La carne comercializada con marca blanca tiene listeriosis

EFE
-

La Junta confirma que los productos de Comercial Martínez León dan positivo en la bacteria y que se vendían con la misma presentación que los comercializados por Magrudis pero sin distintivo alguno para su identificación

La carne comercializada con marca blanca está mal etiquetada. Foto de archivo - Foto: ANICE

La carne mechada de la empresa Magrudis comercializada como marca blanca también estaba contaminada con la bacteria listeria, según han confirmado de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.
Así lo han verificado los análisis preliminares realizados a las muestras de carne mechada de Magrudis distribuida por Comercial Martinez León, que ha dado positivo por listeriosis.
La Junta informó este viernes de que una "pequeña cantidad" de esta carne comercializada como marca blanca fue inmovilizada y que fue detectada en un comercio de la localidad sevillana de Brenes.
Además, la carne está mal etiquetada, según ha informado la Junta de Andalucía a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad.
Así lo constata el último informe de la Agencia sobre el brote causado por listeria, que afecta a más de 200 personas y ha causado al menos una muerte -se investiga una segunda, la de un enfermo terminal con presencia de la bacteria-, en el que precisa que ha tenido conocimiento a través de la Junta de que se trata de un producto comercializado "sin marca comercial alguna", lo que supone "una importante deficiencia de comercialización y etiquetado".
La Junta ha confirmado que el producto tiene la misma presentación que el comercializado por Magrudis, pero no aparece en el etiquetado marca alguna y solo se referencia la información nutricional, según la Aesan.
Para Sanidad, este hecho es "una gravísima deficiencia de comercialización con un etiquetado incorrecto, que en modo alguno permitiría ser comercializado, y al usuario o consumidor final que lo adquiere vincularlo con el producto de Magrudis asociado al brote, aun siendo el mismo producto que el objeto de la alerta que se activó el día 16 de agosto".
En la situación actual del brote, esta deficiencia tiene una "muy especial trascendencia para la salud", para los técnicos del Ministerio, y puede entenderse que se trata de una praxis "no ajustada a norma" al vender al consumidor final producto destinado a canales profesionales, lo que propicia un "riesgo innegable para la salud".
Ante esta situación, la Aesan insiste en la importancia de adquirir únicamente productos correctamente etiquetados en los que se pueda conocer quién es el responsable de su puesta en el mercado.