Mujeres sobre ruedas, profesoras y alumnas de FP

Ana Pilar Latorre
-

El gran reto de los ciclos de automoción y electromecánica de vehículos es aumentar el número de alumnas y adaptarse a las enseñanzas de los nuevos coches eléctricos e híbridos, ya en circulación

Mujeres sobre ruedas, profesoras y alumnas de FP - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

Centro de FP Pico Frentes.

Las mujeres se van haciendo un hueco importante en determinados sectores formativos, como la mecánica, la automoción, la electricidad... Es algo que podemos comprobar en el Centro Integrado de FormaciónProfesional (CIFP) Pico Frentes de Soria donde hay tres profesoras (de once docentes) en el Departamento de Transporte y mantenimiento de vehículos y cuatro alumnas en tres niveles distintos de esta materia: dos en FP Básica (una en primero y otra en segundo), una en el ciclo de grado medio de Electromecánica de vehículos y automóviles y una en el grado superior de Automoción. Una de las exalumnas del centro incluso ha abierto recientemente su propio negocio de reparación de vehículos en Almajano.
La directora del centro y profesora de Sistemas electrónicos, Natalia Ceña, destaca que hay más de cien alumnos en esta rama (hay incluso lista de espera) y cada vez con más presencia femenina. «Nos gustaría que hubiera muchas más, romper con los prejuicios, porque vemos que además las chicas que vienen están muy integradas y pueden hacer el trabajo perfectamente, igual que los chicos.Además, para las empresas en las que realizan las prácticas no hay distinción y están muy contentos con las alumnas», añade Natalia Ceña. Octavio Llorente, alumno de la rama, anima a las chicas a apostar por esta materia porque «hoy en día cada uno puede trabajar en todo, también en mecánica y madera». Destaca las prácticas que se pueden realizar y reconoce que los estudios no le han decepcionado. También le gustaría tener algún día su taller.
salidas profesionales. Por eso, la directora hace un llamamiento a todos los colectivos (oriendadores, centros escolares, familias, sociedad en general...) «para que vengan a conocer el centro y que vean que realmente no hay diferencia por género. Que pueden perfectamente cursar este ciclo chicos y chicas y que, además, la inseción laboral es buenísima». A final de curso se hacen jornadas de puertas abiertas: para alumnos de cuarto de la ESOy segundo de Bachillerato, para la sociedad en general y para alumnos de Primaria, cuando estudian las profesiones para que participen en una gymkana y sepan lo que allí se puede estudiar. 
 La colocación al acabar estos estudios es «muy alta», indistintamente para alumnos y alumnas, y las empresas del sector llaman directamente al centro demandando profesionales. «Tanto que a veces no se pueden cubrir», comentan la directora y las profesoras del departamento del área Mercedes Martínez y Mª José Rangil. «Todos los alumnos que quieren trabajar en automoción tienen trabajo», coinciden todas en señalar, aunque muchos quieren seguir estudiando y pasan al ciclo superior y de ahí a Ingeniería Industrial. 
El área de Transporte y mantenimiento de vehículos, como los demás ciclos del centro, incluye prácticas en empresas (talleres mecánicos, concesionarios...) en los últimos meses del segundo curso (de marzo a junio y durante 380 horas) antes de obtener el título. Son alumnos en formación a jornada completa (ocho horas) «con un tutor en el centro educativo y otro en la empresa que hacen un seguimiento y una valoración». «Es un módulo evaluable más y obligatorio para obtener el título», explica Natalia Ceña.
El taller del Pico Frentes cuenta con vehículo donados por particulares, instituciones, entidades... o adquiridos en desguaces por el propio centro. A veces, concesionarios y sobre todo fábricas donan al centro coches nuevos, sin matricular, a través de iniciativas para dotar a centros educativos. Por ejemplo, hace dos años recibieron un SEAT Altea. Las instituciones ceden vehículos con muchos kilómetros o que van a retirar y que «en el centro vienen fenomenal».
adaptación al eléctrico. La UE espera para 2030 disminuir las emisiones de vehículos un 35%, «lo que va a suponer un gran reto para la industria automovilística, que va a tener que adaptarse sí o sí», apunta la profesora Mª José Rangil.El Pico Frentes también se prepara para este cambio y desde el curso 2011-2012 imparte el módulo Vehículos híbridos y eléctricos en el grado medio. «Es un módulo específico de cuatro horas a la semana y con un número de alumnos variable», añade. 
El profesorado también se forma y actualiza en la materia, asistiendo a cursos de la Junta de Castilla yLeón y FORTECO, explica la profesora Mercedes Martínez. Como algo pionero en España, el año pasado se impartió un curso especializado en vehículos híbridos y eléctricos a 50 profesores y alumnos del Pico Frentes, al ser un centro que cuenta con FPDual desde hace ocho años, con la colaboración de FOES y la empresa Carsmarobe y financiado por Bankia. «La FP Dual hace que otras sinergias se vayan acercando para completar la formación de alumnos y profesores», comenta la directora del centro. 
Por otro lado, cada año se organizan jornadas técnicas en colaboración con Toyota, empresa pionera en investigación y comercialización de vehículos eléctricos e híbridos, ya que en 1997 sacó al mercado el Toyota Prius, que ya va por la quinta generación. La firma envía un ponente y un mecánico especialista de Barcelona, así como dos vehículos (uno híbrido y otro eléctrico) para que los alumnos puedan trabajar, hacer la práctica y observación directa correspondiente. Y es que en los desguaces todavía no hay coches híbridos o eléctricos, porque son nuevos y se averían mucho menos.
Como dato importante, es que desde el centro se ha solicitado para la ampliación previta un aula teórico-práctica específica para poder trabajar con este tipo de vehículos, que «necesitan un espacio aparte con medidas de seguridad y aislado debido al peligro de la alta tensión». 
Mª José Rangil explica que la principal diferencia entre los coches con motor de combustión y los eléctricos es la alta tensión, más a nivel eléctrico que mecánico. Por ejemplo, además de baterías de 12 voltios, hay baterías híbridas de alto voltaje, mínimo de 200 voltios en Toyota (en Mercedes de 600), con sistemas de seguridad específicos, transeje híbrido, converter-inverter, motores eléctricos de corriente alterna, motor térmico en híbridos un poco más pequeño para poder tener autonomía en caso de quedarse sin batería... El problema principal del eléctrico es la autonomía, «el poder hacer baterías más pequeñas con las que se puedan hacer trayectos a mayor distancia sin tener que recargar». Además, en lugares como Soria «no hay todavía una red adecuada de electrolineras para cargarlos, porque una vez que se agota hay que recargar en una estación». Los usuarios apuestan por el vehículo híbrido más que por el eléctrico y sobre todo en sectores como el taxi en Zaragoza y Bacelona. En ello influye «la carga, la autonomía del vehículo, el precio...», aunque «son vehículos menos contaminantes y a la larga habrá que adaptarse para reducir los niveles de contaminación». 
Para finalizar y en relación con la automoción, la directora destaca que se ha concedido al Pico Frentes por parte del Ministerio de Educación yFormación Profesional -como se denomina desde esta legislatura- un proyecto de innovación aplicada y transferencia del conocimiento en la FP del sistema educativo (de los 16 concedidos en toda España y el único de Castilla yLeón, ya que han quedado 19 en reserva). El proyecto, que recibe 50.000 euros se denomina Diagnosis guiada 4.0 y se colabora con centros de Alcañiz y Pamplona para conseguir tres vehículos con averías reales y tipificadas para que los alumnos hagan prácticas, concreta Mercedes Martínez.