scorecardresearch

El porcino apuntala al sector ganadero soriano

A.I.P.
-

Las explotaciones de cerdos suponen el 75% de los 167 millones de producción animal al año. Aporso asegura que la Junta tiene "paralizados" 16 proyectos desde hace un año

Imagen de archivo de una explotación porcina - Foto: Eugenio Gutiérrez

En pleno debate sobre las denominadas 'macrogranjas', en un momento de precampaña electoral en Castilla y León, los ganaderos se muestran incómodos por el uso interesado y la manipulación de datos, a favor o en contra, que se está realizando en torno a un sector que históricamente lucha por sobrevivir. En el punto de mira están el porcino, por su evidente expansión, y otros proyectos polémicos, como la vaquería de Noviercas promovida por la Sociedad Cooperativa Valle de Odieta. Más allá de opiniones e interpretaciones, según los datos del Anuario de Estadística Agraria de Castilla y León correspondiente a 2020, la producción animal en la provincia de Soria aporta 167,77 millones de euros al año, de los que 124,94 millones (el 75%) proceden de las explotaciones porcinas, mientras que las aves generan 13,24 millones; el ovino y el caprino, 12,04 millones; aves, 11,22 millones; y equino, 0,13 millones. Asimismo, los productos animales (leche, huevos y otros) representan 5,25 millones de euros.

Si se cotejan las mismas estadísticas de la última década se comprueba cómo el crecimiento de las explotaciones de cerdos sustentan la producción animal y el incremento de sus cuentas económicas. Hace diez años, el porcino generaba 92,42 millones de euros en la provincia, por lo que en este periodo de tiempo su 'facturación' se ha incrementado en más de un 35%. Sin embargo, la suma total ha crecido desde 2010 en un 27%, pero hay que tener en cuenta que otras cabañas ganaderas han sufrido una merma sustancial. Es el caso del ovino y del caprino, que llegó a aportar 23,50 millones a la producción animal provincial hace una década, mientras que el último balance arroja la cantidad de 13,24 millones, lo que evidencia un futuro incierto de la continuidad de los rebaños de ovejas y cabras en territorio soriano.

Por otra parte, cabe poner el acento el repunte del bovino que refleja el último anuario autonómico publicado, que calcula en 12,04 millones su producción anual, tras varios años de caída. De hecho, es la cifra más elevada de la década. No obstante, cabe reseñar el descenso de la producción de leche, que generó 1,07 millones en el último año publicado y alcanzó 1,36 millones diez años antes.

Y también está en expansión la cría de aves, cuya producción económica se ha duplicado, ya que en 2010 ascendió a 5,25 millones y en la última anualidad de la que se disponen datos la cifra asciende a 11,22 millones de euros. Sin embargo, la producción de huevos genera menos ingresos, con 1,91 millones hace una década, y 1,47 en 2020.

Además, hay que tener en cuenta en el cómputo total la producción de servicios, que representaron 9,71 millones, y otras producciones (transformación de la leche, de la caza...), 27,15 millones.

MENOS OVEJAS, MÁS CERDOS

La evolución del censo ganadero soriano desde 2006 a 2021, según las cifras proporcionadas por el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Soria, son un claro reflejo de cuál es la apuesta en lo que se refiere a producción animal y también de la sociedad, cada vez más urbana y alejada, asimismo, del medio rural. La provincia, en la que la trashumancia y el ovino marcaron su historia, comprueba cada año cómo merman los rebaños de ovejas. Concretamente, en 2006 el número de explotaciones registradas ascendía 767, con un total de 338.471 animales (reproductoras y cebo), mientras que el año pasado había 441 explotaciones y 164.177 cabezas. La media por rebaño también evidencia la deriva: 441 ovejas hace dieciséis años y 372 en el ejercicio pasado. La diferencia no es muy grande lo que implica que las que resisten son las explotaciones de mayor tamaño y los pequeños ganaderos de ovino han cesado su actividad. Hay que reseñar que en el último año la cabaña ovina perdió 4.700 animales y se contabilizan 17 explotaciones menos entre 2020 y 2021.

