Un once de gala para defender el liderato

SPC
-
Un once de gala para defender el liderato - Foto: Toni Albir

El Barcelona recupera a todos sus titulares para medirse al Eibar en un duelo que tiene que servir a los de Valverde para consolidarse en el primer puesto de la clasificación

Tras su inesperado tropiezo en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Levante (2-1), con un equipo plagado de suplentes, el Barcelona recupera hoy, ante el Eibar (18,30 horas/BeIn LaLiga), su mejor once para completar la primera vuelta como líder de la Liga.
En el Ciudad de Valencia descansaron Ter Stegen, Messi, Suárez, Piqué, Jordi Alba, Rakitic y Arthur, y empezaron en el banquillo Sergi Roberto y Lenglet.
Estos nueve futbolistas estarán, casi con toda seguridad, sobre el césped cuando el árbitro pite el inicio. Y completarán el once Busquets y Dembélé, quienes sí jugaron los 90 minutos ante el Levante.
El técnico, Ernesto Valverde, no podrá contar, una jornada más, con los lesionados Samuel Umtiti, Thomas Vermaelen y Sergi Samper, y tampoco con Munir, traspasado al Sevilla por 1,05 millones de euros.
Ante el Eibar, el cuadro azulgrana buscará encadenar su sexta victoria en el campeonato. Y es que, desde que empatara en el Wanda ante el Atlético (1-1) el 24 de noviembre, ha ganado todos sus partidos: Villarreal (2-0), Espanyol (0-4), Levante (0-5), Celta (2-0) y Getafe (1-2).
Esa buena racha, que ha venido junto a una mejoría de juego, sobre todo en la parcela defensiva, ha consolidado a los culés en el liderato y les ha permitido proclamarse campeones de invierno, pase lo que pase, pues le saca cinco puntos al ‘Atleti’, el segundo clasificado.
Por su parte, el Eibar visita el Camp Nou con el objetivo de intentar puntuar por primera vez ante los azulgranas, después de ocho derrotas en Liga, todas ellas por dos goles o más de diferencia.
Los de José Luis Mendilíbar quieren repetir la gesta de hace unas semanas ante el Real Madrid, al que golearon en Ipurúa (3-0), pero hacer algo parecido ante el Barça, esta vez a domicilio, se antoja una empresa harto complicada.
En cualquier caso, y pese a la dificultad del partido, el cuadro ‘armero’ sabe que necesita al menos puntuar para no verse en la zona baja de la tabla, algo que conllevaría nervios y ansiedad para las próximas jornadas.
No se espera que Mendilíbar cambie el esquema, salvo la entrada de Oliveira por Ramis, lesionado.