Cero autocrítica de los políticos sorianos ante el 10-N

Fernando Orte
-

Los representantes de los partidos nacionales valoran la falta de acuerdo para la formación de Gobierno que aboca a España a nuevas elecciones generales

Los representantes sorianos de los distintos partidos políticos nacionales han valorado la situación nacional tras la falta de acuerdo para la formación de Gobierno, que aboca a España a nuevas elecciones generales el próximo 10 de noviembre. Ninguno ha hecho autocrítica.

El presidente de la Junta de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco, ha culpado de lo ocurrido a Pedro Sánchez, y ha puesto como ejemplo su Ejecutivo de coalición con Ciudadanos. Ha dicho que "hay que dejar aparte las posturas personales y partidistas pensando en las personas", y ha añadido: "necesitamos un Gobierno que sea capaz de abordar problemas como la financiación autonómica". En este sentido, ha advertido que exigirá al próximo Ejecutivo los 440 millones de euros que el Estado adeuda a la Comunidad Autónoma.

El delegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, ha indicado que "por parte del Gobierno se han hecho todos los intentos posibles". "No se puede achacar a este Gobierno la voluntad de haber podido llegar a acuerdos, han sido múltiples las ofertas que se han hecho", ha asegurado.

Cero autocrítica de los políticos sorianos ante el 10-NCero autocrítica de los políticos sorianos ante el 10-N - Foto:

Por su parte, Benito Serrano, presidente de la Diputación de Soria y en representación del PP ha opinado que "el que se lleguen a una repetición de elecciones me parece un fracaso general". "Como ciudadano, me parece un fracaso del sistema", ha añadido.

Desde Ciudadanos, el vicepresidente de la DPS, Saturnino de Gregorio, ha comentado que "no nos gusta para nada, lo temíamos mucho, hicimos una oferta de última hora para abstenernos, pero la cerrazón y el deseo de Pedro Sáchez por nuevas elecciones" ha propiciado esta situación.

Por último, la procuradora del PSOE, Virginia Barcones, ha declarado "tenemos la conciencia tranquila" y ha tachado a Podemos de "falta de altura". "Tenemos esa tranquilidad de que no se pueden hacer gobiernos a cualquier precio, como el que estamos viendo en Castilla y León, que en estos pocos meses se está demostrando que es un desastre y hay que anteponer el interés general a cualquier interés de partido ", ha sentenciado.