scorecardresearch

Alquiler profesional: se busca nicho de mercado

Agencias
-

El sector calcula que actualmente faltan más de dos millones de inmuebles en renta en España para equilibrar la oferta y la demanda en los próximos 15 o 20 años

Los fondos consideran que aún hay margen de negocio y es buen momento invertir en inmuebles para personas que no pueden acceder a un piso en propiedad. - Foto: AYUNTAMIENTO DE MADRID

Con una cuota de mercado del 5% en España, el sector profesionalizado del alquiler busca su nicho de mercado y aspira a expandirse en los próximos años gracias al apetito inversor de los fondos internacionales y a que ha conseguido una capacidad operativa suficiente para intentar competir con el pequeño propietario tradicional.

«Una clave para poder crecer era la capacidad, que no existía y hoy existe. En los últimos años hemos desarrollado esa capacidad y hoy se dan las condiciones para que el mercado pueda crecer», constata el director general de Negocio de Gestión Patrimonial de Servihabitat, Juan Carlos Álvarez.

El sector estima que en España faltan más de dos millones de viviendas en alquiler para equilibrar la oferta y la demanda en los próximos 15 o 20 años, lo que representa poner un 50% más de inmuebles para arrendar en el mercado, donde actualmente hay unos cuatro millones de residencias.

Esto explica el interés inversor por producir este tipo de inmuebles, a través del llamado modelo build to rent (promociones enteras que se construyen para alquilar), como señaló la directora de ventas de Savills Aguirre Newman, Susana Rodríguez, en el foro de debate de la feria inmobiliaria Sima 2021.

Por su parte, Javier Rodríguez-Heredia, socio de Azora, una de las empresas pioneras que lleva desde 2003 gestionando, produciendo y poniendo en el mercado vivienda en alquiler, calcula que producir 2,5 millones de pisos en las próximas dos décadas «supone un esfuerzo de creación de 300.000 millones de euros, equivalente al 30% del PIB español, y tener que estar bombeando 50.000 millones en los próximos 20 años».

Hasta el momento, tanto fondos de inversión, como administraciones públicas y promotoras han anunciado que, de aquí hasta 2028, van a construir proyectos por un total de entre 80.000 y 90.000 viviendas de build to rent, el paradigma de la gestión profesionalizada.

La directora de gestión de alquiler de Solvia, Mayca Llorens, considera, sin embargo, que la gestión de carteras «atomizadas» merece la misma calidad y atención que las de build to rent.

Precisamente, la escasa oferta y lo poco profesional del arrendamiento en España es lo que llevó a DWS (gestora controlada por Deutstsche Bank) a entrar el año pasado en este mercado -con siete edificios de 1.500 viviendas-, a la espera de que se termine de perfilar el nuevo modelo de vivienda social, a la que su director para España y Portugal, Manuel Ibáñez, augura un papel «muy importante» en los próximos años.

Kronos Homes es otra de las grandes promotoras nacidas en el nuevo ciclo inmobiliario que el año pasado anunció una plataforma con un fondo norteamericano de 1.000 millones para 1.400 viviendas y que maneja la «cifra mágica» de 5.000 viviendas en cinco años.

 

Seguridad jurídica

Para todas estas compañías lo peor es la «incertidumbre» que genera a los inversores la futura ley de vivienda socialista, porque necesitan un mercado más allá del corto plazo.

El que fuera alcalde de Barcelona (1996-2006) y actual presidente de la Asociación de Propietarios de Viviendas de Alquiler (Asval), Joan Clos, asegura que en España «el dinero no es el problema, es la seguridad jurídica», por lo que insiste en llamar al PP y al PSOE a que «aprovechen el momento histórico y lleguen a un acuerdo para hacer una buena ley que dure 15 o 20 años».