Senderismo paso a paso

EDS
-

Cinco años han dado para mucho a este grupo de andarines: 172 rutas semanales de septiembre a junio y más de 2.200 kilómetros recorridos por toda la provincia y fuera de ella, a una media de 15 por trayecto. Ahora son 50 y tienen lista de esper

Senderismo paso a paso

Una pregunta en redes sociales por parte del aficionado al senderismo y profesor jubilado Luis Guerrero bastó para crear el grupo ‘Soria paso a paso’ a principios de julio de 2015, por lo que cumple justo ahora cinco años de una destacada trayectoria. Y de la primera reunión de cuatro personas surgió la primera ruta, concretamente a las Márgenes del Duero. A los 25 socios iniciales se han ido incorporando muchos más y actualmente el grupo está cerrado con 50 integrantes («gente de andar» de 55 a 70 años de edad y el 65-70% mujeres) porque no se quiere masificar. Incluso hay ahora lista de espera con diez personas, a los que se va llamando por orden de solicitud. El principal requisito es ser senderista federado.
José Antonio Domínguez y Ángel Campos, presidente y tesorero de ‘Soria paso a paso’, respectivamente, apuntan que de septiembre a junio se organizan unas 40 salidas al año todos los sábados, con una media de asistencia del 35-40%. Cada año se hacen dos o tres salidas fuera de Soria. La media de las salidas, todas circulares, es de 15 kilómetros y «las rutas no son muy exigentes, para que la gente lo pase bien, caminar y disfrutar», apunta Ángel Campos. El presidente añade que se sale el sábado temprano  y el objetivo es poder estar a la hora de la comida ya en casa, «lo que permite ir y volver, disfrutar de cuatro horas andando a un ritmo más o menos suave y un rato de desayuno». Se sale a las ocho de la mañana, normalmente, pero en verano se adelanta y se buscan rutas con sombra. «Diseñamos las rutas dependiendo del tiempo», ya que en Soria hay muchos contrastes de invierno a verano, por lo que en la época estival se opta por zonas de pinos y montaña, como Urbión, y en los meses más duros por monte bajo, como Aguaviva (que surgió tras leer el reportaje sobre la ruta de las rocas de El Día de Soria) y otros pueblos de Soria. Tras la ruta, se realiza «una crónica o reportaje fotográfico» y ya se cuenta con 172 vídeos, uno por cada ruta que han realizado desde 2015 (2.200 kilómetros). El montaje del Cañón del Val y el Pozo de las Truchas tiene más de mil visualizaciones y el de Aguaviva cerca de 400, por ejemplo.
herramientas. En wikilok, una mashup para almacenar y compartir rutas al aire libre georreferenciadas y puntos de interés, Soria paso a paso va incluyendo todo lo que hace en su cuenta, que también se incluye en su web. Nos muestran en esa aplicación una ruta de las más fáciles, de 14 kilómetros y 155 metros de desnivel. «Los recorridos los preparamos antes, adaptándolos al grupo, y no son muy exigentes», comentan. «Hay varias cosas. El IBP 39 es un valor que te dice la dificultad de la ruta y las nuestras suelen ser de un IBP 50. Es un algoritmo matemático que se calcula con la ruta en una página web.En función de tu preparación física sabes si eso para ti es bueno o es malo. Y el MIDE [Método de Información de Excursionistas, homologado por Montaña Segura] es un índice que con el tiempo estimado, la altura, la longitud, si es circular... te dice entre 0-5 la dificultad de desplazamiento, orientación, pisada y esfuerzo cardiovascular. Nosotros no pasamos de 3 y, si no, avisamos», detalla el presidente. Los senderistas ya están familiarizados con estos dos índices.
