scorecardresearch

Optimismo económico con recelo al aumento de costes

SPC
-

Los presidentes de Cámara España y del Consejo de Cámaras de Comercio presentan el estudio 'Clima empresarial de Castilla y León' sobre la perspectiva de las empresas y su opinión sobre fondos europeos, formación, digitalización e innovación

Imagen de archivo del Pleno del Consejo de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León. - Foto: Ricardo Ordóñez (Ical)

La mayoría de las empresas de Castilla y León se muestran optimistas ante la mejora de la situación económica y las cifras de empleo en España. Sin embargo, la percepción sobre los costes de la energía, materias primas y costes laborales consideran que empeorarán medio plazo y se muestran más pesimistas que la media nacional. 

Así se desprende del estudio 'Clima empresarial de Castilla y León', basado en la encuesta realizada por Sigma DOS para la Cámara de España, donde han participado 300 empresas de la Comunidad, entre las 2.150 del conjunto del país y en cuya selección se ha tenido en cuenta su tamaño y sector de actividad. 

Las conclusiones se estructuran en cinco áreas considerándose claves cambios y circunstancias productivas sobrevenidas a raíz de la pandemia como son las perspectivas a medio plazo, la digitalización e innovación; la formación; la internacionalización y los fondos europeos Next Generation EU.

Durante la presentación del estudio, el presidente de Cámara España, José Luis Bonet, destacó las dos grandes claves del documento. Por un lado, el optimismo de los empresarios ante el proceso de recuperación económica y su preocupación por la evolución del coste de las materias primas y la energía y la inflación. 

"Ese sentado de opinión nos indica que la reactivación no se puede considerar consolidada y es aconsejable extremada prudencia en las decisiones de política económica". "La recuperación está aquí pero no está consolidada", advirtió, al tiempo que consideró que "sería una lástima que el ánimo de los empresarios frente a la recuperación fuese perturbado por medidas que no sean buenas".

En este sentido, Bonet se refirió a dos cuestiones como la existencia de un "desfase" entre "lo que exigen los perfiles profesionales a lo que exigen las empresas y la formación que se dan a los alumnos". Por ello, alertó de la creciente dificultad de las empresas para encontrar perfiles profesionales adecuados a sus necesidades, "una realidad insostenible en un país con una tasa de paro superior al 15 por ciento que en el caso de los jóvenes se acerca al 40 por ciento". El 83,3 por ciento de las empresas reconoce que ha tenido dificultades para encontrar perfiles cualificados.

Por ello, aplaudió que Castilla y León esté "avanzando" en FP si bien apeló a que "habrá que hacer un esfuerzo en FP Dual". En esta línea, reiteró la necesidad de que las Cámaras "presionen" para que se logre un Pacto de la Educación para que "se recuperen valores relegados", así como para que la sociedad cuente con sus necesidades, sobre todo, en competencias digitales y de internacionalización.

Por otro lado, Bonet resaltó el alto grado de desconocimiento de las empresas respecto a los fondos Next Generation EU. "Es urgente revertir esta situación y reforzar la sensibilización de las empresas, principalmente las pymes, respecto a cómo acceder a los fondos", dijo. "Y, por supuesto, es fundamental que las pequeñas y medianas empresas conozcan estos fondos de recuperación que deben permitir un gran paso adelante en la modernización de nuestro país", agregó. Por ello, incidió en que las Cámaras de Comercio ofrecen su colaboración en esa labor de sensibilización e información a las pymes. 

FP y FP Dual

Por su parte, el presidente del Consejo de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León, Antonio Méndez Pozo, destacó la implicación de las empresas de la región en lo que respecta a la FP y FP Dual, un 55 por ciento, cinco puntos más que la media nacional, cifra que asciende hasta casi un 83 por ciento entre las empresas con más de 50 empleados e instó a "seguir trabajando para derribar ese muro que considera la FP de segunda o tercera categoría frente a la Universidad, pese a los elevados índices de empleabilidad que en Castilla y León rozan el 80 por ciento".

La FP Dual "no cierra puertas, las abre", dijo, mientras que la FP Dual "cualifica profesionalmente al alumnado aumentando su capacitación y dota de fortaleza al tejido empresarial y, por tanto, cimenta el futuro de nuestra Comunidad, una tarea en la que nos encontramos la red cameral", apuntó.

Méndez Pozo también hizo referencia a los ocho puntos que separan de la media nacional en lo que la internacionalización de las empresas se refiere, el 74,6 por ciento de las empresas no opera en el extranjero y un 32 por ciento está en condiciones de hacerlo. "Apoyamos que la internacionalización sea un proyecto colectivo nacional en el que se opere desde la cooperación, desde la especialización sectorial y la formación", subrayó. 

"Es cierto que nuestra base exportadora continúa aumentando, pero debemos ir un paso más allá en la implantación en el exterior, máxime cuando la salida al exterior ha sido clave para el sustento de la economía nacional", exclamó. También insistió en ofrecen la colaboración de las entidades camerales en esa labor de sensibilización e información a las pymes respecto a los fondos Next Generation EU y confió en que "cuando empiecen a llegar los fondos estemos preparados desde las empresas más pequeñas a las más grandes".

'Clima empresarial de Castilla y León'

Los empresarios consultados son más pesimistas que los del conjunto de España en sus previsiones sobre el coste de las materias primas y la energía, que un 87,2 por ciento considera que empeorará levemente o mucho. En cuanto a problemas incipientes, el coste de las materias primas y la energía es la principal dificultad que encuentran las empresas de la regió.

