scorecardresearch

Percusión soriana a todo ritmo en Brasil

Sonia Almoguera
-

El profesor Jorge Jiménez fue invitado a impartir en este país dos talleres dirigidos a docentes en los que mostró la labor que realiza en el Aula de Música del IES Machado

Percusión soriana a todo ritmo en Brasil

En Brasil, la música y la sonoridad «son increíbles» por lo que, destaca Jorge Jiménez, profesor del Aula de Música del Instituto Antonio Machado de la capital soriana, formar parte de una experiencia docente internacional que le ha llevado a impartir dos cursos el pasado mes de enero en este país iberoamericano ha sido no sólo gratificante en el plano profesional, sino también en el personal. «Estoy feliz», asegura. Río de Janeiro, bajo el título 'Música y movimiento', y Sao Paulo, en el marco del V Festival Internacional de Juegos musicales para educadores, fueron las sedes de estos dos seminarios en los que el perfil de Jorge Jiménez vinculado a la percusión realizada con objetos cotidianos e insólitos encajaba a la perfección en un cuadro docente en el que también figuraban grandes pedagogos musicales locales como Estévao Marques o Uirá Kuhlmann, entre otros, y en una actividad musical 'free COVID' y segura para los participantes. 

Su elección para participar en estos dos cursos es un reconocimiento a su trayectoria profesional, pero también «al trabajo que hacemos en el Instituto [Machado] y en Soria», asegura Jiménez encantado de ejercer de 'embajador' de la labor educativa que se desarrolla en este centro lectivo. «Aquí estamos ya más acostumbrados a hacer música con desatascadores, con minicontenedores, cubos o bolsas de basura», detalla, pero allí ha causado sensación. «En Brasil hay nivelón musical. Allí se aprecia, se respeta la música y forma parte de la educación de los niños», argumenta. 

Reconoce, no obstante, que el principio tenía sus dudas sobre si aceptar o no la invitación a participar en estos talleres por el idioma, aunque también en esta ocasión ha tenido la oportunidad de comprobar que la música, al fin y al cabo, es un lenguaje «universal». «Les mirabas a los ojos, veías su fuerza y cómo ésta iba generando una gran energía y te ibas creciendo», destaca. La lengua no fue un obstáculo en ese sentido. Eso unido al hecho de que ha tenido la suerte de toparse con «grandísimos docentes» ha contribuido a que estos dos cursos hayan sido tan enriquecedores. «No he visto gente más agradecida», insiste. 

Apostar por la música en la enseñanza, asegura Jiménez, debería ser vital en los planes de estudio en estos tiempos «en los que cada vez parece que estamos más sordos y con más ruido» . Porque, no sólo puede vincularse trasversalmente a otras materias educativas, sino que también ayuda al desarrollo personal. «La música es una herramienta educativa y también socializadora», estima.

próximos eventos. La de Brasil ha sido su segunda experiencia internacional como docente tras su participación en 2019 en un festival de claqué en Montpellier (Francia) y siempre que surja la oportunidad, indica, estará encantado de formar parte de este tipo de proyectos. En España, participará en el Foro Nacional de Educación que se celebrará en Badajoz del 24 al 26 de marzo.