Sobre sus salidas, destacan la del Camino de Santiago, el último tramo de 100 kilómetros «para que nos dieran la compostelana»; Irati, en los Pirineos entre Navarra y Francia; varias rutas por los Picos de Europa, en un encuentro en el Día Nacional del Senderismo... Pero verdaderamente las rutas de Soria son la parte más importante de este grupo de senderismo. Les pedimos que escojan un recorrido en la provincia, pero resoplan al no saber por cuál decidirse... «A mí hay una cosa que me encanta de Soria, que es la zona norte, la zona de Urbión, Covaleda, Vinuesa, Santa Inés... Todo tiene su encanto», reconoce Ángel Campos, el guía habitual del grupo. También destaca la zona sur, a la que van en invierno, «es la más abandonada que tenemos, como Medinaceli, pero hemos estado por Somaén, por Ambrona... También tiene su encanto y para el invierno esas rutas vienen muy bien».  
parajes. «Es muy difícil contestar a eso», asegura José Antonio Domínguez, «la subida del Revinuesa para mí es un espectáculo, pero por decir una, porque posiblemente es bastante desconocida. También la zona de las Tres Provincias, la de subida a Urbión por Castroviejo, el otro lado, también es impresionante, por el Valle del Camperón, Ambas Cuerdas...». De la zona sur el presidente destaca el gran número de cañones que hay y el tesorero añade que casi los han hecho todos: Lumías, Caracena, Vildé, Lobos, Ciria, Borobia, Ólvega, Calatañazor, Abioncillo, Yanguas... «Prácticamente hemos estado en toda la provincia», en Campo de Gómara la zona de Bliecos, un monte interesante por Pinilla y Castil de Tierra, el santuario de Santa María de la Cabeza, la zona de Peñalcázar, Villaciervos, Paones... Deza y Cihuela las están preparando. «La ruta que más hemos repetido es la del Pico Frentes, porque subimos a poner el belén y subimos a quitarlo», allí tenemos como diez rutas distintas, incluso por cinco sitios distintos al mismo pico.
 «Hemos pateado bastante por la provincia de Burgos: Santo Domingo de Silos, Neila, Orbaneja del Castillo... En Logroño la zona de Cameros, en Zaragoza la zona de Ateca, Huesca, Ordesa... Y este año fuimos al Caminito del Rey y el Torcal de Antequera, en Málaga», apuntan haciendo referencia también a las Hoces del Duratón, en Segovia; Bijuesca, en Zaragoza; la Tejera Negra, en Guadalajara... «Una de las más bonitas e inesperadas es la ruta de Armantes», añaden. Para este año, como fin de temporada, tenían planeado ir al Barranco de la Hoz, en Molina de Aragón, y a la zona de Silos en Burgos; a Tiermes... La última ruta de ‘Soria paso a paso’ en 2020 fue el 7 de marzo a Cabrejas del Pinar, antes del confinamiento, y esperan poder retomar la actividad ya en septiembre. «En los últimos años se han suspendido muy pocas rutas. Por el frío no se suspenden porque uno puede abrigarse bien, el problema es la lluvia, porque desvirtúa todo», explica Campos.
Sobre los beneficios que para ellos tiene el senderismo, Campos explica que «son muchos», como «conocer lugares impresionantes» y «caminar por la naturaleza, que no puede ser nada malo». En su caso, cuando era más joven no podía salir a andar, por lo que buscó un grupo para hacerlo asiduamente cuando se jubiló y también se apuntó con su mujer, hay muchos matrimonios que con estas actividades dejan de lado la vida sedentaria. Aunque las salidas son semanales, con otro compañero pudo caminar a diario. Para Domínguez, la primera salida fue gratificante porque no sabía que podría andar tanto... «Pero andar y senderismo tiene unas connotaciones distintas. Te va apeteciendo hacer más de dos horas, al menos tres o cuatro, lo que te aporta fuerza y te limpia física y mentalmente. Es una manera distinta de relacionarte, ya somos un grupo en el que es más que solo andar: pasas la mañana, te evades, vas cogiendo las técnicas...», añade. 
Hacen hincapié en la necesidad de ir preparado para hacer senderismo, con calzado y ropa adecuados, bastones, silbato, chaleco reflectante, agua..., además de llevar guía. La tecnología y la experiencia compartida de otros usuarios es de gran ayuda para ellos.