scorecardresearch

Nueva ley de protección de animales, un asunto candente

Guillermo Gracia
-

El último borrador de bienestar animal es uno de temas principales de debate durante este verano. Aprobado el segundo documento, la expectación es máxima ante su posible aplicación

Nueva ley de protección de animales, un asunto candente - Foto: Valentín Guisande Sancho

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, publicó el 1 de agosto el segundo borrador de la Nueva Ley de Protección y Bienestar Animal, el cual fue aprobado por el Consejo de Ministros. La noticia fue anunciada por el organismo ejecutivo, a través de un comunicado en el que resaltaba que sería una ley «pionera» en Europa y que tiene como fin, según el borrador,  «alcanzar el máximo nivel de protección de los animales», tanto silvestres como domésticos.

Muchas personas reaccionaron ante la noticia, ya que puede dar lugar a grandes cambios. Por ejemplo, en la tienda soriana de animales Canal, ya que se ha prohibido la venta de mascotas en establecimientos de este tipo, o Carlos Sánchez, investigador de la Fundación Artemisan, quien considera que se ha detectado el problema, pero que la solución no es la adecuada.

Si por algo destaca este borrador, es por haber generado un gran debate en la sociedad. En varios puntos la sociedad discrepa y ha provocado  manifestaciones. Por un lado, el 30 de enero, grupos animalistas reivindicaron que los animales de caza tuvieran la misma consideración que cualquier otro animal. En contraposición, el 20 de marzo, varios gremios afectados salieron a la calle a mostrar su insatisfacción y exigiendo cambios. José Manzano, delegado de la Federación de Caza de Castilla y León en Soria, fue uno de los participantes que alzaron la voz por el centro de la capital española.

El anteproyecto contiene diversos puntos que pueden causar un gran cambio en el trato con animales, tanto silvestres como domésticos.  

En primer lugar, este documento establece multas de hasta 200.000 euros y penas de prisión para casos de maltrato y/o asesinato de 24 a 36 meses por maltrato animal. Dentro de este marco, tampoco se podrán realizar actividades y espectáculos que puedan ser perjudiciales para ellos. Esta medida ha sido la más apoyada por parte de la ciudadanía, como Óscar Caso, veterinario reconocido por su libro 'Desconexión rural', y por dar charlas sobre el bienestar animal en universidades y eventos;o Monsterrat Muñoz, voluntaria en Soriadopción, donde se encarga de recoger y cuidar animales abandonados o maltratados.

Por otro lado, habrá un mayor control sobre la cría de animales, de tal forma que cualquier persona que quiera producir, tendrá que estar registrada como tal.

Tampoco se podrá sacrificar a ningún animal doméstico, salvo que su estado de salud lo precise así, al igual que no se podrá comercializar con ningún tipo de animal.

Dentro de este anteproyecto, quedan exentos los animales para práctica taurina, además de aquellos de producción  de uso experimental.

Para que este borrador pueda salir adelante, a finales de año tendrá que ser aprobado por el Parlamento. Una vez haya pasado la revisión y tenga el beneplácito de la cámara, la nueva ley se aplicaría en 2023.

CAZA. El delegado provincial de la Federación de Caza de Castilla y León, José Manzano, cree que esta nueva ley se ha realizado desde «la ideología, sin tener en cuenta a los cazadores». Él justifica que hay un «gran desconocimiento sobre lo que son y el trabajo que realizan los perros de caza en el campo». Para Manzano, los cazadores han percibido que, con este anteproyecto, se quiere «erradicar la caza». Él justifica que no son un grupo que maltrate a la raza canina, sino que tratan de «mejorarla». También el delegado cree que con este anteproyecto se está humanizando a los animales. Ante esta situación, el delegado solicita que haya consenso a la hora de redactar y ejecutar la ley, teniendo en cuenta todas las personas que puedan quedar implicadas en ella.

FUNDACIÓN ARTEMISAN. Para el director de Investigación de la Fundación Artemisan, Carlos Sánchez, «el caso particular de los gatos le preocupa». Según indica el director, hay un «problema» con las colonias de estos felinos, ya que, científicamente «se ha demostrado que son negativas para el ecosistema». Suelen atacar a numerosas especies de aves y transmite enfermedades a los seres humanos que habitan en la zona. Según Sánchez, esta ley, en vez de atacar al problema, lo que hace es proteger a esta especie y que la esterilización sea una medida insuficiente. «Es un problema muy grande que mucha gente desconoce, pero que es terrible y está demostrado s incompatibilidad si queremos conservar nuestro medio ambiente».

VETERINARIO. Tiene una cuenta en YouTube ('Conexión rural') donde habló y opinó sobre el primer borrador. En este segundo documento, el veterinario Óscar Caso argumenta que es una ley que no se puede sostener, ya que, «hace falta un listado positivo de animales de compañía» al que hacen refencia en numerosas ocasiones y que no especifica en ningún momento dentro del borrador. Desta forma, «la ley se cae desde sus cimientos».También cree que, una ley que defienda los derechos y el bienestar animal, no puede ser una «ley que los esterilice o castren, porque, si algún derecho tienen los animales, es a reproducirse». Por otro lado, Caso defiende la medida sobre la identificación de animales, algo que considera «esencial» para su control.

SORIADOPCIÓN. A pesar de que falten ciertas normas, la voluntaria de la protectora de animales Montserrat Muñzo se muestra a favor de que salga adelante este anteproyecto. Desde su punto de vista, le parece bien la lucha contra el abandono y maltrato de animales. Una de las medidas más importantes del documento, a su juicio, es la inclusión de un curso preparatorio para poder tener animales domésticos. Este control cuenta con la aprobación de Muñoz, considerándolo necesario. A día de hoy, un gran número de animales que recogen desde la protectora es a causa de no haber elegido bien al dueño. Para Muñoz, «lo ideal sería que todos los perros que se den, sean a través de protectoras». En estos momentos, las protectoras se encuentran saturadas a la hora de recoger y proteger a los animales. Tal es la magnitud del problema, que no pueden hacer frente a todo, y «solo pueden ayudar hasta donde llegan». Según Muñoz, cuando trabajan en la protectora, «es tal la carga emocional, que esto te agota y te mina». Ante esta situación, la voluntaria desea que haya una mayor concienciación sobre esta situación.

TIENDA CANAL. La prohibición de venta de animales es uno de los temas que más polémica ha generado este anteproyecto. A pesar de haber leído el borrador, Cristina Canal «no tiene muy claro» si esta medida saldrá adelante, aunque ella asegura que «si entra en vigor esta ley, tendríamos que cerrar nuestra tienda», ya que su principal fuente de ingresos es la venta de animales de compañía. Para ella, este borrador es un «prejuicio» contra los animales, ya que el cierre de estos establecimientos supondría un aumento de la venta clandestina de diversas especies. Esto haría «un flaco favor» para ellos, ya que no contarían con el mismo control veterinario actual y vivirían «en peores condiciones». También supondría «la desaparición» de muchos comercios y proveedores. De hecho, miembros de las grandes empresas de animales han contactado con ministros y representantes del poder ejecutivo para lograr un acuerdo. «Esperemos que parte de la ley, como castigar el maltrato animal, salga adelante;pero las partes que afectan de manera dura a otros sectores ojalá, no», añade Canal.