scorecardresearch

Los jugadores se echan a la calle

Sara Borondo
-

Niantic recupera el espíritu de su éxito de realidad virtual en España con un safari en la ciudad de Sevilla

Los jugadores se echan a la calle - Foto: Marc Vollmannshauser

La realidad aumentada experimentó uno de sus mejores momentos en el verano de 2016 con el lanzamiento de Pokémon GO, un juego para móviles desarrollado por Niantic que despertó una apasionada caza de pokémon por parte de millones de jugadores móvil en mano, llegando a colapsar algunos parques y calles a determinadas horas. 

El juego no ha perdido fuelle, ha superado las 1.000 millones de descargas en las tiendas de Apple y Google y sigue contando con millones de jugadores; el verano pasado llegó a los 5.000 millones de euros de ingresos con los micropagos que sirven para agilizar parte del juego, aunque no son necesarios. Ni siquiera la pandemia alteró un juego que está concebido para jugarse en la calle y en el que para progresar hay, sobre todo, que andar mucho. Niantic se inventó los pases remotos para poder competir en gimnasios que estaban a unos pocos kilómetros de la ubicación del jugador y creó eventos sin una localización específica. El año pasado, según se fueron levantando las restricciones al movimiento, fueron volviendo los actos que sí requerían estar físicamente en un sitio concreto. Hace unos días se celebró el primero de estos eventos fuera de EEUU y el Reino Unido, y la elección fue en el sevillano Parque de la Alameda, donde más de 20.000 personas se concentraron en el Safari Pokémon Sevilla.

El juego va volviendo así a sus orígenes y prescinde de la jugabilidad a distancia. «La exploración, fomentar el ejercicio, es lo más importante para nuestra empresa, nuestro proyecto gira en torno a esta idea. Ahora que hemos salido de la pandemia tenemos que mantenernos fieles a ese objetivo, aunque estamos siempre hablando con la comunidad para ver qué desean», afirmó a este diario Philip Marz, director de los eventos en vivo de Pokémon GO en Europa. 

Los jugadores se echan a la calleLos jugadores se echan a la calle

En eventos físicos como el Safari celebrado hace unos días el 40 por ciento de los asistentes proceden de la zona que los acoge y el resto llega a través de avión procedente de todo el mundo, sobre todo de EEUU y la costa oriental de Asia. 

Antes de la pandemia, Niantic pidió a ayuntamientos, organismos de turismo y lugares de todo el mundo que se ofreciesen a celebrar eventos de este estilo, y Sevilla presentó una propuesta avalada por la comunidad de jugadores y los gestores del parque que convenció al estudio. 

Cuando Niantic elige un emplazamiento, personaliza la experiencia de juego que vivirán quienes compren la entrada. En este caso, se podían conseguir pokémon poco habituales, incluso en sus codiciadas versiones variocolor, relacionados con la cultura mediterránea, sobre todo con los trabajos de Hércules como Ponyta por el robo de las yeguas de Diomedes, Taurus por la doma del toro de Creta o la versión primaveral de Deerling por la cierva de Cerinea. Como un homenaje más, también se pudo cazar Oricorios, famosos por su pose flamenca. Además, en el parque había distintos escenarios para combates entre jugadores, hacerse fotos con Eevee y Pikachu o con un Snorlax gigantesco que dormitaba entre olivos. 

Los jugadores se echan a la calleLos jugadores se echan a la calle - Foto: Marc Vollmannshauser

Las citas continúan con el Pokémon GO Fest, que se celebrará este verano a nivel mundial ,y nuevos safaris en Liverpool (Reino Unido), Filadelfia y San Luis (EEUU). 

ARCHIVADO EN: Sevilla, España, Apple