Casado niega que se oculten datos sobre fallecidos

SPC
-

La consejera recuerda que el criterio es el de comunicar los muertos confirmados por la prueba PCR y asegura que se prevé homogeneizar criterios

Imagen del exterior de un hospital de la Comunidad. - Foto: Ical

«Nadie trata de ocultar nada. Ni el Gobierno, ni las autonomías». La consejera de Sanidad,Verónica Casado, no quiso dejar ayer ningún resquicio de duda y negó tajantemente que se oculten o maquillen los datos de personas fallecidas por coronavirus en Castilla y León y en España. La responsable sanitaria afirmó que «con prueba y sin prueba» se conocerá el número real de fallecidos, para lo que la Junta ha pedido la colaboración del Instituto Legal y Forense. Durante la rueda de prensa telemática para informar de la evolución del Covid-19, Casado, ante el debate surgido por algunos partidos de que no se ofrecen datos reales y no existe transparencia, manifestó que «nadie trata de ocultar» las muertes, sino que el criterio del Ministerio es de comunicar los fallecidos confirmados por la prueba PCR de detección molecular, informa Ical.
Por ello, indicó que ha solicitado al Ministerio que se informe del fallecimiento no solo de los positivos, sino de los que mueren con síntomas compatibles con el virus, una estadística que elabora y publicará la Junta en el Portal de Datos Abiertos y para la que se ha pedido la colaboración del órgano forense. Tras manifestar que la Junta no hace ninguna estimación real de fallecidos, como si ocurre con los pacientes positivos y posibles registrados en Medora, la consejera aseguró que «con prueba y sin prueba» se conocerá el número real de fallecidos en hospitales, residencias de mayores y domicilios y apuntó a los certificados de defunción en los que se recoge la causa clínica del deceso. 
«No tener la prueba ni una autopsia no descarta que una persona tenga en un certificado fallecido con sospecha de coronavirus, la prueba te sirve para detectar pero el diagnóstico clínico ha sido fundamental», avanzó, tras lo que insistió en que los certificados de defunción corroborarán si había sospecha del virus.
Además, descartó contar con instalaciones externas para fallecidos, como ocurre en Madrid, por considerar que, aunque se ha barajado, la Comunidad no está en esa situación ni habrá un colapso en las funerarias. 
Antes del 14 de marzo

Sanidad realizará el test a pacientes que acudieron a consulta en los centros de salud u hospitales con síntomas gripales antes del 14 de marzo para conocer si han tenido la enfermedad de Covid-19 o si son positivos, en cuyo caso, una vez curados, tendrían el carné de inmunidad. Además, avanzó que se hará test rápidos en todas sus residencias sociosanitarias para conocer su situación, por lo que será uno de los pocos sectores en el que se generalizará el uso de los test rápidos en la Comunidad, que también se aplicará a sanitarios y servicios esenciales.
Por último,  Casado recetó a los ciudadanos alimentación equilibrada, ejercicio físico y «no viajar tanto a la nevera», excepto por fruta, junto con la contención social ya que «no hay permiso para salir a la calle». La consejera avisó, como lo hizo también el martes, que se observa un «cierto grado de relajación» en las medidas de confinamiento y solicitó «prudencia y cautela», ya que, pese al inicio de una desaceleración en los casos, no hay «permiso para salir a la calle» y esta vigente el estado de alarma.
«Lo peor sería recaer, sería malo para todos», aseveró Casado, que se dirigió a pacientes crónicos para que sigan con sus tratamientos y si observan síntomas o empeoran que acudan a los centros de salud de la Comunidad,