scorecardresearch

10 de marzo. La nueva legislatura echa a andar

SPC
-

Las nuevas Cortes se constituirán en menos de un mes con la elección de los miembros de la Mesa, dando inicio a un plazo de 60 días para la investidura de un presidente de la Junta

Imagen de una votación en el Pleno de las Cortes. - Foto: Miriam Chacón

Las elecciones del 13 de febrero ya son historia en Castilla y León, y ahora la responsabilidad pasa de los votantes a los políticos. Un Parlamento que se constituirá el próximo 10 de marzo, a las 12 horas, según recoge el decreto de la convocatoria adelantada de las elecciones, con la elección de los seis miembros de la Mesa de la Cámara, presidente, vicepresidentes y secretarios. Antes, los procuradores electos (31 PP, 28 PSOE, 13 Vox, 3 UPL, 3 Soria Ya, uno Podemos, uno Cs y uno Por Ávila) deberán presentar en el Registro General de las Cortes la credencial expedida por la administración electoral y cumplimentar su declaración con examen de incompatibilidades, así como efectuar declaración notarial de su bienes patrimoniales y actividades económicas. 

La sesión constitutiva comenzará con la mesa de edad, formada por el procurador o procuradora electa de más edad, asistido en calidad de secretarios por los dos más jóvenes. Los partidos presentarán sus candidatos para la elección de los miembros de la Mesa, primero presidente, vicepresidentes y secretarios. La votación se realiza por medio de papeletas que los procuradores entregan al presidente de la mesa de edad para que sean depositadas en la urna.

En caso de que el propuesto o propuesta para el cargo no alcance la mayoría absoluta (41 escaños) se repetirá la votación entre los dos procuradores con mayor número de votos y resultará elegido el que obtenga la mayoría simple. Igual para la elección de vicepresidentes y secretarios, que resultarán elegidos por orden correlativo con el mayor número de votos. 

Una vez constituidas las Cortes en el plazo de 15 días se producirán los contactos por parte de la Presidencia del Parlamento con los grupos parlamentarios para proponer un candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, que sería elegido por mayoría absoluta en la primera ronda y mayoría simple en la segunda.  En caso de que no hubiera acuerdo para la elección de un candidato propuesto en el plazo de dos meses, las Cortes de Castilla y León quedarían disueltas automáticamente y se convocarían nuevas elecciones, escenario que ayer rechazó el candidato con más escaños, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco. 

Los procuradores en las Cortes de Castilla y León no tienen un sueldo, excepto lo que acuerden los grupos para quienes desarrollen la actividad en exclusiva, como miembros de la Mesa y direcciones de los grupos parlamentarios, mientras que el resto percibe dietas e indemnizaciones por la asistencia a plenos y comisiones.