scorecardresearch

Ante el Carnaval más soriano

N.Z.
-

Cultura cierra el programa pero Bárez anuncia ya que la idea este año es dar protagonismo a «grupos, asociaciones y empresas de Soria»

Ante el Carnaval más soriano

La pandemia sigue amenazando las fiestas y tradiciones y, ahora, la sexta ola ha puesto en un aprieto la celebración de los Carnavales de este 2022, previstos para finales de mes (el 25 de febrero es Viernes de Carnaval y el 2 de marzo Miércoles de Ceniza). 

El Carnaval más famoso de España, el de Santa Cruz de Tenerife, ya ha anunciado que se trasladará al verano. En el plano más cercano, el Ayuntamiento de El Burgo de Osma decidía hace unos días cancelar la celebración de los Carnavales «en un acto de responsabilidad». Desde el Consistorio burgense justificaban este acuerdo en que buena parte del programa se desarrolla en un espacio cerrado, el Centro Polivalente Juvenil, con lo que ello supone de dificultades para controlar el cumplimiento de las medidas COVID. Además, explicaban, asumían esta cancelación «con la vista puesta» en poder salvar en el futuro la celebración de la Semana Santa y la fiestas de la Virgen del Espino y San Roque, eventos con mayor arraigo en El Burgo de Osma. 

En la ciudad de Soria, sin embargo, habrá Carnaval. El Ayuntamiento de Soria ha decidido dar un paso al frente en este camino hacia la nueva normalidad en convivencia con el virus y, «con todas las precauciones y restricciones que se precisen», se programarán actos desde el Jueves Lardero, 24 de febrero, coincidiendo con el calendario escolar, según confirma el concejal de Cultura del Consistorio soriano, Jesús Bárez, quien ya prepara el programa de actos, que se presentará la próxima semana. 

Tras analizar la situación con Alcaldía, «se ha decidido organizar un programa para Carnaval que recoja, sobre todo, los hitos esenciales:el pregón, los conciertos al aire libre, el desfile de disfraces (con premios económicos para los mejores diseños, para incentivar así que la gente se siga disfrazando, porque es un elemento clave del Carnaval), y el entierro de la sardina», avanza el edil de Cultura.

El programa será sencillo pero incluyendo lo esencial y, además, será un programa donde «primarán los actos y espectáculos de calle», para minimizar así el riesgo de contagio. No obstante, habrá también actos en interiores donde, eso sí, «se controlará el cumplimiento riguroso de las normas COVID». Con esta previsión, en el Ayuntamiento están convencidos de que los Carnavales de 2022 serán unas fiestas seguras. Tienen además la experiencia de la Cabalgata  de Reyes que, recuerda Bárez, ya se realizó también con una fórmula similar, con un recorrido de calle, y «se celebró con total normalidad». 

Serán las primeros Carnavales de la ciudad en pandemia (ya que el año pasado se suspendieron) y será el Carnaval «más soriano», destaca el concejal. Porque aunque la organización va a recaer íntegramente en el Ayuntamiento de Soria, se pretende contar con «grupos, asociaciones, colectivos y empresas de la ciudad vinculadas al mundo de la cultura y el espectáculo». «Vamos a tratar por todos los medios que este año los principales protagonistas sean grupos y entidades de la ciudad. Merece la pena que sean los propios ciudadanos los que recuperen el Carnaval como una tradición que tiene ya mucha raíz en esta ciudad», justifica Bárez.

La amenaza de la COVID ha hecho que la decisión se haya aplazado hasta esta semana y el calendario se ha echado encima, por lo que «ya no da tiempo» a organizar el tradicional concurso para el cartel de Carnaval. Por ello, el trabajo «se encargará a un diseñador local». 

La idea es que la próxima semana el programa de Carnaval de Soria para 2022 esté cerrado, con la intención de llevarlo a la Comisión de Cultura Ciudadana, donde el edil espera «contar con el apoyo de todos los grupos» ya que «vamos a hacerlo con todas las garantías y buscando que poco a poco se vaya recobrando la normalidad y, para ello, nada mejor que unas jornadas de Carnaval, donde reina la convivencia y el buen humor, fundamentales para superar esta situación tan dura y triste» como la que ha traído consigo la pandemia.