Lo es para el 52,4 por ciento, cinco puntos más que en el conjunto de España. Le siguen los costes laborales (24,3 por ciento), los problemas de aprovisionamiento (un 22,8 por ciento) y la escasez de mano de obra (un 22 por ciento). La escasez de la demanda afecta al 16,8 por ciento, mientras que la media nacional es del 21,9 por ciento, y los plazos de pago al 6,9 por ciento. 

Sobre los fondos aprobados por la Unión Europea para superar la crisis provocada por el COVID-19 conocidos como Next Generation EU, solo el 39,8 por ciento, de las empresas de la región los conocen y un 27 por ciento se plantean acceder a ellas, siendo las de menor tamaño las que muestran mayor desinformación. 

Por sectores, comercio es el que mejor conoce las ayudas europeas y declara mayor intención de solicitarlos. La intención de solicitar las ayudas de los fondos NGEU es del 36,7 por ciento, más alta que en la media de España. Además, las empresas de más de 50 empleados/as y del sector comercio declaran la mayor intención de solicitarlas (50,6 por ciento en ambos casos).

De igual modo sucede con aquellas que están de acuerdo o muy de acuerdo, tanto a nivel comunidad como nacional, con la posibilidad de que los fondos deben ir asociados a una agenda de reformas (46 por ciento) mientras que un 63,9 por ciento de las empresas en Castilla y León está de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que las compañías que más se beneficiarán de estas ayudas serán las grandes empresas, porcentaje muy similar al del total nacional.

Formación y cualificación

En otro aspecto, el formativo, el 66,1 por ciento de las empresas de la región dispone de un plan de formación, frente al 69,1 por ciento del total nacional. En función de su tamaño, el porcentaje de empresas con plan de formación crece hasta el 82,9 por ciento entre las empresas con más de 50 empleados. En cuanto a sectores productivos, destaca el 73,9 por ciento de las empresas de construcción seguido de servicios (68,2 por ciento), industria (67,2 por ciento), hostelería (65,8 por ciento) y comercio (56,5 por ciento). 

En lo referido a personal cualificado, el 83,3 por ciento de las empresas ha tenido alguna vez dificultades para encontrar perfiles cualificados con frecuencia. Mientras que, por su parte, 78,8 por ciento de las empresas españolas ha tenido problemas análogos. Aunque tanto la mayoría de las empresas de Castilla y León como las del conjunto de España señalan incidencias para encontrar personal cualificado, un 14,2 por ciento de las empresas de Castilla y León no ha tenido nunca problemas en encontrar empleados con perfiles adecuados, frente a un 19 por ciento en el conjunto de España. Los puestos que más cuesta cubrir son los relacionados con las áreas de producción y operaciones y de ventas, logística y oficios.

El 47,7 por ciento de las empresas de Castilla y León colabora con la formación de alumnos en prácticas frente a un 42,2 por ciento que hace lo propio en el conjunto de España. Por lo que se refiere a la FP Dual, el porcentaje de empresas que colabora con este tipo de formación es prácticamente idéntico al del conjunto de España. El 80,7 por ciento de las empresas de más de 50 empleados/as colabora con la FP y la FP Dual. Esta proporción desciende hasta el 51,4 por ciento en las empresas con entre 11 y 50 empleados. Por el contrario, un 19,1 por ciento no colabora en estos programas por desconocimiento de estos.

Digitalización, innovación, internacionalización

Para el 86,8 por ciento de las empresas la digitalización es un elemento fundamental para ser más competitivo dentro del ecosistema empresarial, aunque con diferencias en cuento al tamaño y sector: las de más de 50 empleados/as le conceden más importancia (86,9 por ciento) y las de empresas de servicios distintos al comercio y la hostelería (81,8 por ciento) y de construcción (80,7 por ciento). 

Las herramientas de gestión contable (92,1 por ciento), página web (87,7 por ciento) y herramientas de procesos y recursos (78,7 por ciento) son las que más se emplean, mientras que el comercio electrónico y herramientas de posicionamiento acaparan el 44 por ciento y 36,4 por ciento respectivamente.

Tanto en el conjunto de España como en Castilla y León, casi la mitad de las empresas destacan la falta de presupuesto como una de las principales dificultades a la hora de mejorar el nivel de digitalización. En el caso de Castilla y León, la falta de empleados con las competencias necesarias es algo que afecta al 37,1 por ciento de empresas cuando en el conjunto de España es reseñado por el 42,2 por ciento.

En lo que respecta a la innovación, como vitamina necesaria para ganar competitividad, según el tamaño de las empresas casi dos de cada tres empresas de más de 50 empleados disponen de plan de innovación. Por sector de actividad, destaca el porcentaje de empresas con plan de innovación en el comercio (48 por ciento) y la industria (45,1 por ciento), mientras que hostelería se encuentra en el 19,5 por ciento. Globalmente, en la Comunidad, el 38,1 por ciento de empresas dispone de una estrategia de innovación, un porcentaje casi idéntico al del conjunto de España.

Tres de cada cuatro empresas reconocen no estar internacionalizada. El 28,6 por ciento de las empresas precisa apoyo económico para poder operar en el extranjero, el 19 por ciento identificar oportunidades de negocio concretas y el 11,4 por ciento apoyo en la estrategia de internacionalización. En términos comparativos, destaca que el 9,9 por ciento de empresas necesitaría poder identificar posibilidades de inversión en el extranjero, frente al 5,8 por ciento en el conjunto de España.