#26M: La oposición valora la "cordialidad" de Martínez

EDS
-

Un año después del paso por las urnas, la oposición destaca el «clima cordial» en el arco municipal y pone en valor la colaboración durante la pandemia. Los grupos discrepan en la política fiscal y económica del equipo de Gobierno

#26M: La oposición valora la "cordialidad" de Martínez - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

La pandemia del coronavirus ha determinado, también, el devenir de la política municipal y el último tramo del primer año de legislatura. Y la COVID-19 seguirá protagonizando la vida  pública a todos los niveles durante mucho tiempo. El 26 de mayo se cumple un año de la celebración de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, de los comicios que le dieron al PSOE la tercera mayoría absoluta con un concejal más (12 en total), dejando al Partido Popular con seis representantes, dos para Ciudadanos y uno de Podemos.
La opinión generalizada de los portavoces de los grupos de la oposición es que el equipo de Gobierno, aunque no necesita del apoyo del resto de partidos para sacar adelante sus iniciativas, está abierto a la participación, aspecto que se ha reforzado durante el Estado de Alarma en el que se han convocado hasta dos juntas de portavoces de media a la semana y se ha dado cuenta de las medidas que se han ido adoptando para paliar las consecuencias de la crisis sanitaria.
«Lo bueno es la participación y se nos da la información. Todo lo que he pedido me lo han dado. No tengo ninguna queja», asegura el portavoz de Ciudadanos (C’s), Saturnino de Gregorio. Y en términos similares se pronuncia Javier Muñoz Remacha, portavoz del Grupo Popular: «El clima político es cordial, colaborativo. Tengo claro que no se puede trabajar con alguien si te llevas mal o con el que discrepes en todo». En este sentido, Marisa Muñoz, concejala de Podemos, alaba cómo se ha encarado la crisis de la COVID-19 ya que, por lo que conoce de otros consistorios también con representantes de la formación morada, «se ha actuado con más agilidad y más participación que en circunstancias normales».
Otra cosa es que se tengan en cuenta las propuestas que plantean los grupos de la oposición. La edil de Podemos se muestra, hasta ahora, «contenta» porque ha conseguido recabar el apoyo para alguna de sus iniciativas, con el respaldo unánime de la Corporación a la declaración de emergencia climática. 
El portavoz de Ciudadanos también pone algún ejemplo, como las alegaciones que se han tenido en cuenta en el proyecto de recuperación de las traseras de La Audiencia, que «se agradece». 
Sin embargo, en este aspecto, el portavoz de los ‘populares’ sorianos lamenta que las mayoría absoluta impide que se considere más a la oposición. «Puedo estar una semana preparando propuestas y no se admite ninguna, mi trabajo se va al garete. Porque una cosa es hacer política, discreparemos y nos enfrentaremos, pero a parte de las ideologías políticas, todos tenemos que aportar. No es que sea un ninguneo, pero sí es no cogemos las propuestas, pero luego ves que sí las retocan y las aplican. Tampoco cuesta nada reconocerlo. En cualquier caso, prudencia, sensatez y tender la mano. Lo que es bueno para tu ciudad hay que apoyarlo, venga de donde venga. Yo he visto propuestas de Marisa (Podemos) que las hemos hablado y me parecen bien», sintetiza.
La principal crítica por parte de la oposición, en particular del Partido  Popular y de Ciudadanos, es la política económica y de empleo del Gobierno municipal socialista. Coinciden en que se necesita un plan definido que permita atraer empresas a la capital soriana, así como la puesta en marcha, de una vez, del polígono de Valcorba y reforzar el apoyo al comercio y a la hostelería para que puedan sortear esta crisis.
También coinciden en la necesidad de reorganizar en funcionamiento administrativo del Consistorio soriano y abordar definitivamente todas las cuestiones que no están resueltas en materia de personal, como es la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).
Por último, los tres grupos, a pesar de las diferencias ideológicas que los separan, están de acuerdo en que es el momento de remar en la misma dirección, para salir cuanto antes y de la mejor manera posible del panorama crítico que, ha todo los niveles, ha provocado la pandemia.