Asalto a Burgos

S.Recio
-

El Balonmano Soria afronta la visita al líder a tres puntos de la primera posición y ante la máxima dificultad de doblegar a un rival que está imbatido

Asalto a Burgos - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

BM Soria.

Rodrigo Llordén reúne al equipo en mitad de la cancha del San Andrés. Los jugadores se colocan en círculo alrededor del técnico. Solo se escucha al asturiano bajo la atenta mirada de toda la plantilla. En ese discurso se habla del potencial del UBU San Pablo Burgos pero también de que las posibilidades de vencer  son reales, «tenemos que recuperar nuestra mejor defensa», «si conseguimos anular su contrataque estaremos en el partido». Son algunas de las consignas que repiten antes de trabajar con ellas. Llordén lanza un último mensaje, «máximo respeto, ellos son los favoritos pero confiamos en nuestras posibilidades». Con humildad y ambición a partes iguales, el BM Soria prepara el asalto a Burgos.
Ilusión. Con el paso de los años el Balonmano Soria se ha acostumbrado a afrontar este tipo de partidos, «llevamos un par de temporadas rondado los puestos de playoff y es el momento de dar un paso más», comenta uno de los dos capitanes, Javi Castillo. Su otro compañero de brazalete, Marcos Eguren, confirma esa nueva mentalidad, «el equipo es más maduro, ya conocemos estas situaciones y además la plantilla cuenta con un plus de calidad respecto a la temporada pasada», reconoce Castillo, «nosotros siempre hemos competido bien contra este equipo, es un derbi, algunos jugadores han pasado por aquí y eso motiva».
Mirando a la plantilla del Burgos, «hombre por hombre  son buenísimos pero esto es deporte y no tenemos ningún complejo, podemos hacerles frente». Coincide Eguren, «es un rival muy fuerte pero desde el respeto y la humildad, nos dejaremos todo en la cancha». El pivote recuerda que «otros años siempre decían que nos iban a ganar», de hecho dieron la sorpresa la temporada pasada venciendo a domicilio por 27 a 31, «pero cada partido es un mundo y todo puede pasar en 60 minutos».
Por plantilla y presupuesto el conjunto de la capital burgalesa apunta a liderar la clasificación, actualmente han ganado todos los partidos y doblegaron al Unión Financiera por 14 goles la semana pasada, «eso indica su gran nivel pero no tenemos miedo a nadie y tenemos una plantilla con suficiente calidad y experiencia para plantar cara y ganar».
Defensa. Aunque se enfrentan los dos mejores ataques de la liga anotando Burgos 34 goles por partidos y Soria 30 tantos, desde el conjunto amarillo apuntan a la defensa como la clave del encuentro, «ellos solo se han quedado en un partido por debajo de 30 goles», analiza Castillo, «a esto se suma que nosotros tenemos mejores resultados cuando recibimos menos de esa cifra, si tenemos un partido con guarismos bajos nuestras opciones aumentan muchísimo». De nuevo  Eguren lanza un discurso muy similar incidiendo en anular el mejor arma de los burgaleses, «tenemos que frenar como sea su primera oleada, hacer que no puedan utilizar su contrataque». Con esta fórmula «evitaremos goles rápidos y reduciremos su potencial ofensivo».
El Balonmano Soria tiene las ideas claras para afrontar su partido más importante en lo que va de temporada, el reto parece imposible, pero este club ya ha derribado varias barreras, ahora es el momento de romper un nuevo muro, será en Burgos.