"Estamos preparando la reapertura de las oficinas en Soria"

Ana Pilar Latorre
-

Soria es una de las provincias destacadas en gasto por habitante en lo que a loterías se refiere, lo que para el delegado no solo es fruto de la costumbre y la coyuntura económica. Destaca el buen trabajo de vendedores

"Estamos preparando la reapertura de las oficinas en Soria" - Foto: Jonathan Tajes

El delegado territorial de la ONCE en Castilla yLeón, Ismael Pérez Blanco, confirma la reapertura de la sede del grupo social en Soria, con capacidad y autonomía suficiente para gestionar los recursos de la entidad en la provincia y la representación institucional del colectivo. Reflexiona sobre la labor de la organización y los objetivos en la comunidad. 
¿Qué retos tiene el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León?
Mi reto principal siempre es la motivación. Me explico. Creo, honradamente, que para poder hacer algo útil por los demás, lo primero que tenemos que tener es ilusión por el proyecto, el que sea, cada uno el suyo, y eso requiere siempre de motivación personal. A partir de ahí, cualquier cosa es posible, porque la ilusión es la verdadera ‘energía verde’ del ser humano. Mi segundo reto, tan importante como el anterior, es tener respeto por la gente. Y no me refiero con esto a tratar educadamente a las personas, faltaría más, sino a que todo aquello que hagamos sea útil y de calidad para aquellos que lo reciben. Que no hagamos las cosas por inercia o por obligación laboral. El día que nos ocurra eso, deberíamos de cambiar de trabajo y dejar paso al siguiente.
¿En qué pilares se basa su actividad?
El axioma fundamental de nuestra actividad institucional se basa siempre en la plena inclusión de las personas con discapacidad. Esto se consigue de muchas maneras, pero de todas ellas, las imprescindibles, y en este orden, serían: autonomía personal, educación y empleo. Cuando somos capaces de hacer bien este recorrido vital con la persona, el éxito está garantizado. A esto le tenemos que añadir otras muchas áreas de intervención, importantísimas también, relacionadas con el bienestar social, el acceso a la cultura, el deporte, el ocio y tiempo libre. Todo ello lo conseguimos con el esfuerzo de nuestros 886 trabajadores de la ONCE (vendedores, trabajadores de oficina...) y mediante el buen empleo de nuestros ingresos obtenidos por la venta de productos de juego a través de nuestros 770 vendedores en Castilla y León.

¿Cuál es la filosofía de los premios solidarios que la ONCE concede anualmente en Castilla yLeón?
Los Premios Solidarios de la ONCE nacen de la necesidad vital, por nuestra parte, de reconocer la ingente labor que realizan tantas personas, instituciones y empresas por hacer más fácil la vida a las personas con discapacidad, por darnos oportunidades, por ayudarnos a trasmitir una idea a través por ejemplo de una noticia en un medio de comunicación, tal y como estáis haciendo en este momento... En definitiva, por dar ejemplo a aquellos que todavía no lo hacen, seguramente porque no han aprendido a hacerlo.
¿Cuáles son los principales objetivos en Soria?
Los objetivos de la ONCE en Soria, como se podrá comprender, no pueden ser diferentes de los que tenemos en cualquier otro lugar de nuestro país, al menos en su ámbito global. Ahora bien, es cierto que cada lugar, por su coyuntura e idiosincrasia, tiene sus necesidades específicas. En el caso de Soria nuestros objetivos particulares residen en mejorar los niveles de participación y oportunidades de las personas ciegas en el territorio de la provincia. A nadie se le escapa que para mejorar la actual situación de la España Vaciada se necesita de acciones decididas y reales, de presencia física e institucional, prestando servicios allí donde está la gente, allí donde más nos necesitan.
¿Qué cifras ofrece su actividad en la provincia?
En Soria tenemos en estos momentos 106 personas afiliadas a la ONCE. Respecto del número de vendedores, es de 28, todos ellos con discapacidad. En lo que se refiere al perfil de nuestros vendedores, puedo decir que son personas normales, con una buena formación para la tarea y gran espíritu comercial, o sea, buenos profesionales. No en vano, Soria es una de las provincias destacadas en gasto por habitante en lo que a loterías se refiere, y esto no es solo fruto de la costumbre o la coyuntura económica. Tenemos en esta casa no solo grandes profesionales, sino buena gente, respetada y querida por los ciudadanos, que lo demuestran todos días con ese pequeño gesto solidario de acercarse a alguno de ellos a comprar un producto de juego de la ONCE.
