Santamaría, el último bastión de Rajoy, abandona la política

SPC
-

Perder las primarias contra Pablo Casado frenó sus aspiraciones de liderar la formación

Santamaría, el último bastión de Rajoy, abandona la política - Foto: Juan Carlos Hidalgo

De acumular más poder que nadie a dejar la política. Soraya Sáenz de Santamaría, que durante casi 20 años ha sido la mano derecha de Mariano Rajoy, sigue también ahora sus pasos, emprende una nueva etapa, y deja el camino libre al nuevo presidente del PP, Pablo Casado.
Lo hace con dolor, porque la política era «su vida», como aseveró en más de una ocasión, la última, cuando perdió el Congreso del partido en favor de un joven Pablo Casado que supo aunar a todos los enemigos que forjó en su etapa como vicepresidenta.
Y es que Sáenz de Santamaría sí logró el apoyo de la militancia, un orgullo que se llevará a la tarea que emprenda ahora, lejos de los medios, de los focos y del Congreso, porque deja también su acta de diputada. Solo será militante.

Ha tardado casi dos meses en hacer pública la decisión de bajarse del barco, los mismos en los que se ha especulado sobre si Casado le ofrecería algún puesto de salida en las listas para las próximas elecciones o con el relumbrón suficiente para continuar. La exvicepresidenta no ha encontrado cabida en el proyecto de Casado y da el paso definitivo. Ella aseguró que ha hecho una «profunda reflexión» y que su salida es lo mejor para el PP, para su familia y para ella.
Esta abogada del Estado, vallisoletana de 47 años, lo fue todo o casi todo en el Gobierno de Mariano Rajoy. Era la sucesora natural del líder y su salida pone fin al llamado marianismo.