scorecardresearch

El Casino volverá a pedir el reconocimiento BIC

Sonia Almoguera
-

El presidente de la entidad, Adolfo Sainz, reclama apoyos para conseguir el reconocimiento y la protección para este lugar que, insiste, también «es paisaje machadiano»

El Casino volverá a pedir ser BIC - Foto: VALENTIN GUISANDE

No piensa rendirse, sobre todo, porque el presidente del Casino Círculo Amistad Numancia, Adolfo Sainz, está convencido. «Creo que nos lo merecemos», recalca. Por historia, «siempre unida a la de la propia ciudad desde hace 173 años», por ser punto de encuentro de los sorianos durante generaciones desde 1848, por ser clave en la difusión de la cultura (el año pasado, incluso pese a la pandemia, acogió más de 70 actividades), por ser lugar de inspiración poética para personajes literarios como Gerardo Diego o Juan Antonio Gaya Nuño, por formar parte también del «paisaje machadiano». El Casino de la capital soriana quiere que todo esto se reconozca a través de su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Lugar Histórico. Lleva luchando por ello más de ocho años en dos intentos fallidos que ni siquiera «han obtenido contestación» por parte de la Junta de Castilla y León, lamenta Sainz. A pesar de ello, el Casino volverá a intentarlo una tercera vez en breve, «en cuanto podamos convocar una asamblea de socios y aprobarlo», avanza el presidente de la más que centenaria institución. «Una vez vino el alcalde de Collioure, quedó fascinado y dijo que en Francia sería impensable que un sitio como el nuestro no estuviera protegido», añade. Como el primer edil de la localidad en la que falleció el poeta Antonio Machado, que durante tres años fue socio y tertuliano de este Casino, son muchos los que quedan maravillados con este espacio que continúa manteniéndose «casi» como lo conoció el autor de ‘Campos de Castilla’ a su llegada a la capital soriana en el año 1907. Sin embargo, Sainz sigue sin explicarse cómo no han conseguido recabar el apoyo suficiente para que el Círculo Amistad Numancia sea nombrado BIC. La reciente declaración de la ermita de San Saturio y el antiguo Palacio de la Audiencia, tras 42 años de tramitación, le da algunas «esperanzas», aún sabiendo que el caso es distinto, puesto que el Casino en ninguno de los dos intentos realizados en 2013 y en 2017 en la Comisión Provincial de Patrimonio consiguió el suficiente apoyo de sus miembros como para que el expediente fuera incoado inicialmente. 

el duro golpe de la pandemia. No se rinde, pero hay momentos en los que Sainz se deja arrastrar por el desánimo. Sobre todo porque la institución está atravesando uno de los peores momentos de su (larguísima y cargada de vicisitudes) historia. La pandemia de COVID-19 ha asestado un duro golpe a esta institución sociocultural que se sufraga a través de las cuotas de sus miembros. En este año y medio de pandemia el Casino ha sufrido 153 bajas relacionadas con el coronavirus, un fatal contratiempo del que está resultando difícil reponerse. «Cuesta hacer socios nuevos» en estas circunstancias, explica Sainz. Además, dadas las limitaciones sanitarias, han dejado de cobrar el canon al bar, «que apenas tiene clientela» en estos momentos, apunta.

Lo fácil, añade el presidente del Casino, sería rendirse, aceptar ofrecimientos como el que hace unos años recibió para instalar en la planta baja un bazar chino o una cafetería. Así se acabarían las preocupaciones económicas de la entidad, «pero ya no sería el Casino de Soria», alega. Precisamente por eso, para que se preserve su integridad histórica, reclama su declaración como BIC. «Primero por el reconocimiento que supondría para lo que ha significado y lo que significa en la ciudad. Segundo, para que no venga uno y reforme el edificio sin preservar su interior. Tercero, para no pagar el IBI, que actualmente se nos lleva gran parte del presupuesto, 10.000 euros», añade. «La gente se está movilizando por el cerro de los Moros porque forma parte del paisaje machadiano, y me parece bien, pero no hay nada más machadiano que el Casino. Es triste que nadie se dé cuenta y que no nos apoyen», subraya Adolfo Sainz. «Aquí la gente sólo se lamenta cuando ya es demasiado tarde», sentencia. «Quizá seamos los últimos románticos», sentencia, pero desde la Junta Directiva del Casino seguirán luchando para lograr la declaración BIC.