¿A cuántas personas mueve la ONCE en Castilla y León? 
En Castilla y León tenemos en estos momentos algo más de 4.200 personas afiliadas, de las cuales el 25% aproximadamente presentan ceguera total, y el resto tenemos una discapacidad visual severa. 
¿Qué evolución ha habido en los últimos años?
La afiliación a la ONCE crece de forma constante, en torno a un 0,5% anual. Lo que sí está cambiando en las últimas décadas es el dato demográfico, pues afortunadamente cada vez tenemos menos niños ciegos, gracias a las políticas de prevención sanitaria y, por el contrario, cada vez se afilian más personas mayores, fruto, como es lógico también, de las degeneraciones oculares producidas por una mayor longevidad de la población.
¿Qué seguimiento se realiza desde Valladolid a las distintas sedes?
La ONCE tiene una estructura piramidal muy similar a la de la administración pública. En este caso en Valladolid tenemos la Delegación Territorial, la cual coordina todas las acciones de la institución en nuestra comunidad autónoma, con capacidad de gestionar su propio presupuesto en base a lo recaudado anualmente en concepto de ventas de juego. El Grupo social ONCE (ONCE/FUNDACIÓN/ILUNION) en Castilla y León tiene ahora más de 2.500 trabajadores y aporta al PIB de nuestra comunidad más de 124 millones de euros. Solamente el año pasado creamos más de 1.000 empleos nuevos para personas con discapacidad en nuestra región.
¿Volverá a contar Soria con una dirección independiente? 
Efectivamente, en estos momentos estamos preparando a reapertura de nuestras oficinas en Soria. Esto quiere decir que muy pronto tendremos una sede del Grupo Social ONCE en la capital, con una directora al frente de la misma, con capacidad y autonomía suficiente para gestionar los recursos de la entidad en esta provincia y la representación institucional de nuestro colectivo. Además de esto, desde esta sede se organizará también la prestación directa de los servicios sociales a nuestros afiliados sorianos, tales como, rehabilitación integral, apoyo educativo, atención psicológica, apoyo al bienestar social básico, tiflotecnología, acceso al empleo... Todo ello con personal técnico especializado de la ONCE.
¿Soria será imagen de algún cupón este año 2020? ¿Qué repercusión tiene esta medida?
Todos los años, al menos desde que yo tengo memoria, hemos conseguido que Soria aparezca en más de una ocasión en nuestros cupones, y además por derecho propio. Es decir, Soria tiene un patrimonio cultural y social importantísimo y, por supuesto, digno de ser portada de nuestro cupón. Sin ir más lejos, el año pasado  fueron cuatro los cupones dedicados a Soria: Recuerda, dentro de la serie Mi  pueblo;  Palacio de la Audiencia, dentro de la serie Ciudades a escena; la Pingada del Mayo de Vinuesa y el Festival de las Ánimas. Para este año 2020 tenemos previsto  dedicar otros cuatro cupones a la provincia de Soria. La repercusión publicitaria de un cupón de la ONCE es tremenda, piense usted que cada día emitimos 5,5 millones de boletos que recorren las manos, bolsillos y corazones de la gente a través de nuestros más de 19.000 vendedores repartidos por toda la geografía nacional. En términos cuantitativos, si alguien quisiese hacer una campaña publicitaria similar, y tuviera que pagarla, que no es el caso, le costaría 2,2 millones  de euros. Imagínese...
¿Qué compromiso ha manifestado la ONCE a la Junta de Castilla y León para acercar al público la idea de juego responsable?
Ante la preocupación social general existente en estos momentos respecto de ciertas prácticas llevadas a cabo por algunos operadores del juego privado -juego online y casas de apuestas, fundamentalmente- y ante la clara voluntad existente también para modificar la legislación autonómica de juego en la búsqueda de soluciones a los problemas derivados de estas malas prácticas de algunos, solicitamos recientemente una reunión con la Junta. Mantuvimos un encuentro con el consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León y el responsable del área de juego, dependiente de esta consejería, para informarles de cómo venimos desarrollando nuestra actividad desde hace más de 80 años, de una forma responsable y con las máximas garantías hacia nuestros clientes y la sociedad en general. También a sugerir la adopción de fórmulas de trabajo que nos han dado muy buenos resultados, como operadores públicos de juego, que se basan en una serie de medidas específicas de juego responsable, auditadas y certificadas por los más importantes organismos internacionales del sector del juego, tales como la WLA  (Asociación Mundial de Loterías) y EL (Loterías Europeas).
