Un 10% más de presupuesto: ¿lo notarán los productores?

M.H. (SPC)
-

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación contará con 8.500 millones de euros. La mejora de la competitividad y la sostenibilidad serán los objetivos prioritarios para el ejercicio 2021

El gasto para la renovación de maquinaria agrícola se incrementa en casi un 20% en las Cuentas públicas del Gobierno para 2021. - Foto: Alberto Rodrigo

Agricultores y ganaderos no están para bromas. Problemas endémicos, la anterior crisis aún no completamente superada y la zancadilla que ha supuesto la pandemia han colocado al sector en una tesitura extremadamente complicada. Explotaciones que suponen casi la única opción de generar renta y fijar población en muchas zonas deprimidas están en verdadero riesgo de desaparecer por diversos motivos y dar así la puntilla a la España vacía.
Las personas que viven en y de los pueblos son los encargados de mantener sus usos y costumbres, el patrimonio o el medio ambiente tal y como es y como lo disfrutan quienes salen de las ciudades en busca de aire fresco, ahora que tan de moda está debido a las restricciones a la vida urbana. Los poderes públicos tienen la obligación, política y moral, de mantener y mimar a agricultores y ganaderos que, además de lo citado anteriormente, proveen de alimentos al resto de la población, algo que no han parado (ni pararán) de hacer ni en los peores momentos de la actual situación generada por el coronavirus.
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tiene ahora una oportunidad excelente para demostrar su buena voluntad en este sentido, dado que la partida que le corresponde de los Presupuestos Generales del Estado apara 2021 es un 10,47% mayor que la del pasado ejercicio: en total asciende a 8.496,2 millones de euros. Aunque diversos partido políticos y algunos profesionales del sector tildan este incremento de irreal porque una buena parte de los fondos llegarán de Europa, lo cierto es que el dinero es el dinero, llegue de donde llegue, y debe servir para poner las cosas menos complicadas a la gente del campo.
La modernización del regadío es una de las inversiones más importantes.La modernización del regadío es una de las inversiones más importantes. - Foto: Ana M. Dí­ezEl ministro Luis Planas destaca «que este presupuesto está enfocado a impulsar la competitividad y la sostenibilidad del sector agrario, pesquero e industria agroalimentaria» a través de «líneas de financiación destinadas a potenciar la digitalización e innovación, un regadío eficiente, el relevo generacional y la presencia de la mujer en el mundo rural, así como un sector agrario y pesquero más sostenible. De esta forma, se desarrollarán las posibilidades de crecimiento que contribuirán a fortalecer el tejido productivo y económico a través de un apoyo decidido al sector agroalimentario».
Son unos presupuestos que, según el Ministerio, garantizarán la creación de condiciones para promover un medio rural vivo, dinámico, poblado y atractivo para los jóvenes, las mujeres y el talento. El departamento que dirige Planas contempla actuaciones de apoyo a la formación y el emprendimiento de jóvenes y mujeres en el medio rural, así como medidas concretas para facilitar la adaptación y transición digital del sector agroalimentario y del medio rural. Para reforzar la consecución de estos objetivos se integra una partida de 406,5 millones de euros procedentes del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
Revisando las cifras, se aprecian aumentos significativos en varias partidas. El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha resaltado el incremento en la asignación destinada a la promoción alimentaria, bajo el paraguas de ‘Alimentos de España’, que contará con 12,5 millones de euros, un 18,9% más que en el ejercicio anterior. «La promoción alimentaria es una de las herramientas para la salida de la crisis, porque nos permite aumentar la demanda de productos agroalimentarios y conseguir más valor. ‘Alimentos de España’ pretende dar a conocer a nuestros productos en mercados internacionales para ser capaces de crecer en valor y en el exterior, porque es el mejor ingreso que puede recibir un agricultor o ganadero», ha declarado.
El ministro de Agricultura, Luis Planas, en la presentación de los presupuestos generales para el próximo ejercicio. Esta semana ha arrancado el debate de las enmiendas a la totalidad.El ministro de Agricultura, Luis Planas, en la presentación de los presupuestos generales para el próximo ejercicio. Esta semana ha arrancado el debate de las enmiendas a la totalidad.Por otro lado, Miranda ha destacado el apoyo a los jóvenes y a las mujeres para impulsar el relevo generacional en el medio rural. Así, se ha incrementado la dotación en un 86% más, hasta los 1,5 millones de euros, para los jóvenes, y en un 90% para las mujeres rurales. Además, se impulsará la transformación digital del sector agrario con un presupuesto de 16,9 millones, de los cuales 10,8 millones de euros proceden del mecanismo de recuperación, ya que el Departamento reconoce que «es una de la grandes transformaciones» que tiene que afrontar el sector en el futuro para mantener la rentabilidad.
Además, el secretario general de Agricultura y Alimentación ha precisado que hay conversaciones en curso con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para que la banda ancha llegue a todos los rincones del medio rural y alcance también a las explotaciones. «No queremos que la banda ancha llegue solo al municipio, sino también a la quesería que está alejada de su localidad. La digitalización es una apuesta colectiva, porque es una palanca de cambio que hará a las explotaciones ser más competitivas y sostenibles».
Aumenta también la partida de gasto dedicada a la gestión de los recursos hídricos. En este sentido, el Gobierno acometerá nuevas inversiones en regadíos sostenibles que, aunque no se traducen en ayudas directas, generan valor añadido y fijan población en el territorio. Se tratará sobre todo de financiar obras que eviten el despilfarro y la pérdida de agua y ayuden a mejorar la eficiencia energética de la agricultura. La cantidad destinada a este fin llegará hasta los 306 millones, entre la partida para modernización y los 260 que percibirá la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) a través del fondo de recuperación de la UE, sociedad que será el instrumento que coordine el plan de actuación a través de un convenio con el Ministerio.

