scorecardresearch

Los médicos fueron víctimas de 30 agresiones el año pasado

SPC
-

Los ataques a la profesión sanitaria se dispararon en España durante 2021, convirtiéndose en el segundo año con mayores registros, solo superado por 2019, según el Consejo General

Los médicos fueron víctimas de 30 agresiones el año pasado - Foto: Europa Press

Castilla y León registró 30 agresiones a profesionales médicos en el segundo año de la pandemia, en el que la incidencia pasó de 1,2 a 1,9 agresiones por cada 1.000. Son datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos y la Organización Médica Colegial de España, que precisa que las agresiones a la profesión subieron de media España en un 39 por ciento.

Con motivo del Día Europeo Contra las Agresiones a Médicos y Profesionales Sanitarios, que se celebra este sábado, el Consejo General de Médicos presentó ayer los datos registrados durante 2021, unas cifras que ponen de manifiesto que durante el segundo año de pandemia de covid-19 las agresiones a la profesión médica se dispararon convirtiéndose en el segundo año con mayores registros, solo superado por 2019.

El Observatorio Contra las Agresiones del CGCOM recogió en 2021 un total de 612 agresiones, 171 más que el año anterior, lo que sitúa la cifra total desde 2011 en 5.649 agresiones. De todas las agresiones sufridas el 62 por ciento corresponde a mujeres frente al 38 por ciento de los hombres, un dato que consolida la tendencia de los últimos años en los que las mujeres sufren la mayor parte de las agresiones.

El ámbito de la Atención Primaria, que supone más de 50 por ciento de los casos (51,1 por ciento) se mantiene a la cabeza de las estadísticas, seguido de los hospitales que sube cinco puntos y se sitúa en el 22 por ciento; Urgencias de Atención Primaria (7,9 por ciento) y Urgencias de Hospitales (7,7 por ciento). Las agresiones en atención domiciliaria 'in itinere' suponen ya el 1,7 por ciento del total.

Respecto a los diferentes tipos de agresiones sufridas, en el 87 por ciento de los casos se produjeron insultos y amenazas, mayoritariamente a mujeres, mientas que el 13 por ciento restante fueron agresiones que acabaron en lesiones físicas, sufriéndolas en un 56 por ciento las mujeres y un 44 por ciento los hombres. «Cabe destacar el aumento registrado en amenazas (+5,7 por ciento) y lesiones (+3,3) en detrimento de los insultos (menos nueve por ciento)», destacó.