¿Debe la ONCE estar en la Mesa del juego responsable de la región?
La ONCE siempre ha estado y estará, por supuesto, al servicio de todas aquellas iniciativas de estudio, análisis e incluso legislativas en las que podamos aportar nuestra opinión y experiencia, tanto en lo social como en lo tocante a nuestra actividad económica principal, que es el juego responsable, siempre desde nuestra perspectiva de operador de juego público de ámbito nacional.
¿Cuáles son las mayores dificultades o problemas a los que se enfrentan las personas ciegas o con discapacidad visual?
El más importante de los retos es, sin lugar a dudas, la falta de empatía social con la que en ocasiones nos podemos encontrar, cuando en el hacer diario de todos nosotros, de lo que conocemos y nos rodea: educación, acceso al empleo, acceso a la información..., sigue habiendo personas que no se paran a pensar ni por un segundo que el ser humano es diverso. Y, en consecuencia, todo aquello que diseñamos, fabricamos y ponemos al servicio de las personas tiene que estar pensado con criterios de accesibilidad universal, o sea, hecho para todos. Solamente con eso seríamos capaces de solucionar de un plumazo el 90% de nuestros problemas. 

¿Se usa más bastón o perro guía?
Dentro del colectivo de personas ciegas, lógicamente, tenemos una inmensa mayoría que utiliza algún auxiliar de movilidad (bastón, perro guía...). Cualquier persona no quiere o no puede utilizar un perro guía, por eso el proceso de selección, de formación y de adjudicación es muy laborioso y meticuloso. En esto no hay margen de error, no en vano la persona ciega pone su seguridad en manos del buen hacer de un animal. 
Ahora estamos trabajando en un proyecto de ampliación de nuestra escuela de perros guía, amén de los acuerdos que venimos practicando con escuelas de otros países, como EE.UU., para poder atender mejor la demanda, tanto la de aquellos que quieren acceder por primera vez como la de los que se ven obligados a sustituir el que tienen por su paso a jubilación. Como se podrá entender, en este servicio la demanda es exponencial, pues en la medida en la que más perros entregamos, a medio plazo más perros tendremos que reponer, lo cual nos plantea constantemente un reto logístico y económico, pues cada perro puesto de forma gratuita en las manos de una persona ciega, le cuesta a la ONCE alrededor de 30.000 euros.
Es una reivindicación de siempre una mayor integración y comprensión con una realidad que a veces se desconoce, ¿cómo se avanza?
Como casi todo en la vida, la base se encuentra en la educación desde niños: educación en valores y actitudes. Y para aquellos que no somos ya tan niños, tenemos el deber moral desde todos los ámbitos posibles, como entidades sociales, administraciones públicas y medios de comunicación, de realizar y compartir las buenas experiencias de lo mucho que se hace bien en materia social todos los días. El mejor ejemplo no es lo que decimos, sino lo que hacemos. Estamos en el país del mundo con mejores políticas sociales para personas con discapacidad y, dentro de España, Castilla y León está a la cabeza. Aún así nos quedan todavía muchas cosas por hacer, fíjese si tenemos ejemplos para contar.
¿Es clave el apoyo de las instituciones? ¿En qué aspectos hay que volcarse (accesibilidad, adaptación…) y tanto en la ciudad como en el medio rural? 
Ahora que se habla tanto de reto demográfico y de despoblación, deberíamos de intentar no quedarnos solamente en las políticas globales contra estos problemas. Cuando hablamos de fijar población en un ámbito rural deberemos pensar también qué está pasando con las personas con discapacidad que viven en esos lugares. ¿Estamos llegando con los servicios sociales básicos? ¿Tienen oportunidades de empleo real? Yo siempre pongo el ejemplo práctico de lo que ocurre cuando un joven encuentra un empleo lejos de su pueblo, pues ese pueblo pierde un habitante. Pero cuando el que encuentra empleo fuera de su pueblo es una persona con discapacidad, en muchas ocasiones parte de su familia se va con él. Tenemos la obligación moral de intentar conseguir unos niveles aceptables de accesibilidad y comunicaciones físicas y tecnológicas en el ámbito rural. Este sí que es gran reto de nuestra tierra, de Castilla yLeón.
¿Más del 99% del alumnado con discapacidad visual se escolariza en colegios ordinarios, siguiendo el currículo escolar oficial. ¿Es algo muy positivo no?
