Arenillas, vivir pendientes de la luz de una vela

Nuria Zaragoza
-

Los 53 habitantes de Arenillas sufren continuos cortes en el suministro.Algunos, de días. Iberdrola asegura que trabaja ya en la «renovación completa de la derivación de la línea» que suministra a esta zona

Arenillas, vivir pendientes de la luz de una vela

Arenillas es uno de los pocos pueblos de Soria que ha conseguido plantar cara al temido fenómeno de la despoblación y, en estos momentos, cuenta con más habitantes de los que tenía en la década de los 80. De los 53 vecinos que permanecen durante todo el año en el municipio, diez son menores de catorce años, lo que lo convierte en uno de los pueblos con menor edad media entre el vecindario.  
En Arenillas se respira vida y ganas de progreso. Se respira ilusión. Se nota esa apuesta compartida por mirar al futuro. Sin embargo, se han topado con un duro ‘enemigo’ que les pone freno, «los continuos problemas en el suministro eléctrico». 
20 horas sin luz. «Cada vez que llueve se nos va la luz y estamos sin suministro durante horas y horas. Pero no es necesario que haya tormenta, cualquier día, porque sí, se va también. Hace un tiempo se cayó un poste porque son muy antiguos y estuvimos dos días sin luz; en el confinamiento llegamos a estar 20 horas sin luz; y así continuamente, incidencia tras incidencia», enumera el alcalde de la localidad, Alberto López. Esta misma semana, el martes, se registró el último apagón. Se fue la luz desde las 22.00 horas hasta las 5.30 horas de la madrugada, es decir, cerca de siete horas y media sin suministro eléctrico porque «se puso a llover, nada más», apunta el regidor. 
La consecuencia de todo ello se traduce, a nivel material, en «todos los productos del congelador de todas las casas del pueblo estropeados» y, cuando es de día, «el bar que no puede abrir, la gente que no puede trabajar en sus naves y cocheras,  los vecinos que no pueden hacer sus actividades ordinarias...» y la vida en Arenillas vuelve a depender de una vela en pleno siglo XXI. 
Pero, más allá de las pérdidas económicas, el problema se agrava si tenemos en cuenta que en Arenillas viven varias personas que precisan de «aparatos de oxígeno que van conectados a la luz» y que, por tanto, ante un apagón, «se ponen de los nervios», indica el alcalde del municipio, que no esconde su preocupación por los problemas sanitarios que esta situación puede ocasionar entre sus vecinos. 
un problema «recurrente». El problema se remonta en el tiempo pero se ha agravado con los años, asegura su alcalde, quien tiene claro donde está el motivo:en el «pésimo» estado que presenta la línea que suministra a la población, que parte de Berlanga de Duero y llega hasta Arenillas, donde culmina. 
A juicio de López la solución es evidente y pasa por una reforma integral de la red de suministro que llega hasta la población, ya que la actual «viene de la época de Franco y es tan antigua que no soporta la presión actual, de modo que se cae constantemente». Tras casi medio siglo de vigencia, la línea se ha quedado obsoleta y los postes están ya muy dañados por el paso del tiempo a la intemperie, por lo que «es sencillo, hay que cambiar el cableado, porque es antiquísimo, de los años 70, y poner postes nuevos». 
incidencia tras incidencia. Tanto los vecinos como el propio alcalde a nivel oficial se han puesto en contacto en varias ocasiones con la compañía suministradora, Iberdrola, para pedir una solución. No obstante, hasta ahora, no ha habido resultado. «Te dicen que abren incidencia y que lo van a arreglar lo antes posible, y ya», sintetiza López.  Pero «cada mes y medio, o antes, tenemos corte de luz. Y cada vez que hay tormenta, también. Se cae una fase (porque al pueblo vienen varias fases)y la mitad del pueblo se queda sin luz y la otra mitad no. Pero como el motor trabaja más al caerse una fase, al final acaba cayendo todo y afecta a todo el pueblo, que se queda sin luz al completo», denuncia el alcalde. 
En todas las ocasiones hay la pertinente llamada a la compañía distribuidora alertando del apagón y «apertura de incidencia», pero sin mayor efecto. «Te dicen que apuntan el número de incidencia de la reclamación y así se queda la cosa. Pero ya no queremos que abran mas incidencias, queremos que pongan una línea del año 2000 -ni siquiera una línea de 2020, una del 2000-,  una línea que no se caiga cada dos por tres», insta su alcalde. 
Cuando hay una incidencia y los vecinos sufren daños materiales (como la pérdida de los productos congelados), la compañía permite la reclamación de los daños provocados por el apagón, admite López. Pero también ahí se topan con un problema añadido. 
sin cobertura.  «En teoría, esos daños lo cubre Iberdrola, pero el proceso para solicitarlo es tedioso y nos pidieron que lo hiciéramos por Internet», rememora el alcalde de Arenillas, quien admite que «parece de broma que digan algo así teniendo en cuenta que parte del vecindario es población mayor que no se maneja con Internet pero, también, teniendo en cuenta que aquí andamos justitos de cobertura, por lo que es imposible hacer ese trámite por la red». Este periódico ha podido comprobar que tanto la cobertura móvil como de Internet es deficitaria en la zona.
reunión el día 30. La línea eléctrica en cuestión parte de Berlanga de Duero y sigue por Paones, Alaló y Lumías hasta llegar a Arenillas. Es una línea que solo suministra a estas poblaciones y, entre todas, no llegan al centenar de vecinos. En Arenillas, el municipio más poblado de la zona, viven 53 vecinos. En Alaló no llegan a la decena en invierno y en Lumías rondan los cuatro, mientras que en Paones permanece buena parte del invierno vacío.
Son conscientes de que la falta de población es una losa que dificulta hacer presión ante la compañía, por lo que el alcalde ha pedido la mediación de otras instancias mayores. Según anuncia López tras reunirse esta misma semana con el subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre, está previsto que el próximo miércoles, 30 de septiembre, se celebre una reunión con responsables de la compañía eléctrica y con los subdelegados de Soria y Burgos para tratar, entre otros, el problema de suministro eléctrico que sufre Arenillas. 
compromiso de iberdrola. Desde la compañía suministradora de energía anuncian que hay prevista una inversión en la línea para mejorar el servicio en la zona: «i-DE, la distribuidora de Iberdrola, está llevando a cabo desde 2016 distintos proyectos de adecuación de tendidos eléctricos para protección de la avifauna así como de mejora de sus instalaciones eléctricas en la zona - Retortillo, Berlanga de Duero, Altos de Barahora-», aseguran, al tiempo que avanzan que i-DE «seguirá trabajando en este sentido en la renovación completa de la derivación de la línea eléctrica que suministra a los municipios de Lumías y Arenillas para reforzar la seguridad de suministro». El «objetivo último» es, asumen desde la distribuidora, «mejorar la calidad de servicio que ofrece a los clientes del entorno». En respuesta a las preguntas de El Día de Soria al respecto de la situación del servicio en Arenillas, desde Iberdrola aseguran que «la compañía seguirá haciendo un importante esfuerzo inversor en las labores de mantenimiento y renovación de las instalaciones eléctricas de la zona por un importe de más de un millón de euros en los próximos años».