En cuanto a la expansión del ganado porcino, en 2006 había 253 granjas de cochinos con 431.149 animales (48.079 reproductoras y 383.070 plazas de cebo), mientras que el año pasado funcionaron 208 explotaciones con 450.526 cerdos (52.565 madres y 397.961 para cebo). La cifra más alta de plazas porcinas se registró en 2018 con un total de 496.546 (204 instalaciones) y en los tres últimos años se ha ido produciendo un ligero descenso progresivo (486.546 en 2019; 489.546 en 2020; y 431.149 en 2021). Hay que puntualizar que el pasado ejercicio lo que descendió fue el número de plazas de cebo, con 33.280 menos en comparación con el año anterior, mientras que aumentaron las reproductoras, con 3.260 más.

De lo que más se habla es del crecimiento del porcino, pero también se ha producido un aumento considerable en la dimensión de las explotaciones avícolas. Así las cosas, si en 2006 el número de granjas de este tipo ascendía a 156 con un total de 348.370 animales, el año pasado estaban en funcionamiento 24 con nada menos que 678.739 aves. En este caso, la media por explotación ha pasado en este periodo de 2.233 por negocio a 28.280, por lo que se ha multiplicado casi por trece.

Asimismo, el vacuno ha acusado una reducción tanto en explotaciones como en cabezas, aunque en 2021 ha experimentado un repunte en animales respecto al año anterior. De esta manera, en 2006 en Soria existían 360 ganaderías con 21.597 reses (14.139 madres y 7.458 plazas de cebo), mientras que   al cierre del año pasado estaban en marcha 300 con 17.750 vacas y terneros. En comparación con 2020, han incrementado las plazas de cebo, en particular, pasando de 2.749 a 4.179, mientras que también anota una leve subida las reproductoras, de 13.497 a 13.571 (hay cuatro explotaciones menos que el año anterior).

Las cifras del bovino en la provincia de Soria ponen de manifiesto que de salir adelante el proyecto de la vaquería de Noviercas promovido por Valle de Odieta con 23.500 vacas de leche, el futuro inmediato de la ganadería vacuna cambiará por completo, ya que un sola explotación albergará 5.750 vacas más que las otras 300 explotaciones sorianas.

Por completar el censo ganadero soriano, hay que señalar que existen 138 explotaciones caprinas (128 en 2006) con 4.812 plazas (4.283 hace 16 años); permanecen 155 negocios equinos con 1.426 animales (240 y 1.725, respectivamente, en 2006); seis granjas cunícolas con 29.029 conejos (16 con 51.020 en la anualidad de 2006); y 180 instalaciones apícolas con 10.021 colmenas (207 y 16.671, en 2006).

UN AÑO DE ESPERA

La normativa medioambiental y ganadera que tienen que cumplir las explotaciones porcinas es «exigente» y dilata «demasiado» en el tiempo las nuevas iniciativas empresariales ganaderas. De hecho, el presidente de la   Asociación Provincial de Productores de Ganado Porcino de Soria (Aporso), Miguel Ángel Ortiz, lamenta que «la Junta tiene paralizados 16 proyectos en Soria desde hace un año por todos los requisitos que hay que cumplir», lo que implica, asimismo, que esta situación «ralentice» la construcción segunda fábrica de piensos de Copiso» en el polígono de Valcorba, para la que la sociedad cooperativa soriana tiene prevista una inversión de diez millones de euros. «Están pendientes de si estos proyectos salen o no. Si no hay animales suficientes...», apunta.

Así, el presidente de Aporso avanza que los productores están pendientes de una reunión con los responsables de la Administración autonómica para abordar la situación en la que se hallan estas iniciativas ganaderas y otras que están en tramitación.

Ortiz admite que la encendida polémica en torno a las llamadas 'macrogranjas' daña la imagen del sector porcino. «Existe mucho desconocimiento, en parte por culpa nuestra porque hasta hace poco nos olvidamos de cómo se nos ve [...] Pero no hay que olvidar que los ganaderos votamos; y los trabajadores de la ganadería, también. Para algunos esto es un juego, para nosotros es el pan de nuestros hijos», asume.

No obstante, los planes de desarrollo del porcino en Soria no se detienen y Aporso «sigue trabajando» en el proyecto de una planta de biogás, «para dar una segunda vida a los purines», que supondrá una inversión de más de 15 millones de euros.