Es probablemente el mayor logro social de la ONCE en toda su historia. Es una bonita aventura que comenzamos cuando nadie creía que se pudiera hacer, hace más de 30 años, y podemos decir que efectivamente hemos conseguido un niveles altísimos de inclusión educativa. Es más, en estos momentos los índices de fracaso escolar de un niño ciego en España se encuentran en torno al 6% de la población escolarizada, muy por debajo de la estadística global de nuestro país que se cifra en un 14%. Es más, en nuestro caso estamos incluso por debajo de media Europea.
El ámbito laboral es otro de los aspectos que preocupa al colectivo, ¿se hace lo suficiente para mejorar su desarrollo profesional?
Desde la ONCE venimos practicando un modelo de apoyo al empleo, el cual nos lleva dando muy buenos resultados desde hace bastantes años. Por poner un ejemplo, basta decir que hace 20 años el 75% de las personas ciegas que trabajaban lo hacían en la ONCE y el 25% fuera de la institución. Pues bien, en estos momentos estos porcentajes se han invertido totalmente. Cada vez estamos siendo más capaces de preparar bien a nuestra gente para que accedan en igualdad de condiciones al mercado laboral. Los índices de paro de las personas ciegas están en índices bastante moderados, poco más del 6%, y seguimos trabajando para intentar reducirlo año tras año.
Las nuevas tecnologías han irrumpido para hacer la vida más fácil a las personas ciegas, ayudándoles a resolver aspectos cotidianos como el precio de un producto en un supermercado o el horario del transporte público. ¿Qué suponen estos avances?
Pues suponen otorgar a la persona su verdadero derecho a la individualidad, a la toma de decisiones, a la ciudadanía real a través de la accesibilidad universal que nos permite la inclusión efectiva. Ahora bien, es bueno señalar que en este campo de las nuevas tecnologías el reto es inmenso, casi inabarcable, no solo por la gran amplitud de este sector, sino por la velocidad e innovación del mismo. Por eso nuestros principales esfuerzos no los podemos dirigir a hacer accesible lo que ya existe, si no a trabajar principalmente en dos direcciones, por un lado buscar tecnología accesible allí donde esté y por otro, colaborar con los desarrolladores para que esa tecnología nazca ya con criterios de accesibilidad.
El deporte es un elemento de integración esencial y también la cultura. ¿Qué importancia tiene la promoción de actividades deportivas y culturales?
Siendo dos campos diferentes, la verdad es que consiguen multitud de efectos similares en la persona, habilidades personales y sociales, integración, mejora de la autonomía personal, mejora de la autoestima a través de la realización personal, etc. Estas dos cuestiones, cultura y deporte son la más bonita guinda de cualquier pastel social, pues cuando conseguimos que una persona tenga autonomía personal, se forme bien y encuentre un trabajo, le estamos abriendo la puerta al mundo, a disfrutar plenamente de lo que a cualquiera nos gusta hacer, sentir y disfrutar, o sea, el ámbito del ocio y tiempo libre.
Se siguen pidiendo papeletas en braille para las convocatorias electorales. ¿Por qué no se ha conseguido todavía?
Lo que verdaderamente pedimos es un sistema accesible para poder realizar un ejercicio constitucional básico: el derecho al voto de forma personal y secreta, como cualquier otra persona sin discapacidad. Para ello, deberíamos de avanzar en soluciones fundamentalmente tecnológicas, por ser estas más sencillas y asequibles para todos, sin olvidarnos por supuesto del braille para aquellos usuarios que así lo demanden, pues no en vano se trata del sistema de lecto-escritura de muchas personas ciegas. 
El voluntariado es clave para lograr al autonomía personal y la inclusión social. ¿Hay muchas personas que colaboran en la zona de Soria  y, en general, en Castilla y León? 
Efectivamente, el voluntariado se ha erigido en los últimos tiempos en uno de los principales programas sociales de una institución como la ONCE. Ni qué decir tiene que cada vez es más importante prestar servicios a las personas que les permitan no solo poder seguir disfrutando de la vida, sino poder seguir viviendo donde ellos quieren. El voluntariado en sí mismo es una de las mejores herramientas de lucha contra la soledad, tristemente también de moda en los últimos tiempos. Nosotros, en la ONCE, tenemos un potente programa de voluntariado y además participamos en las diferentes plataformas provinciales en esta materia, donde compartimos experiencias y recursos con grandes entidades sociales como lo es la Cruz Roja.