Sindicato y patronal abordarán este año siete convenios

Ana I. Pérez Marina
-

1.132 empresas tendrán este año nuevo convenio colectivo en la provincia. Los sindicatos confían en el desbloqueo de los acuerdos de serrerías y carpinterías, desde hace cuatro años paralizados. Comienza la negociación en comercio y siderometalurgia

Nuevo convenio colectivo para cerca de 8.000 trabajadores - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

Organizaciones sindicales y patronal encaran en este 2020 la negociación de siete convenios colectivos en la provincia de Soria que afectarán a 1.132 empresas y a cerca de 8.000 trabajadores. Los representantes de los trabajadores reiteran la exigencia de que se cumpla el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva suscrito a nivel nacional con la CEOE  (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y con Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), ratificado también por Cecale (Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León). «No es de obligado cumplimiento, pero marca unas pautas y unas bases para negociar los convenios colectivos», sostiene el secretario general de CC. OO. en Soria, Javier Moreno.
Así las cosas, está previsto que este 21 de enero se firme el convenio  de lavanderías y tintorerías, negocios que con anterioridad se regían por el acuerdo de comercio, si bien, en esta ocasión, se ha negociación con la asociación sectorial, aclara Álvaro Torres, secretario de Acción Sindical de CC. OO. en Soria. En este  caso, afecta a diez empresas y 40 empleados. Unos días después, el 27 de  enero, se firmará el convenio de oficinas y despachos, en el que ya existe un preacuerdo y que incumbe a  300 empresas y 1.200 trabajadores.
Por otra parte, este jueves arranca la negociación de dos convenios que están estancados desde hace más de cuatro años: serrerías y carpinterías. Caducaron el 31 de diciembre de 2015, pero desde entonces no se habían producido avances. «En general, la negociación colectiva va retrasada en Soria», apunta el secretario de Organización de UGT Castilla y León, Óscar Lobo, en alusión a estos  dos sectores de la madera y también al de comercio, cuyo convenio expiró el 31 de diciembre de 2018. 
Según los datos de la Seguridad Social que manejan los sindicatos, correspondientes a hace cuatro años, Soria cuenta con 85 serrerías y 300 empleados, mientras que están contabilizadas 95 carpinterías/ebanisterías con un total de 800 trabajadores. «Es posible que sean menos», apostilla Javier Moreno, ya que precisamente en los últimos años el sector de la madera ha sido uno de los más castigados en la provincia.
En el caso del comercio, con 300 empresas y 1.300 trabajadores, está previsto que este lunes 20 de enero se constituya la mesa de negociación para renovar este convenio que tendría que haberse abordado en el pasado ejercicio.
metal. El «más importante» de los convenios colectivos que se tratarán este año en Soria, coinciden los representantes de las organizaciones sindicales, es el de las industrias siderometalúrgicas por el volumen de empresas implicadas, 300, y de empleados, 4.200. «Se dan realidades muy distintas en este sector, desde los pequeños talleres hasta las fábricas más grandes de Soria», comenta el secretario general de Comisiones Obreras.
Y, también en este 2020, los sindicatos confían en renovar el convenio de panaderías, en el que se enmarcan 42 empresas y 120 trabajadores. En este caso, aún está pendiente fijar fecha para constituir la mesa de negociación.
Cabe señalar que tres de estos siete convenios acumulan retraso, como los ya mencionados de serrería y carpintería, los que más tiempo llevan bloqueados, pero tampoco se abordó el año pasado, como correspondía, el de comercio. Además, los dos acuerdos de lavanderías y tintorerías y de oficinas y despachos están ya negociados, a falta solo de rúbrica y publicación para su entrada en vigor. De esta forma, puede decirse que el de las industrias siderometalúrgicas y el de panaderías, ambos caducados el 31 de diciembre de 2019, son los que se incorporan al escenario de negociación laboral de 2020 en la provincia.
contexto. El marco en el que, según los sindicatos, deben encararse los convenios colectivos es el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, vigente hasta final de 2020, que contempla el salario mínimo de 1.000 euros brutos al mes (14.000 euros al año) y la recomendación de incrementar las retribuciones un 2% fijo, más el 1% en función de la productividad. Moreno precisa que desde el 1 de enero de 2019 los convenios tienen que recoger los 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y se refiere a la labor a desempeñar por parte de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social para comprobar la «actualización de las tablas salariales sin negociar» que tienen la «obligación» de aplicar el SMI.
Por su parte, el secretario de Organización de UGT Castilla y León pone de manifiesto que el incremento salarial medio en los convenios de ámbito superior a la empresa en Soria no alcanzó en 2019 el 2% y se estancó en un 1,95%, mientras que Castilla y León la subida se quedó ligeramente más baja, en un 1,82%, y a nivel nacional aumentó un 2,35%, según los datos provisionales de la Estadística de convenios colectivos del Ministerio de Trabajo.
Asimismo, Javier Moreno subraya que al nuevo Gobierno, CC. OO. le pide que se incremente el SMI hasta los 1.200 euros mensuales a lo largo de esta legislatura, tal y como recoge el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos.
Moreno también alude a la derogación de aspectos de la reforma laboral vinculados directamente a la negociación colectiva, como la ultraactividad, es decir, que los trabajadores no se queden sin convenio de aplicación si no se negocia uno nuevo. «En algunos sí negociamos cláusulas que prorrogaban esos convenios, pero el problema son los que no la contemplaban», aclara. Además, significa que los sindicatos piden que se actúe sobre la prevalencia de los convenios colectivos, ya que desde la reforma laboral de 2012 «la ley permite que los convenios de empresa empeoren las condiciones de los sectoriales», mientras que con anterioridad los acuerdos de ámbito inferior siempre eran para mejorar los superiores.
«Todas las subidas salariales se están negociando por encima del 0,9% y no se va a firmar nada por debajo del 2%», advierte el secretario de CC. OO.