scorecardresearch

Más pinos, la principal demanda de los resineros

A.P.L.
-

ResinLAB detecta que no están interesados en formación ni en compaginar la resina con otras actividades

Más pinos, la principal demanda de los resineros

El Grupo Operativo ResinLAB, un proyecto coordinado por Cesefor, ha mantenido esta semana encuentros con resineros en Almazán, Tardelcuende y Quintana Redonda para tomar el pulso al sector y han obtenido datos de gran interés. Aida Rodríguez, una de las técnicas de Cesefor, apunta que en estas reuniones en el territorio de trabajo del proyecto en Soria en las que se entrevistó a casi 30 resineros a los que les explicaron el objetivo del mismo y les avanzaron las claves de las ayudas que en breve convocará la Junta de Castilla y León. Otro de los objetivos era «hacer un diagnóstico de su situación» y conocer las principales necesidades de esa zona en concreto. 

«Los problemas principales tienen que ver con el proceso de remasa, que es muy exigente. Varios dijeron que necesitaban apoyo a través de la contratación de operarios, así como mejorar la carretilla de remasa a través de un mecanizado y bajar el precio de las mismas», apunta la técnico incidiendo en la dureza de esta tarea resinera. En relación a los precios, «han notado un incremento en los de los materiales -chapas, puntas, potes...- y, en según que ayuntamientos, en el alquiler de los pinos. Notan el incremento en las inversiones que tienen que hacer». En algunas localidades los resineros plantearon sus quejas porque «no se ponen a disposición suficientes pinos para solicitar al inicio de la campaña». Es decir, plantearon que «hay más resineros que pinos potencialmente resinables en un radio cercano al que ellos viven».

Igualmente, los técnicos identificaron seis países de procedencia diferentes entre los participantes y les llamo la atención que solo hubiera una mujer. No se detectó interés en solicitar formación, como sí ocurre en otras zonas del estudio, «había dos resineros nuevos y estaban aprendiendo el oficio de familiares y amigos». Y tampoco ven necesaria la complementariedad de los meses de trabajo de resina con trabajos de invierno, «una reclama clásica de los colectivos resineros» y que sí tienen en otras zonas productoras». Ya hay ayudas de Junta y Diputación de Soria para este tipo de trabajos, «pero muchos no las piden bien porque tienen pocos meses entre que acaban y empiezan y lo que quieren es descansar o bien porque llevan muchos pinos». 

asociación. Otro de los objetivos era conocer «si había germen o material para avanzar hacia proyectos de agrupación, como asociaciones y cooperativas». «En cada lugar había unos cuatro, cinco, seis personas que parecían interesadas, aunque no todos con la misma implicación, porque lo que menos les gusta es la representación y ocupar cargos de responsabilidad (presidente, secretario, tesorero...», explica Aida Rodríguez. Pero como el número de interesados era «significativo» se les ha planteado organizar una reunión en marzo para mostrarles ejemplos de estatutos de asociaciones resineras similares para que tengan una base. Cesefor les podría acompañar en el proceso si tienen alguna necesidad, pero no formar parte de la asociación que tiene que funcionar de manera autónoma. «Esa parte de la asociación ha quedado pendiente de ese segundo paso, a ver si coge fuerza y comienza a fraguarse una asociación resineros en Soria», desea la técnico del Cesefor aunque evitando ser demasiado optimista por si acaso no cuajara.

El Grupo Operativo ResinLAB (GO-ResinLAB), del que Cesefor es socio colaborador, es un laboratorio experimental (Living Labs) formado por una red de parcelas y municipios de Castilla y León: Coca, Cuéllar y Nieva (Segovia); Tardelcuende, Almazán y Quintana Redonda (Soria); y Brañuelas-Villagatón, Llamas de la Rivera, Luyego de Somoza (León); en Extremadura: Garbayuela (Badajoz) y Gata (Cáceres; y Castilla la Mancha: Huerta del Marquesado y Casillas de Ranera (Cuenca). Cesefor es el socio coordinador y participan también Cose, Jogosa, Adisgata, Fafcyle, Sociedad Cooperativa Pinaster, Industrial Resinera Valcan y Luresa Resinas. Para el desarrollo del proyecto se cuenta con una subvención de 570.699 euros.