en ocasiones.

El domingo se desplomarán las temperaturas en el centro y norte de la Península y lloverá en Galicia, Asturias, Castilla y León y zonas del tercio occidental y del nordeste, con posibilidad de tormentas.

En el resto estará despejado y todavía hará calor en la cuenca del Ebro, parte de Cataluña, interior de la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía oriental y Baleares, donde se superarán los 35 grados, mientras en Extremadura no pasarán de los 28.

El lunes y martes próximos se esperan lluvias y chubascos en el tercio norte peninsular y cielos poco nubosos en el resto, con posibles chaparrones tormentosos a partir del mediodía.

Las temperaturas seguirán estando entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en el Cantábrico oriental, área mediterránea y Baleares, mientras en Galicia, Castilla y León, Extremadura y Andalucía Occidental estarán de 5 a 10 grados por debajo de lo habitual en junio.

A partir del miércoles 22 es probable que continúe la inestabilidad en el tercio norte y esté más despejado en el sur, centro, resto del norte peninsular y Baleares, donde además seguirá haciendo más calor de lo normal y más fresco en la mitad oeste.

En Canarias durante el fin de semana soplarán vientos alisios intensos y los cielos estarán nubosos en el norte de las islas más montañosas, con posibilidad de lloviznas.

 

Sánchez pide a los ciudadanos extremar las precauciones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a la población que se "cuide", esté "alerta" y extreme las precauciones para evitar los peores efectos de la ola de calor y los incendios forestales, al tiempo que ha llamado a la ciudadanía a "combatir el negacionismo climático" que es "imposible de negar" y un "insulto a la inteligencia". Por otro lado, ha anunciado una iniciativa a nivel internacional para colaborar en evitar la desertificación y la sequía en África.

Durante la inauguración de la celebración con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2022 que se celebra este viernes en el Museo Reina Sofía, el presidente, ha llamado a "estar alerta" ante la "inusual" ola de calor para estas fechas del mes de junio con temperaturas "extremadamente elevadas" en la mayor parte de la Península y Baleares.

"Pido que extremen las precauciones para protegerse, sobre todo en las horas centrales del día, que eviten la sobreexposición al sol, se hidraten y cuiden de los más vulnerables para que no sufran un golpe de calor", ha apelado el presidente a los españoles.

En ese contexto ha urgido también a extremar las precauciones contra los incendios para proteger el medio ambiente y ha hecho un llamamiento a pensar en quienes se están jugando la vida en primera línea para apagarlos y que ahora mismo necesitan de la colaboración del conjunto de ciudadanos y administraciones públicas. "Evitemos y trabajemos por prevenir la ola de calor y los incendios que estamos sufriendo", ha insistido.

Si bien, ha reflexionado sobre las olas de calor de las que la población se olvida en otoño hasta que al año siguiente regresan las altas temperaturas, cada vez más tempranas. Pero en su opinión, estas temperaturas "ya no son una anécdota" sino que tienen efectos muy adversos sobre el medio ambiente.

En el marco de la celebración internacional del Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, Sánchez ve "una oportunidad" para señalar que todos esos signos forman parte del "reto global" de la adaptación y la mitigación al cambio climático al que los países se deben enfrentar "juntos y cuanto antes".

El presidente ha anunciado el lanzamiento por parte de España de la iniciativa Restaurando paisajes y agua para la adaptación y la resiliencia a la que invita a sumarse a otros países y con la que España quiere reforzar los vínculos de colaboración con África para luchar de manera conjunta contra la desertificación en ese continente que es "por desgracia" uno de los territorios más afectados del planeta.

Para Sánchez, urge trabajar con determinación bajo el liderazgo del multilateralismo y de Naciones Unidas; sumando esfuerzos, alineando estrategias, ejecutando coordinadamente las acciones necesarias para hacer frente a "uno de los desafíos de este siglo". A su juicio, pocas cosas hay más urgentes e importantes que ocuparse de hacer del planeta un lugar habitable para las generaciones de hoy y del futuro.

En esa invitación a la colaboración multilateral, el presidente estima que España junto con África puede liderar junto a otros países esta "gran iniciativa" de la que podrán beneficiarse otras muchas regiones del planeta a partir del conocimiento científico que esta genere.

"La gestión que cada uno de nosotros hacemos del uso de la tierra modula estos efectos a los que nos vemos abocados. Es nuestra responsabilidad que ese futuro y este planeta sean habitables. Superemos juntos la sequía y luchemos desde ya contra el cambio climático, que es el mayor desafío que tenemos pendiente".