Para los productores

Sin embargo, a los agricultores y ganaderos quizá les interesan más las partidas que implican subvenciones u otro tipo de pagos más o menos directos. Entre ellos cabe destacar un aumento del 20% en las asignaciones para seguros agrarios hasta llegar a un montante de 251,2 millones de euros; entre 2016 y 2020 la cantidad no había experimentado variación alguna (211,2 millones). Según Planas, los seguros «son un pilar fundamental de la política agraria de este país, vital para el mantenimiento de las rentas y de la viabilidad económica de las explotaciones». A través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), el Estado cubre de manera directa parte de los gastos que suponen las pólizas a los profesionales del campo, sin perjuicio de que en los presupuestos de cada comunidad autónoma se destinen al mismo fin cantidades suplementarias. La necesidad de asegurar los cultivos crece en importancia año tras año para los agricultores debido a que los fenómenos meteorológicos (sequías, inundaciones, granizo…) son cada vez más impredecibles y frecuentes debido a los efectos del cambio climático.
Los fondos destinados a sanidad animal también aumentan de forma considerable. Los fondos destinados a sanidad animal también aumentan de forma considerable. - Foto: Alberto RodrigoEn esta línea se incluyen acciones como subvencionar los recargos aplicados por una elevada siniestralidad, incrementar en 10 puntos la subvención adicional a los jóvenes, conceder pagos adicionales en la línea de compensación por pérdida de pastos e incrementar un 6 % la subvención base del seguro complementario, que pasa del 7 al 13 %.
También se pueden beneficiar del 19,3 % más de gasto para la renovación del parque de maquinaria agrícola, que contará con 9,5 millones de euros, de los que 6,5 millones se destinarán a subvenciones y los 3 restantes a la bonificación de créditos.
El aumento de la dotación para la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), organismo adscrito al Ministerio y referente en el control de las relaciones comerciales, también supone un punto  favor aunque no vaya aparejado de pagos directos. Se ha aumentado la partida en un 31,83 %, hasta 8,26 millones de euros, que irán destinados a un organismo clave para evitar situaciones como las que se han dado recientemente con los precios de la patata, con ventas muy por debajo de los precios y producción y agricultores dejando el producto sin recoger para no aumentar las pérdidas, y también con otros productos. La AICA se ha de encargar de velar por el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y un incremento en su presupuesto debería beneficiar el establecimiento de los contratos en el sector agroalimentario.
Otros aspectos, aunque se financien con dinero de los presupuestos del Ministerio de Agricultura, dependen de los criterios de las comunidades autónomas, que son quienes gestionan esos recursos. En este ámbito es importante destacar el esfuerzo adicional en materia de sanidad animal y vegetal, con un incremento del presupuesto superior al 11 %. Cada vez es más evidente que la competitividad de las producciones y su mejor posicionamiento en los mercados pasa por mantener elevados estándares de sanidad. El ministro Planas ha destacado que «los gastos en sanidad siempre deben ser considerados no como un coste, sino como una inversión». Aquí se encuadran acciones tan importantes como la mejora de la resiliencia de la agricultura y la ganadería al impacto de las plagas y las enfermedades emergentes, algunas de las cuales pueden incluso llegar a transmitirse al ser humano.