scorecardresearch
Alfredo Vallejo

Alfredo Vallejo


Nada en demasía

24/09/2022

Hace unos días, paseando por La Dehesa, evoqué esta advertencia del Oráculo de Delfos con una mezcla de tristeza y admiración.
Dos abuelos, con cara sonriente y renqueando al andar, me llamaron poderosamente la atención; él llevaba en brazos a un niñito precioso. Ella empujaba el carrito de llevar niños cargado con tres paquetones que lo llenaban todo.
Les pregunté por el motivo de ir como iban. 
- «Hemos ido a comprar los libros para mi nieto, va al cole dentro de unos días; abultan y pesan más que el niño. Nos cuesta entender muchas cosas. Nos parece una barbaridad. Pero…»
Supongo que el rapaciño  iría a párvulos, pues estrenaba cole; por cierto, iba más contento que unas castañuelas  en brazos de su renqueante y feliz  abuelo.
 No pude evitar una reflexión amarga en mi fuero interno. ¿Nos estaremos volviendo todos locos?
No hay que olvidar que el templo de Delfos fue erigido en honor de Apolo, dios de la Sabiduría, de la mesura, del equilibrio. Del Sentido Común al fin. 
Con sus máximas esculpidas en piedra educó durante más de mil años a la juventud del pueblo más sabio de la Tierra, que es cimiento de Europa y origen de la Gran Civilización Occidental.
Y hoy…, el consumo menos inteligente  rige tiránicamente nuestras vidas; nos esquilma, nos aliena, no quita toda libertad, nos «está comiendo» por dentro y por fuera. Y sobre todo, no nos hace más felices en absoluto.
Tradicionalmente la Escuela suponía una pieza de corrección de los desvíos sociales y de los malos instintos de los hombres.
¿Hoy, los sistemas educativos al uso en nuestra sociedad, pretenden aupar al hombre hacia una dignidad y libertad mayores?
¿Los libros hoy, incluso en la escuela, sólo son peso y volumen … y gasto?

   ¡Qué lejos está Delfos!

ARCHIVADO EN: Libros, La Dehesa