Las granjas se asientan para "abrir escuelas"

EDS
-
Las granjas se asientan para "abrir escuelas"

El sector porcino defiende que las granjas no llegan para hundir el medio rural sino para "levantar y activar los pueblos". Aporso y Caja Rural firman un convenio con el objetivo de que Soriactiva asesore a los ganaderos para cumplir la normativa

El presidente de la Asociación de Productores de Porcino de Soria (Aporso), Miguel Ángel Ortiz, defendió hoy que las granjas de cerdos no vienen a hundir el medio rural sino “a levantar y activar los pueblos, abrir escuelas y apoyar la economía” en provincias que sufren la despoblación.

Al respecto aseguró que con cada empleo que crea el sector porcino en el medio rural se generan otros seis indirectos y uno de ellos femenino, y agregó que la normativa restrictiva y "garantista" por la que se rigen, preserva el medio ambiente. “Los casos en que las granjas entran en conflicto con zonas vulnerables son puntuales y escasos en Soria”, precisó.

Los representantes de la Fundación Soriactiva de Caja Rural y la Aporso firmaron hoy convenio para asesorar a los socios ganadores, que participaron además en una jornada técnica sobre la ordenación sectorial y normas medio ambientales exigibles al sector.

Miguel Ángel Ortiz afirmó que el porcino es un sector sometido a una estricta legislación comunitaria, tanto sanitaria como medioambiental, que les obliga a cumplir con unas condiciones mínimas de ubicación para garantizar una correcta actividad ganadera conforme a la normativa vigente en materia de higiene, sanidad y bienestar animal y medio ambiente. “La legislación nos conlleva a un mayor compromiso ante las mayores exigencias de los consumidores”, dijo.

En enero de 2018, en Soria, según Aporso había 208 granjas de cerdo con 446.656 plazas de cebo y 43.750 cerdas reproductoras, siendo la tercera provincia en la Comunidad en cuanto a número de cabezas, por detrás de Segovia y Salamanca.

En este sentido, Miguel Ángel Ortiz manifestó que, atendiendo a estos datos y la extensión de la provincia, en Soria "caben más granjas", y añadió que el colectivo, incluso, lucha porque la normativa sea más restrictiva y aumente la distancia entre explotación y explotación para garantizar, aún más, los requisitos medio ambientales y de higiene animal.

En Castilla y León, hay alrededor de 4.756 granjas de cerdos, y más de cuatro millones de animales. En concreto, en 2017, exportó 143.757 toneladas con un valor económico de 356, cinco millones de euros. “A nivel mundial, España es la cuarta potencia productora (después de China, EEUU y Alemania), mientras que, a nivel europeo, España ocupa el segundo en producción con un 17,5% de las toneladas producidas”, apostilló.

Por su parte, el presidente de Caja Rural de Soria y de la Fundación Soriactiva, Carlos Martínez, defendió que el modelo de porcino español es el más exigente del mundo, ya que apuesta por un crecimiento ordenado y sostenible de las granjas, y precisó que esta dimensión es la que permite implantar innovación, eficiencia y manejos necesarios para la reducción de la huella de carbono, mientras aporta valor económico y social al medio rural.

“Con 800 millones de euros de facturación al año en Castilla y León y generando empleo estable y de calidad con 15.000 puestos directos, la mayoría en el medio rural. Constituye un elemento básico de la cadena alimentaria de manera que además de la salubridad de las instalaciones y animales ofrezca los productos elaborados que el consumidor adquiere”, remarcó.

El convenio establece que Caja Rural de Soria, a través de su Fundación Soriactiva, asesore con su personal -un total de 16 personas- al sector con el objetivo de que cumplan la normativa y no tengan penalización alguna. En este sentido, el director de la Fundación Soriactiva, Anselmo García, recordó que el sector está obligado a llevar un registro de su actividad y por ello tiene que tener cumplimentados el libro de purines, el archivo cronológico de residuos, realizar un informe ambiental anual, comunicar las emisiones en las explotaciones con autorización ambiental, cumplir con la condicional de las mejoras técnicas disponibles y las buenas prácticas ganaderas, según las distintas normativas.

Tras la firma del convenio, y por mediación de Soriactiva, se impartieron dos conferencias a los ganaderos de Aporso, una relacionada con la ordenación sectorial y otra sobre los requisitos medio ambientales, gases contaminantes, efecto invernadero y zonas vulnerables y mejoras técnicas disponibles.