scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Yolanda se reinventa

14/06/2022

Yolanda Díaz vive la política según le van las cosas, aprovecha las oportunidades que se le ofrecen, tanto en Galicia como en Madrid, y sube peldaños cambiando de apoyos, socios y amigos.

En Galicia fue llevada a las alturas por políticos de larga trayectoria, y en Madrid fue Pablo Iglesias quien la apadrinó, amadrinó y la elevó a las alturas, nada menos que a la vicepresidencia del gobierno. Ella se portó regular con él, de hecho el propio Iglesias dijo no hace mucho que se sentía traicionado por su pupila. Ahora, ante el reto andaluz, se han amigado, a pesar de que Yolanda apareció en Málaga de la mano de Errejón, el gran adversario de Iglesias. En Cádiz, Iglesias mitineaba ofreciendo su apoyo al proyecto de Yolanda. Situaciones así son habituales en la política cuando se están jugando los cuartos, los votos, los escaños.

Hace una semana, Yolanda Díaz vagueaba cuando le pedían que hiciera campaña en Andalucía y repetía que su idea era iniciar un proceso de "escucha" con otras fuerzas políticas. El acercamiento con y de Errejón parece que le ha insuflado ánimo, así como las declaraciones del canario Alberto Rodríguez, que perdió su escaño por un problema judicial y que no acaba de recuperarlo. Al final, la foto de Valencia cambia de cromos. Colau y Oltra son sustituidas por Errejón y Rodríguez. De momento. Personas muy cercanas a Yolanda Díaz cuentan que la vicepresidenta lleva días entusiasmada por lo que percibe a su alrededor, y que se ve ya como la gran líder de la izquierda. Incluido Podemos. Es más, se ve incluso como líder del PSOE, es perfectamente consciente de que Pedro Sánchez está perdiendo fuelle, terreno … y perspectivas de continuar en La Moncloa.

Su estrategia está siendo exitosa. Ha consistido en potenciar más su imagen personal que política, con cierta insistencia en su ideología comunista y su sintonía como el sindicalismo. Y, también, presentarse como la gran interlocutora con los empresarios. Aunque si conociera la versión de los empresarios sobre su papel como negociadora se llevaría una sorpresa.

Ha decidido mojarse en Andalucía. Se ha hecho de rogar, pero finalmente ha accedido a participar en la campaña. Con Errejón, un puntazo para ella y para su famosa plataforma, que podría ser finalmente partido, Sumar. A ver cómo acaba la historia, porque todo lo relacionado con Yolanda Díaz, sus idas y venidas, soy o no soy de Podemos, soy solo de Izquierda Unida pero tampoco demasiado, ahora me reúno, ahora escucho, ahora me acerco a Belarra y demás peripecias de todos conocidas, la han convertido en una figura de relieve. Más por lo que no es que por lo que es, porque al final no se sabe lo que es y quiénes son sus compañeros de viaje.

Lista es, si no lo fuera no habría llegado tan alto. Pero que tenga una cabeza política excepcional y un proyecto innovador es otra cosa.